Mostrando entradas con la etiqueta Bizcochos & Tartas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Bizcochos & Tartas. Mostrar todas las entradas

lunes, 7 de enero de 2019

BIZCOCHO DE HARINA DE GARBANZO (Sin Gluten)


¡¡Muy buenos días y feliz 2019 ( aquí se añade el eco final)!!! Se cierra un 2018 lleno de momentos preciosos. Muchos momentos disfrutados en familia, momentos de risas, momentos de máxima locura y muchos momentos de poco sueño.
Ahora sería el momento de hacer una reflexión sobre el 2018, pero últimamente se me pasa la vida tan deprisa que a veces me cuesta colocar cada momento  en su posición. Supongo que esto le debe pasar a muchas madres que como yo, tienen críos pequeños, una no se imagina lo que es ser madre hasta que lo vives en tus propias carnes, cuando hace años atrás me hubiesen dicho que ser madre era esto lo habría puesto en duda mil veces pero ahora cuando me miro en el espejo veo lo que he llegado a cambiar tanto por dentro como por fuera y esto a sido gracias a saber lo que ser madre.

Así que, mi reflexión de este 2018 sería....Que el tiempo pasa tan rápido que a veces da vértigo mirar hacia atrás porque te dás cuenta que el futuro se convierte en presente en un abrir y cerrar de ojos.

Pero ahora vayamos a la receta de esta semana que sinó acabo poniéndome intensita.

Siempre que pienso en bizcochos sin gluten me viene las harinas a la cabeza pero nunca se me suele venir la de garbanzo.
El otro día organizando mi cocina, ví un paquete de esta misma harina y entonces empezaron a rondarme diferentes recetas por la cabeza, cogí papel y boli para empezar a montar una receta.

Para que este bizcocho salga esponjoso y jugoso es muy importante que separemos las claras de las yemas, ya que esto es fundamental para obtener una buen miga en el bizcocho.
La harina de garbanzo no la he tamizado, ya que le he dado el mismo uso que cuando utilizo la harina de avena, esta harina le dá un color amarillento a la masa pero os aseguro que no notaries el sabor a garbanzo por ninguna parte.
Si sois muy golos@s podéis añadirle más cucharadas de dulce de leche, pero como os pongo en la lista de ingredientes esto y las láminas de almendra son opcional, los podéis sustituir o obviarlos.



Ahora os dejo con la lista de ingredientes para que disfruteis de este rico bizcocho en los desayunos o en las meriendas.

Ingredientes

2 plátanos maduros
3 huevos L
250 g de harina de garbanzo
200 g de azúcar
12 g de levadura química
150 g de leche vegetal
1 pizca de sal
80 g de aceite de oliva suave o girasol
2 o 3 cucharadas de dulce de leche (opcional)
4 cucharadas de almendras laminadas(opcional)


Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 180ºC.
Separamos las claras de las yemas. Montamos las claras junto con la pizca de sal con unas varillas eléctricas hasta que estén firmes.
Por otro lado mezclamos las yemas junto el azúcar hasta que estas blanqueen, chafamos los plátanos y los añadimos a las yemas. Añadimos el aceite, seguidamente mezclamos la harina de garbanzo  junto con la levadura y la añadimos a la mezcla. Incorporamos la leche vegetal y mezclamos hasta que esté bién incorporada.
Por último añadiremos las claras a la mezcla de las yemas con movimientos envolventes hasta que obtengamos una mezcla homogénea.

Forramos y engrasamos un molde redondo de unos 20 cm. Vertemos la masa , añadimos las cucharadas de dulce leche previamente calentada en el microondas ( 30 segundos) y adornamos toda la superficie con las láminas de almendras. Llevamos al horno entre 40 o 50 minutos.
Para comprobar que nuestro bizcocho esta perfecto, lo pinchamos con un palillo y si este sale limpio estará listo.
Una vez horneado, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.



Aquí os dejo la receta en formato vídeo.




Nos vemos la próxima semana reciclando dulces de navidad.
Millones de besos.

martes, 1 de enero de 2019

CHEESECAKE DE TOFFEE O CARAMELO




Buenas tardes galleter@s!!! Esta semana os traigo una receta de locura, si sois amantes o enamorados de los cheesecake este os va a encantar porque tanto la manera de hacerlo, como la textura y sobre todo lo planito que quedar  después del horneado.

Durante estos años he preparado algunos cheesecake, no tanto como los que me gustaria a  mí pero si que he puesto a prueba diferentes recetas y esta es la que ha hecho que el cheesecake quedase más plano, liso y perfecto.

