miércoles, 12 de agosto de 2020

JENGIBRE CONFITADO


Hoy os comparto una receta a la que le podries dar muchísimas utilidades, porque le dará una chispita diferente a muchos de vuestros postres.

En este post os comparto como confitar el jengibre y en los próximos días os compartiré una receta  en la que los utilizaré.
Una vez confitados duran muchísimas semanas  y encima el almíbar que os salga lo podeis utilizar para otras recetas por ejemplo para hacer una compota de manzana o añadirlo en diferentes mermeladas.


Ingredientes

125 g de jengibre fresco
200 g de azúcar
250 g de agua



Preparación.

Pelaremos el jengibre y lo cortaremos en cuadraditos pequeños. Prepara
remos un cazo, colocaremos el jengibre a cuadraditos en el cazo y los cubriremos con agua. Llevamos el cazo al fuego y dejar que alcance ebullición, los dejaremos que hiervan 10 minutos.

Pasado ese tiempo escurrimos el jengibre  y los volvemos a colocar en el cazo, pero en este caso añadiremos el azúcar y el agua. Mezclamos  y ponemos a hervir a fuego medio- bajo hasta que alcance los 160ºC o en el caso que no tengáis termometro durante 30 minutos.

Sacamos los trozos de jengibre y los colocamos en papel absorbente, Por ultimo y de manera opcional pasamos o rebozamos  los cuadraditos de jengibre por azúcar.


Nos vemos pronto.
Besos.

jueves, 30 de julio de 2020

HELADO DE PISTACHO SALUDABLE


Buenas tardes galleter@s!!! Hoy os traigo uno de los helado más maravillosamente buenos ,saludables que he preparador hasta el día de hoy.
Os prometo que hasta yo que quedé sorprendida al probar el resultado final y al compararlo con el helado "no tan saludable" de pistacho no encontré apenas diferencias,  os juro que vais a alucinar con este helado.

Pero para darle la vuelta a la receta pensé en combinar la receta del lunes con la de hoy jueves y así no quedaban unos post excesivamente largos y así podías tener las recetas de manera individual , así que os dejo el enlace de las galletas de jengibre ( que también están de locura) AQUÍ LA RECETA.

Para decorar los sándwich helados opté por triturar pistacho y después rebozar los bodes o la parte de helado, pero podeis también bañarlos en un poco de chocolate que les darán un toque más goloso.



Antes de pasar a la lista de ingredientes os quería comentar que hasta el 7 de Septiembre no volveré por aquí y por el canal de Youtube, ya que tanto mi cuerpo como mi mente necesitas un descanso para volver con mucha fuerza en Septiembre. Porqué la situación vivida en estos últimos meses han sido muy duras a nivel emocional, personal, profesional.......y como vuelven o mejor dicho las curvas no se han ido con el tema covid y aún quedan muchos meses muy duros por los hospitales, he pensado que al menos parar por aquí para poder tomar aire.
Como  a nivel profesional no puedo disponer de una pequeña desconnexió ya que me estrené como sanitaria con el tema covid, a veces  a hay pensar con la razón y dejar un poco el corazón de lado.

Pero aunque este Agosto va ser de no para a nivel de mi trabajo principal o el que me dá de comer, tendré pequeños huecos para ir programando, probando y experimentado con la próximas recetas. 

Así que nos vemos en Septiembre y ahora ya os dejo con la lista de ingrediente.

Ingredientes

3 plátanos congelados
150 g de pasta de pistacho
155 g de anacardos en remojo
160 g de miel o sirope
80 ml de aceite de coco fundido
1/2 cucharadita de extracto de almendras (opcional)
1/2 cucharadita de extracto de pistacho (opcional)
1 pizca de sal




Preparación

Pondremos los anacardos en remojo unas 4 o 6 horas antes de realizar la receta. 
En el caso que no encontremos la pasta de pistacho la podemos hacer nosotros en casa triturando pistachos, retirando la cascara y que estos no estén salados, trituraremos hasta que obtengamos un polvo fino o hasta que obtengamos una especie de pasta.