·Truco 1. El horneado.

Esto es una parte fundamental para que este salga perfecto.
Durante estos años y después de probar muchas recetas, la temperatura del horneado siempre ha sido entre los 120-160º C pero cuando las horneaba en muchas ocasiones se rajaban la parte superior o una vez fría se hundían del centro. 
Como veréis y aunque os sorprenda, este cheesecake empezaremos horneándolo a 220ºC y luego lo bajamos a 120ºC. Esto ha hecho que quede super nivelado.

·Truco 2. Enfriar.

Esta parte también es super importante, aunque  puedas pensar que ya se acabará de cuejar en la nevera estás muy equicocad@.  Es muy importante que se enfríe por completo dentro del horno apagado , ya que el calor residual acabará de cocinarlo y este irá bajando poco a poco hasta quedar frío y plano. Eso si, una vez frió hay que llevarlo a la nevera unas cuantas horas para que acabe de cuajar.


También es fundamental utilizar un molde desmontable o desmoldable, ya que esto hará que no se nos rompa una vez lo queramos sacar del molde. Para esta receta he utilizado un molde de unos 17 cm, que salen unas 6 o 8 porciones.

Ahora que os he dado algunos de los trucos os comparto la receta para que hagáis vuestro propio toffee casero, pero en el caso que no tengáis ganas poder sustituirlo por dulce de leche aunque os perderéis el delicioso sabor que le da el toffee.
Es una receta sencilla y luego la podréis utilizar para decorar helados, gofres y otros dulces porque os dura en perfecto estado un par de semanas dentro de un bote de cristal hermético en la nevera.



Ingredientes Toffee casero
100 ml nata para montar 35,1% M.G 90 g de azúcar Ponemos un cazo al fuego y a fuego medio bajo cocinamos el azúcar hasta que empiece a tomar un color ámbar. Apartamos el cazo del fuego y vertemos la nata removiendo para intentar formar lo mínimo de grumos. Volvemos a colocar el cazo al fuego y derretimos los grumos de azúcar, removiendo constantemente hasta que obtengamos una mezcla homogénea y espesa. Esto puede tardar unos 5 o 10 minutos y lo tendremos que realizar a fuego medio-bajo.



Ingredientes (molde de 17cm)

Base

180 g de galletas maría o digestive
90 g de mantequilla
10 g de toffee


550 g de queso crema
110 g de azúcar
5 huevos L
60 g de toffee
300 ml de nata 35,1% M.G
50 g de harina
1 cucharadita de vainilla
1 pizca de sal



Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 220ºC .


Primero prepararemos la base para nuestro cheesecake. En un procesador de alimentos trituramos las galletas junto el toffee y la mantequilla hasta que tengamos las galletas trituradas.

Vertemos la mezcla en el fondo de nuestro molde y con la ayuda de una espátula presionamos hasta que se comparte. Llevamos el molde a la nevera mientras preparamos la crema.


En un bol o en el bol de la batidora, mezclamos el queso con la nata . Batimos hasta que se mezclen.
Añadimos el azúcar, el toffee, la vainilla , los huevos de uno a uno y seguimos batiendo hasta que estén incorporados.
Tamizamos la harina en el mismo bol y añadimos la pizca de sal. Mezclamos hasta que obtengamos una masa lisa y sin grumos.

Sacamos el molde de la nevera y vertemos la mezcla en el molde.

Llevamos el molde al horno y horneamos 10 minutos a esa temperatura, luego bajamos la temperatura del horno a 120º C  y seguimos horneando unos 60 minutos.

Para comprobar que esta listo nuestro cheesecake, al mover el molde el cheesecake se mueva como un flan.

Apagamos el horno y dejamos que se enfrie dentro del mismo. Pasado este tiempo llevar a la nevera un mínimo de 3 horas o toda la noche.



Aquí os dejo la ventanita para que disfrutéis de la receta en movimiento, también tenéis el enlace para hacer vuestro toffee casero de una manera fácil y sencilla.



Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Besos


lunes, 3 de diciembre de 2018

TRES IDEAS DE POSTRE EN VASO (NAVIDAD)

¡¡¡Muy buenos días!!!  Después de cerrar una semana completamente caótica, llega esta semana llena de buen rollo, energía positiva y sobre todo lleva la Navidad al blog.
Las próximas semanas os traeré diferentes ideas para que sorprendais estas navidades a vuestros comensales o invitados. Tendréis opciones muy sencillas, otras más elaboradas, algunas para la hora del café o del cava y otras ya las iréis viendo porque hay que dejar algo para el factor sorpresa.
También tenéis en el blog más opciones de postres navideños realizadas en años anteriores. Para facilitaros la búsqueda os dejaré una lista con las recetas que podéis encontrar antes de la preparación.

En el blog podéis encontrar como preparar el brownie y la mermelada de fresas para la preparación 3. ( os dejo los enlaces directos para estas dos preparaciones)
Mermelada
Brownie

Estas preparaciones son algunos ejemplos que podéis preparar, a partir de aquí podéis adaptarlas a vuestros gustos y realizar vuestras propias versiones. Solo teneis que usar la lógica y vuestra propia imaginación para que os queden unos postres en vaso o copa de diez.

Os dejo algunos pasos básicos que he utilizado a la hora de elaborarlos.
1. Que las frutas en su conjunto combinen, que unas no neutralicen el sabor de las otros.
2. Que las capas de distingan perfectamente.
3. Jugar con las texturas y los colores.
4. Que sean apetecibles nada más verlas
5. Jugar con la combinación de sabores, haciendo que en cada cucharada sea una explosión de sabor.


Algunos consejos para l@s preparéis tan cual la receta.


Para la versión 1. podéis utilizar la fruta que más os guste,  en mi caso he utilizados estas porque son las que tenía por casa, también podéis utilizar fruta en su jugo pero os aconsejo escurrirla muy bién antes de colocarla en la copa o vaso.
Podéis cambiar la nata por yogur natural.


En la versión 2. Podéis sustituir el brownie por otra variedad de bizcocho pero os recomiendo que sea un bizcocho con una miga húmeda, pero primero probad esta porque os dejará sin palabras para describirla.


En la versión 3. La importancia se la he dado en las diferentes texturas, pero las frutas las podéis adaptar a las que más os gusten. Podéis sustituir la mermelada por cualquier otra casera o no casera.
Si no encontráis la almendra crocanti ( en Mercadona la venden) podéis sustituirla por otro fruto seco bién troceado.
Lo importante es notar texturas diferentes.

Como ya os he dicho más arriba son ejemplos o ideas que os doy para que las adaptéis y que preparéis un postre sencillo, rápido , vistoso y sorprendente.

Al final del post os dejo el listado con las recetas que encontraréis en el blog con temática navideña
 ( obviar algunas fotos porque por aquel entonces las hacía con lo que pillaba) y tenéis la ventanita con la receta en formato vídeo por si os surgen dudas.

Ingredientes

200/300 ml de nata para montar con el 35,1% M.G
4 cucharadas de azúcar glas
1/2 cucharadita de estabilizante

-Versión 1.
1/2 piña troceada
2 kiwis troceados
200 g de fresas troceadas ( reservaremos 2 o 3 para decorar)
Una parte de la nata montada ( la mitad)

-Versión 2.
125 g de frambuesas
Una parte de la nata montada ( la mitad)
4 porciones de Brownie o bizcocho de chocolate
20 g Chocolate rallado o virutas de chocolate

-Versión 3.
375 g de yogur natural o 3 yogures naturales
La ralladura de 1 limón
14-16 fresas
1 manzana pequeña
3 cucharadas de azúcar
100 g de arándanos
40 g de coco rallado
40 g de almendra crocanti



Preparación

Empezaremos preparando todos los ingredientes necesario. Montaremos la nata y la reservaremos dentro de una manga pastelera, pelamos y troceamos toda la fruta, por último prepararemos como una especie de mermelada para la preparación 3 con las fresas, la manzana y el azúcar.

Ahora empezaremos con la Versión 1.




Prepararemos la copa o vaso donde colocaremos los ingredientes. En mi caso he utilizado una copa.
Ponemos un poco de nata montada en el fondo de la copa, colocamos la piña troceada encima de ella, seguidamente colocamos la fresa troceada, luego el kiwi troceado y por último colocamos por toda la superficie superior  o cumbre, nata montada. Decoramos con dos rodajas de fresas y conservamos en la nevera hasta que lo vayamos a consumir.


Versión 2.