En un procesador de alimentos que al menos tenga 1000W pondremos todos los ingredientes: los anacardos tiernos, los plátanos congelados, la pasta de pistacho, la miel o sirope, el aceite de coco fundido, los extractos y la pizca de sal.
Trituraremos  hasta que obtengamos una crema homogénea.

Ahora podemos hacer dos cosas.

Consumirla con cuchara, manteniendo el helado en un recipiente hermético en el congelador o en modo de sándwich helado.


Para realizarlo en modo sándwich, tenéis en el post anterior las galletas que he utilizado para esta receta y más arriba el enlace directo.

Prepararemos una bandeja de unos 23 cm forrada con papel de horno, vertemos la crema del helado y la extendemos por toda ella para que nos quede lisa y nivelada , tapamos el molde con film trasparente a piel y llegamos el molde al congelador unas 6 horas.

Al dia sacamos la bandeja del congelador y con la ayuda de un cortador redondo de unos 7 cm ( el que utilicemos para hacer las galletas), cortamos porciones de helado y lo introducimos entre dos galletas.

Como toque final podemos rebozarlos en pistacho o bañarlos en chocolate.
 

Para conservarlos en perfecto estado, los podeis colocar en un recipiente hermético como podeis ver en la foto de arriba.

Ahora os dejo con la receta en formato vídeo por si os surgen dudas o por si queréis ver la textura del helado.



Me despido hasta el 7 de Septiembre, os deseo un feliz verano.
Millones de besos galleter@s.




lunes, 27 de julio de 2020

GALLETAS DE JENGIBRE


Buenas tardes galleter@s esta semana os compartiré dos recetas, hoy lunes estas galletas de jengibre y el jueves un helado saludable, pero también juntaremos estas galletas con la receta de jueves  para acabar formando un sándwich helado de pura locura. Y esto os lo digo de todo corazón porque hasta yo sigo sorprendida con el resultado final al juntar ambas recetas.

Pero hoy vamos a centrarnos en la receta de hoy lunes, porque estas galletas son toda una delicia y así de manera individual también os encantarán.
Como veréis uno de los ingredientes principales de esta receta es el jengibre confitado ya que le dá un toque maravilloso a estas galletas y cuando te encuentras un trocito te da la sensación de comerte una chuche.
Así que antes de tentaros a  sustituir el jengibre confitado por jengibre en polvo os aconsejo que probéis la receta como está, porque es otro mundo.

Para esta receta he utilizado un cortador redondo de unos 7cm de diametro pero si queréis consumirlas de manera individual  podeis utilizar el cortador que más os guste. En el caso que queráis acortar los tiempos de refrigerado, una vez extendida la masa entre los papeles la podeis llevar al congelador durante 10 minutos.

Antes de pasar a la lista de ingredientes os quería comentar que en el blog tenéis la receta para preparar el jengibre confitado o dejo el enlace aquí (   ).


Ingredientes

100 g de mantequilla T.A
1 yema de huevo M (20 g)
25 g de azúcar glas
135 g de harina
23 g de jengibre confitado





Preparación

En el bol de la batidora batimos la mantequilla hasta que blanquee, añadimos el azúcar glas y mezclamos hasta que esté incorporado.
Añadimos la yema de huevo  y mezclamos hasta que esté incorporados.
Agregamos el jengibre confitado y la harina, mezclamos a velocidad baja hasta que obtengamos una masa homogénea pero no sobre batáis ya que en el horneado nos quedarán unas galletas muy duras.

Formamos una bola con la masa y la colocamos en film transparente. Llevamos a la nevera 1 hora.