Prepararemos la copa o vaso donde colocaremos los ingredientes. En mi caso he utilizado un vaso estrecho tipo tubo pero bajito.
Ponemos un poco de nata montada en el fondo, colocamos los trozos de brownie, seguidamente colocamos unas 4 ó 5 frambuesas y volvemos a colocar otra capa de nata- brownie- frambuesas y cerramos con nata. Decoramos con virutas de chocolate o chocolate rallado y si queréis con un poco de brownie desmigado.
Conservamos en la nevera hasta que lo vayamos a consumir.

Versión 3.




Prepararemos la copa o vaso donde colocaremos los ingredientes. En mi caso he utilizado un vaso bajo y de boca ancha.
Ponemos un poco de yogur en el fondo del vaso, a continuación un poco de ralladura de limón seguimos con la mermelada de fresa, luego la almendra crocanti, otra capa de yogur, luego un poco de ralladura de limón, esparcimos unos cuantos arándanos. Decoramos con coco rallado y ralladura de limón.
Conservamos en la nevera hasta que lo vayamos a consumir.



Aquí os dejo versión en video por si me he dejado alguna cosa o por si os surgen dudas



Aquí el listado de la recetas:




Me despido hasta la semana que viene y nos seguimos por las redes sociales, ya que  por allí os daré diferentes ideas.
Besos.




lunes, 26 de noviembre de 2018

BUNDT CAKE DE Té MACHA Y CHOCOLATE BLANCO


¡¡¡Muy buenos días a todos y a todas!!! Hoy el post sale con unas horas de retraso, pero a veces las circunstancias personales  hacen que todo se retrase.
La suerte que este año no me ha tocado en pleno proceso de exámenes ( algo que me suele pasar todos lo años), sino que ha sido unos días después o para ser más exactos un día después. Vale, yo aquí enrollandome y no os digo el que o el cómo de todo...... A los que me seguís desde hace tiempo ya sabréis de qué estoy hablando y es ni más ni menos que uno de los peques está malo/ mala, para cronquetar la peque de la casa se ha puesto mala y llevamos todo el fin de semana sin apenas dormir por las fiebres que está teniendo, pero como tod@s l@s mamis/papis ya sabréis esto son gajes del oficio de ser padres.


Pero para darle el punto positivo a todo estos, es que habemus receta esta semana y que receta.


Ohhh!!! Qué deciros de la receta. El bizcocho que obtendréis es super-super esponjoso, jugoso, con una miga espectacular y el conjunto con la ganache de chocolate blanco le da un punto a la receta de locura.
Esta receta es de esas que sabéis lo que quieres hacer pero que no das un "duro" por ella y que durante la preparación vas medio improvisando, pero cuando la tienes acabada te dices a tí misma, habrá que probarla para ver si la compartes o acaba en el cajón de las no publicadas. Que por cierto un día os tendré que hablar de ese cajón.

Y cuando lo pruebas, te deja sin palabras y empiezas a pasear el bizcocho por toda la casa para ver si estas en lo cierto o es una alucinación tuya. Y cuando los degustadores ( los mios son muy muy críticos)  te dicen: que rico y hay más....... Te viene a tu cabeza un YAS!!! ensordecedor jajajaja.

Así, aquí tenéis esta deliciosa receta para que la probeis y me digas si se merece un OK gigante.


Por cierto, antes de dejaros con la lista de ingredientes os quería comentar que a partir de la semana que viene empezamos el recetario de navidad, así que estad atentos porque os traigo recetas más clásicas pero también ideas de postres para vuestros invitados.

Ahora sí, os dejo con la lista de ingredientes.

Ingredientes

-Bizcocho

230 g de mantequilla T.A
4 huevos L
250 g de harina
60 g de leche caliente
15 g de té macha
250 g de azúcar blanco
10 g de levadura química

-Ganache de chocolate blanco

150 g de chocolate blanco
60 g de nata para montar 35,1% M.G


Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 180º C con calor arriba y abajo, sin aire.
En el bol de la batidora vertemos la mantequilla y el azúcar, mezclamos hasta que blanquee. Añadimos uno a uno los huevos, previamente batidos.
Incorporamos la harina junto la levadura , tamizando antes de incorporar a la mezcla.

En un bol aparte o cuenco pequeño. Mezclamos la leche caliente con el té macha y lo incorporamos a la mezcla del bundt cake.
Mezclamos hasta que obtengamos una mezcla homogénea pero sin sobre batir. Podemos acabar de mezclar con la ayuda de una espátula ya que esto nos evitará sobre batir.

Engrasamos un molde de bundt cake. Vertemos la masa por todo el molde  y alisamos la superficie con la ayuda de una espátula. Le damos unos golpecitos al molde y lo llevamos al horno durante unos 35- 40 minutos.
Una vez horneado dejamos reposar el molde 10 minutos y desmoldamos nuestro bundt cake. Dejamos que enfríe por completo sobre una rejilla.

Ahora solo nos queda preparar la ganache.
En un cuenco troceamos el chocolate blanco y mientras por otro lado ponemos a calentar la nata . Vertemos la nata sobre el chocolate y mezclamos hasta que este se disuelva por completo.

Por último bañamos nuestro bundt cake con la ganaché.





Aquí tenéis la receta en formato vídeo.


Nos vemos la semana que viene con las primeras recetas con temática navideñas. Que estoy deseando enseñaros.
Besosss

lunes, 12 de noviembre de 2018

TARTA DE MANZANA CARAMELIZADA


¡¡¡Muy buenos días precios@s !!! Para mi comienza una semana diferente, porque me he propuesto como reto implantar el ejercicio en mi vida diaria. Siempre he sido una persona a la cual le ha gustado hacer ejercicio ( yoga, baloncesto, correr, pilates, bicis, etc) o mejor dicho estar en forma. Trabajar el cuerpo y  la mente en la misma dirección, pero desde hace un par de años esa rutina ha quedado en un plano muy muy lejano.
El motivo de esta dejadez a sino la falta de energía, el tener un bebé que duerme horriblemente mal y un peque de 7 años que es un  huracán aunque duerme de fábula.
Os pongo un poco en antecedentes para que sepáis de qué hablo. La peque se despierta una media de cuatro veces cada noche y eso hizo que acabase durmiendo con nosotros para no acabar como un desecho humano en mi vida diaria, esto también provocó que priorizarse  y dosificarse mi energía para no acabar destrozada a las seis de la tarde (durmiendo por las esquinas).
Que por cierto no os lo he dicho, pero mi peque se duerme sobre las  doce la  noche y se despierta sobre las siete.

Como la cosa a cambiado un poco desde que empezó la guardería , aunque aún duerme con nosotros y mira que he intendo mil cosas, no se despierta apenar por las noche y se acuesta un poco más temprano ( 22:30 / 23:00). Esto me ha hecho hacer un clic y junto con el  vídeo de Belén de @Balamoda me han motivado a buscar mi momento, aunque tenga que levantarme a las 6:30 de la mañana todos los días.

Se dice que el cuerpo y la mente solo necesita dos semanas para implantar una rutina nueva, así que este es mi reto, implantarlo sin perrerías, sin decir que no puedo. Será duro durante estas semanas, pero espero conseguirlo.
Seguramente estaréis pensando, vale y todo esto que tiene que ver con la receta. Simplemente quería abrir este post motivando a que empecéis una rutina nueva, que os haga crecer,  os ilusione , que os motive y que os haga ser mejor en el día a día. Esta, puede ser del tipo que sea, ejercicio, leer, escuchar música,etc. El caso es darle esa chispa a nuestras vidas para ser más felices, para sonreír más y para conocernos mejor a nosotr@s mism@s.


También esta amplia entradilla del blog sobre la motivación, tiene que ver con esta receta. Porque para mi hay dos postres, perdón tres, que me alegran la vida..... La tartaletas o bandada de frutas, la tarta de queso y las tartas de manzana. Aunque esta última siempre me transporta o transmite más sentimientos, siempre me hace retornar a pequeños momentos de mi infancia. Aquí os dejo un post  con otra receta de tarta de manzana que podéis encontrar en el blog.

Antes de pasar a la lista de ingredientes os quería comentar un par de cosas sobre la receta. La primera, que es la primera vez que preparo una tarta de manzana con esta variedad de manzana, si os pasa como a mí , solo quería deciros que esta variedad de manzana le dá un toque ácido a la receta ( como a limón) así que si no os gusta ese punto os recomiendo cambiarla por otra variedad como la fuji o la golden que le aportarán más dulzor y 0% de acidez.
La segunda, aunque no es una recomendación, que el caramelo de dá un punto fabuloso a la tarta.

Ahora sí, finalmente, os dejo con la lista de ingredientes y ya os iré contando como va mi reto ;-)


Ingredientes

5 manzanas ácidas tipo Granny Smith
3 huevos L
110 g de harina
100g de azúcar moreno
Ralladura y zumo de 1 limón
una pizca de sal
1 cucharadita de levadura
100 g de mantequilla derretida

Para el caramelo
150 g de azúcar blanco
2 cucharadas de agua
1/2 cucharadita de limón


Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Empezamos pelando y laminando nuestras manzana. Para ello la partiremos en cuatro partes, quitaremos el corazón y laminamos en gajos finos.