Pasado ese tiempo sacamos la masa de la nevera y extremos entre dos papeles de horno con la ayuda de un rodillo a 1 cm de grosor. Llevamos la placa de masa nuevamente a la nevera pero antes la colocamos en una bandeja de horno para que quede planita, durante unos 30 minutos o 1 hora.

Ponemos a precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Sacamos la placa de la nevera y con un cortador redondo de unos 7 cm cortamos porciones de masa, las iremos colocando en la bandeja de horno forrada con papel de horno.

Llevar la bandeja al horno y hornear unos 10 minutos, una vez horneadas las colocaremos en una rejilla para que enfríen por completo.

La podemos conservar durante 1 mes en una lata para galletas.


Aquí os dejo la receta en formato vídeo por si os sugen dudadas durante la preparación.


Nos vemos el jueves con otra nueva receta.
Besos

miércoles, 22 de julio de 2020

PAVLOVA DE CEREZAS


Buenas tardes galleter@s!!! Esta semana os traigo un postre exquisitamente delicioso, esta maravilla es una perfecta idea como postre en estos días de verano y también es una idea diferente para salirnos de los helados.

En este post os enseño a realizar 3 preparaciones, 2 si quitamos la nata monta (algo que casi  sabe hacer hasta un niño de 3 años).
Primero realizaremos un coulis o una especie de mermelada / salsa de cerezas, en el caso que no os guste encontraros trozos de cerezas os recomiendo pasarla por el turmix pero en mi caso como quedó me pareció perfecta.
Por otro lado prepararemos un merengue francés al que daremos un poco de forma con la ayuda de una espátula y hornearemos con calma.

Y todas estas preparaciones las juntaremos para formar esta maravilla de postre.

Os aseguro que quién prueba una pavlova, sea de la combinación que sea, vuelve a repetir siempre que puede porque es uno de esos postres que se te queda en la mente como los coulants de chocolate.

Las fotos estan hechas de aquella manera pero espero que no lo tengáis mucho en cuenta, últimamente mi tiempo es reducido y supongo que el cansancio a nivel mental que llevo acumulado en estos últimos meses no dejan mucho espacio para la creatividad a mi mente. Supongo que muchos y muchas de vosotros estaréis igual que yo.... El trabajo, los niños en casa las 24 horas, el intentar tenerlos distraídos/ entretenidos, el confinamiento, la situación en general y todo el resto no dejan mucho animo/ creatividad/ energia.

Así que ahora os dejo con la lista de ingredientes y las diferentes preparaciones para que podáis disfrutar de este delicioso postre. Más abajo tenéis la receta en formato video.


Ingredientes (molde de 15cm)

·Coulis  o mermelada de Cerezas
400 g de cerezas
50 g de azúcar
1/2 zumo de limón

·Pavlova
125g de claras ( 4 claras)
125 g de azúcar
110 g de azúcar glas
1 cucharada de maicena
ralladura de 1/2 limón

·Nata montada
200 ml de nata para montar con el 35,1% M.G
50 g de azúcar




Preparación

Empezaremos preparando  el coulis o la mermelada de cerezas. Deshuesamos las cerezas y las vamos colocando en un cazo que más tarde llevaremos al fuego, añadimos el azúcar y el zumo de limón. Cocinamos a fuego medio bajo hasta que las cerezas extraigan todo su jugo, se reblandezcan y la mezcla empiece a espesar.
Dejamos enfriar mientras preparamos el merengue.


En un bol limpio y seco montamos las claras con la ayuda de unas varillas, cuando estas empiecen a espumar añadimos en forma de lluvia o poco a poco el azúcar blanco y la ralladura de limón. Montamos hasta que obtengamos un merengue firme.
Retiramos el bol de la batidora y tamizamos sobre el merengue el azúcar glas junto con la maicena o harina de maíz. Mezclamos con movimientos envolventes y con la ayuda de una espátula la preparación hasta que tengamos una mezcla homogénea.

Ponemos a precalentar el horno a 90º C con calor arriba y abajo con aire.