Pondremos un cazo al fuego,  a fuego medio-bajo,  vertemos el azúcar y el agua. Dejamos que caramelice ( no remover, simplemente esperar a que se vaya como derritiendo el azúcar) y cuando coja color le añadimos la 1/2 cucharadita de limón.

Preparamos nuestro molde en mi caso he utilizado un molde redondo de unos 25 cm , el cual he engrasado previamente.
Vertemos una pequeña cantidad de caramelo por el fondo del molde, colocamos rodajas de manzana por todo el molde haciendo una especie como de roseta. Volvemos a verter otra cantidad de azúcar y acabamos de colocar el resto de rodajas de manzana. Y si nos queda aún caramelo, lo vertemos por encima de las manzanas.

Ahora prepararemos el resto de la receta. En un cuenco mezclamos los huevos junto con el azúcar, añadimos la harina junto con  la levadura y la pizca de sal.
Añadimos la ralladura de limón y el zumo. Por último la mantequilla derretida y acabamos de mezclar hasta que la masa esté homogénea.
Las rodajas de manzana que nos sobre las incorporamos a la masa.
Vertemos la misma en el molde y lo llevamos al horno durante unos 30-40 minutos, cuando veamos que la superficie esté doradita estará lista.

Sacamos del horno y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente. Esto nos hará que la tarta coja textura y consistencia, ya que si la cortamos aún caliente se nos deshará.


Aquí os dejo la ventanita para que veáis la receta en formato vídeo.



Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besosssss.



lunes, 5 de noviembre de 2018

BIZCOCHO DE CASTAÑAS


¡¡¡Buenos días!!! Estamos en pleno otoño y en otoño estamos en plena temporadas de castañas, boniatos, membrillo, caqui, granadas,nueces y muchos frutos/frutas más. Así que, el otro día tenía ganas de hornear algo diferente, algo con fruta o fruto que fuese pura de esta època del año.
Y qué mejor que un bizcocho con castañas, ya que en el blog teneis recetas con calabaza, con caquis, ganadas, etc. Más abajo os compartiré los enlaces de las diferentes recetas.

Esta receta es super fácil y rápida de hacer, tan solo tardareis cinco minutos en prepararla y luego el horneado si es más largo ,pero mientras podéis disfrutar viendo una película en el sofá con un buen cubo de palomitas.

El puré de castañas lo podéis hacer vosotros mismos (más abajo os lo explico) o también podéis encontrarlo en  grandes supermercados. Eso os lo dejo a vuestra elección, en mi caso opté por hacer el puré de castañas en casa ya que me quedaron un montón de ellas después de la castañada.



Aquí os dejo el listado con recetas con fruta o frutos de la temporada, por si os apetece prepararlas y como preparé el puré de castañas.

Cupcakes de Kaki
Galletas de calabaza
Tarta de calabaza
Galletas de boniato


Puré de castañas

- Unos 500 - 550 g de castañas y agua.

Para realizar el puré de castañas pondremos un cazo al fuego con agua caliente y partiremos las castañas por la mitad ( haciendo una muesca). Cocer durante 40 minutos, luego pelarlas y triturarlas.
Pero también podéis encontrar este puré en  supermercados y tiendas dietéticas.


Ingredientes

300 g de puré de Castañas
50 g de aceite de coco
4 -5 cucharadas de leche vegetal
3 huevos L
1 cucharada de levadura química
200 g de harina de espelta
130 g de panela
2 cucharaditas de stevia
1 cucharadita de pasta de vainilla

Copos de avena para decorar
6 castañas también para decorar




Preparación

Precalentar el horno a 180ºC.
En un bol amplio mezclaremos los huevos junto con la panela y la stevia, cuando estén bién mezclados añadiremos el resto de ingredientes añadiendo los de uno en uno después del que el primero este importado en la mezcla.
Preparamos un molde forrándolo con papel de horno, vertemos la mezcla y alisamos ligeramente la superficie.
Decoramos la superficie con copos de avena, partimos las castañas cocidas por la mitad y las colocamos por el molde para decorar la superficie.

Llevamos el molde al horno y horneamos entre 40-45 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.
Sacamos del horno y dejamos que enfríe por completo sobre una rejilla.




Aquí os dejo la ventanita para que disfruteis de la receta en otro formato.



NOs vemos la pròxima semana con otra nueva receta.
Besos.


lunes, 22 de octubre de 2018

PASTEL IMPOSIBLE o CHOCOFLAN



¡¡¡Muy buenos días!!! Para esta semana os traigo una de las recetas que más famosa se hizo  hace un par de años por las diferentes redes sociales y blogs de repostería.
Por si es la primera vez que sabéis o veis este postre os cuento un poco.

Este postre consiste de una parte de bizcocho y otra de flan , que se juntan en el mismo molde en dos capas distintas y durante el horneado, el cual se hace en el baño maría dentro del horno, estas se invierten formando este postre tan curioso. Por cierto, también lo podéis conocer por el nombre de  chocoflan.

Así que una que las modas las sigue a su manera  o mejor dicho con unos cuantos años de retraso, he acabado haciendo mi versión de este tan famoso postre.
Mi propuesta. Un flan de dulce de leche junto con un bizcocho de vainilla y todo esto recubierto de una ganache de chocolate con leche.

¿Que  os parece? Un bombazo de postre, eh!



  • Dificultades que me he encontrado durante la receta.


- Me a costado la vida desmoldarlo sin que se rompa o que acabase siendo una papilla.
- Lo he tenido que cubrir con la ganache un par de veces porque se acaba escurriendo casi toda del pastel.
- Intentar que las dos preparaciones no se mezclaran al verterlas en el molde.


  • Pero afortunadamente todas las he podido solventar de mejor o de peor manera, pero las solvente así que os puedo dar algunas pautas que apliqué para poder solucionarlas.


- El molde lo pase por agua caliente durante unos minutos teniendo mucho cuidado de que la preparación no se mojase.
- Me ayudé con una espàtula pequeña mojada en agua caliente y bordee todo el molde para despegarlo de las paredes del mismo
- Engrasar bién el molde sin dejar ni un recoveco.
- Para cuando lo vayáis a cubrir; mantener el pastel refrigerado hasta que el chocolate esté tirando a frío para que se adhiera mejor
- Para evitar que las dos masa se junten, a la hora de verter el flan sobre la masa de bizcocho utilizar una espàtula de plástico haciendo caer la mezcla sobre ella antes de que toque la masa de bizcocho.

Y creo que no me dejo nada en el tintero sobre esta receta, así os dejo con la lista de ingredientes y durante la semana os compartiré el vídeo porque no me ha dado tiempo a prepararlo.

Ingredientes

·Bizcocho
150 g de harina
150 g de mantequilla
150 g de azúcar
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de pasta de vainilla
3 huevos L
4 cucharadas de leche (unos 60-70 ml)


·Flan
400 ml de leche
400 g de dulce de leche
200 g de queso crema
4 huevos L

·Cobertura
200 ml de nata para montar ( 35,1% M.G)
300 g de chocolate con leche
30 g de mantequilla




Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 160º e introducimos una bandeja con agua caliento ( esto nos hará hacer un baño maría).

Empezaremos preparando el bizcocho, para ello batiremos la mantequilla hasta que tenga un  aspecto cremoso (que no os pase como a mí que se me olvidó y luego la añadí medio derretida para facilitar que se integrase a la mezcla), añadimos los huevos y el azúcar , mezclamos hasta que se integren. Seguidamente tamizamos dentro del bol la harina junto con la levadura , mezclamos y por último añadimos la vainilla y la leche.

Preparamos el molde que vayamos a utilizar engrasandolo ligeramente.Vertemos la masa de bizcocho y reservamos el molde para dentro de unos minutillos.

Ahora nos pondremos a preparar nuestro flan de dulce de leche.
Para ello vertemos en un bol todos los ingredientes que lo componen y mezclamos con la ayuda de unas varillas eléctricas hasta que tengamos una mezcla homogénea.
Seguidamente vertemos lo que será el flan, en el molde en el cual anteriormente habíamos vertido la masa de bizcocho.
Tapamos el molde con papel de aluminio ( en el caso que utilices un molde de bundt cake, perforar el agujero de la chimenea del mismo).

Llevamos el molde al horno y horneamos aproximadamente 1 hora. Cuando haya pasado este tiempo sacamos el molde del horno y dejamos enfriar por completo (temperatura ambiente). Por ultimo lo llevaremos a la nevera un mínimo de 4 horas.