Preparamos una bandeja de horno.
Antes de forrar la bandeja con el papel de horno, dibujaremos un circulo de unos 15 cm en el papel colocaremos este boca abajo ( colocar el dibujo para que toque el lado de la bandeja no el lado de la pavlova ) y para que no se mueva el papel pondremos una pequeñas gotas de merengue en cada esquina del papel y lo fijaremos en la bandeja.

Vertemos el merengue dentro del circulo y  sin salirnos de el formaremos la pavlova,  para que nos quede como una especie de volcán  nos ayudaremos con una espàtula.

Llevamos la bandeja al horno y horneamos unas 2 horas. Dejaremos enfriar por completo el merengue antes de colocar el resto de preparaciones.

Por otro lado montamos nata con la ayuda de una batidora y la reservaremos para más adelante.

Ahora que ya tenemos todas las preparaciones y el merengue frio montaremos la pavlova.

En el orifico colocaremos el coulis de cerezas, encima colocaremos la nata montada y acabaremos de decorar la pavlova con cerezas y frutos rojos.


Aquí tenéis la receta en formato vídeo por si os surgen dudas o por si queréis ver la receta en "directo"


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Besoss

lunes, 6 de julio de 2020

CHEESECAKE DE ARÁNDANOS ( SIN HORNO)


Buenas tardes galleter@s!!! Volvemos a estar aquí otro lunes más, pero esta semana nos evadimos de los helados para seguir con recetas fresquitas.  Para esta semana prepararemos un  cheesecake sin horno, como ya habeis visto en el título y en la foto.

Este cheesecake es super versátil ya que lo podeis adaptar a la fruta que más os guste, como las fresas, frambuesas, etc. La única dificultad que encontrareis en esta receta, es a la hora de prepara el molde para que las paredes del cheesecake queden lisas y perfectas, el resto es ir  agregando y mezclando. Aunque he de puntualizar que tendréis que preparar una especie de mermelada con los arándanos o la fruta escogida y esta tendrá que estar a temperatura ambiente antes de añadirla a la masa.

La próxima semana no tendréis nueva receta por aquí ya que solo publicaré con el canal de Youtube, ya que la receta que compartiré es una de las recetas que más visualizaciones ha tenido en el canal y que he repetido cada verano en casa. Si queréis saber de que receta se trata os espero la semana que viene por Youtube para descubrir de que receta se trata.

Os dejo con la lista de ingredientes y la preparación de este delicioso cheesecake sin horno.


Ingredientes molde( redondo 15cm)

·Base
150 g de galletas hojaldradas
50 g de mantequilla derretida
1/2 cuchardita de canela

·Crema
400 g queso tipo philadelphia
6-8 láminas de gelatina ( 15 g)
300 g de arándanos frescos o congelados
180 g de azúcar
200 g de crem frecher

·Decoración (opcional)
50 ml de nata para montar con el 35,1% M.G
2 cucharadas de azúcar




Preparación

Empezaremos preparando el molde. En la base colocaremos papel de horno y en las paredes las forramos con acetato, ya que esto hará que las paredes del cheesecake queden perfectas.
Luego pasaremos a elaborar la base de nuestro cheesecake. En un procesador de alimentos colocaremos las galletas y las trituraremos, esto también lo podeis realizar colocando las galletas en una bolsa zip y pasando un rodillo por encima hasta que tengáis las galletas trituradas.

Añadimos la canela y seguidamente la mantequilla derretida, mezclamos hasta que obtengamos una textura de arena mojada y que al presionar con la espátula esta se compacte.

Vertemos la mezcla en el fondo del molde y con la ayuda de una espátula compactamos la preparación en el fondo del molde. Llevamos el molde a la nevera mientras preparamos el resto de la receta.

Ahora pasmos a prepara la crema.
Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría unos minutos.
En un cazo vertemos los arándanos y el azúcar, calentamos hasta que empecemos a obtener una especie de mermelada. Agregamos la gelatina hidratada y mezclamos hasta que esta se derrita. Trituramos la preparación con un turmix y dejamos que enfrie la preparación.

 En un bol amplio colocamos el queso crema, la creem frecher y mezclamos manualmente  o con la ayuda de unas varillas. Añadimos la preparación de arándanos.,vigilad que esta esté a temperatura ambiente, hasta que obtengamos la crema homogénea.

Vertemos  la mezcla sobre la base de galleta, movemos o damos unos golpecitos al molde  para que nos quede el cheesecake nivelado en el molde y llevamos el molde a la nevera un minimo de 6 hora o como en mi caso durante toda la noche.

Al día siguiente desmoldamos el cheesecake con mucho cuidado  retirando el acetato y colocamos el cheesecake sobre el plato decorativo para acabar decorándolo con nata montada y arándanos.

Para decorar el cheesecake he montado nata para montar y que esta esté bién fría, agregamos el  azúcar poco a poco en la nata, luego colocamos la nata montada en una manga pastelera con la boquilla que más os guste, en mi caso la 2B de wilton.


Y ya tenemos nuestro postre listo, os recomiendo en la nevera hasta que lo vayáis a consumir.



Aquí os dejo la receta en formato vídeo.



Nos vemos el próximo lunes con otra nueva receta..
Millones de abrazos.

lunes, 29 de junio de 2020

HELADO DE STRACCIATELLA


Buenas tardes galleter@s!! Empezamos con las recetas de polos y helados, no os imagináis las ansias que tenia de empezar a compartir todas estas recetas.
Así que empezamos con esta maravilla de helado de stracciatella que tenia millones de ganas de compartiros, ya que hace semanas que la preparé y la volví a  preparar hace unos días.

Como veréis más abajo solo necesitaremos 4 ingredientes y para esta receta sí que será necesario una heladera o un poco de paciencia para que nos quede muy cremoso.
Este helado lo podeis mantener en el congelador durante 2 semana, siempre y cuando no lo devoréis antes.

También os quería comentar antes de pasar a la receta que a partir de ahora. las nuevas recetas saldrán todos los LUNES por la tarde, así que a partir de ahora todos los lunes tenemos una cita.

Inauguramos con esta delicia de helado que a los peques y tan peques os volverá locos.Así que os dejo la lista de ingredientes y más abajo tenéis la receta en formato vídeo.

Ingredientes
100 g de chocolate blanco
200 ml de leche
200 ml de nata
50 g de chocolate negro



Preparación

Prepararemos un recipiente o bol para cocinar al baño maría. Colocaremos el chocolate blanco en el bol, en el caso que no lo tengáis en pepitas o grajeas lo trocearemos. Añadimos la leche y la mitad de la nata (100 ml), cocinamos hasta que tengamos el chocolate completamente derretido.
Retiramos el bol del baño maría y con un turmix acabamos de mezclar los ingredientes, esto nos hará que la mezcla baje de temperatura más rápido. Mezclamos hasta que empecemos a ver como espuma.

Por otro lado montamos el resto de la nata con las varillas pero solo hasta que obtengamos una nata montada ligeramente.
Incorporamos la nata montada a la mezcla del chocolate y removemos hasta que tengamos una masa homogénea.

Vertemos en un recipiente hermético y de cristal. Llevamos el recipiente al congelador durante 2 horas.

En el caso que no tengáis el chocolate negro troceado, lo podeis empezar a trocear con la ayuda de un cuchillo y en trocitos muy muy pequeños.

Cuando hayan pasado las 2 horas añadimos el chocolate negro y mezclamos para que toda la crema tenga chocolate.Llevamos nuevamente el recipiente al congelador y dejamos enfría unas 4 horas más.


Aquí tenéis la receta en formato vídeo.


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Millones de abrazos.