Ahora solo nos queda cubrir nuestro pastel.
Para ello desmoldamos el pastel  y ponemos a calentar la nata sin que llegue a hervir y añadimos el chocolate troceado. Mezclamos hasta que no queden trozos de chocolate  por derretir.
Vertemos el chocolate cubriendo por completo nuestro pastel (nos podemos ayudar poniéndolo en una rejilla y este encima de un plato).
Mantenemos en la nevera hasta que la vayamos a consumir.



Aquí os dejo la ventanita con la receta en formato vídeo, para que la disfruteis en movimiento y de mi afonía (jajajaja)



Nos vemos la seman que viene con una nueva receta.
Chao.

lunes, 8 de octubre de 2018

SEMIFRÍO DE PROFITEROLES


¡¡Muy buenos días a todos y a todas!! ¿Que tal se presenta la semana? Por este lado, se presentan muy muy entretenida, ya que esta semana será un pelín más corta de lo que habitualmente es.

Como ya os comenté la semana pasada..... para esta semana os recomendaba guardar unos 20 profiteroles ya que ellos formarían parte de la receta. ¿Habéis podido resistir o no dejasteis ni uno?, espero que me hayáis hecho caso y así podréis disfrutar de esta receta sin acabar agobiados.

Realmente esta receta es sencilla y rápida de preparar ( siempre y cuando tengáis los profiteroles preparados con antelación), también podéis eliminar de la receta las almendras crocanti pero si las encontráis con facilidad os recomiendo que no las obvieis, ya que le dá un punto crunchi- crunchi a la base estupenda.

El spray que he utilizado para decorar la tarta lo podéis encontrar o comprar  en  Maria Lunarillos pero podéis desmoldar la tarta tal cual y decorarla con más profiteroles. Pero si sois de los que os gusta experimentar o queréis darle un toque más profesional a la tarta esta decoración os sorprenderá.



Os podría decir.... ¡¡Dios, probadla porque está impresionante!! pero  creo que las imágenes hablan por si solas y como podéis ver más abajo, el corte es espectacular  y si la preparáis en algún evento familiar estos quedarán alucinados.

Ahora si, que os dejo con la lista de ingredientes y la preparación.


Ingredientes

20-30  profiteroles rellenos

Base
1 paquete de galletas digestive
30 g de almendras crocanti
80 g de mantequilla derretida

Relleno
400 ml de nata con el 35,1% M.G (300 ml montada y 100 con el resto de ingredientes)
35 g de azúcar
200 g de chocolate negro
2 yemas de huevo
60 g de leche


Preparación

Empezaremos preparando la que será nuestras base. Para ello trituraremos en un procesador de alimentos nuestras galletas o también lo podemos hacer con una bolsa zip y un rosillo. Una vez que las tengamos trituradas derretiremos la mantequilla y en un bol, juntaremos las galletas trituradas con las almendras crocanti y la mantequilla derretida.
Mezclaremos hasta que esta tenga una textura de arena mojas y al apretarla se comparte en el bol.

Vertemos en el molde desmontable  y con la ayuda de una espátula iremos presionando hasta que nos quede una capa compacta.
Llevaremos el molde al congelador unos 10 minutos para que la base quede más compacta.

Por otro lado montaremos 300 ml de nata  con las barrillas ( esta tiene que estar bién fría) y na vez que esté bién montada la reservaremos en la nevera para utilizarla más adelante.

En un cazo pondremos el resto de la nata (100 ml), las yemas, el azúcar y la leche. Mezclaremos a fuego medio hasta que esta empiece a espesar, entonces apartaremos el cazo del fuego y añadiremos el chocolate troceado. Mezclaremos hasta que el chocolate esté completamente derretido.
Dejamos templar.

Ahora mezclaremos las dos últimas preparaciones.
Vertemos la mezcla de chocolate en el bol de la nata montada con movimientos envolventes.

Sacamos el molde del congelador y vertemos 1/3 del relleno, colocamos profiteroles por todo el molde y acabamos de rellenar el molde con el resto del relleno. Alisamos la superficie  y llevamos el molde al congelador un  mínimo de 6 horas.

Ahora solo nos queda desmoldar nuestra tarta con mucho cuida, nos podemos con una espátula pequeña mojada en agua y repasando todo el contorno de la tarta antes de extraer el molde.
Por último pintaremos toda la tarta con un spray que hace efecto terciopelo a nuestra tarta o la podemos dejar tal cual. En el vídeo podéis ver como lo hago.

La mantendremos en la nevera hasta que la vayamos a consumir.



Os dejo la receta en formato video para que os pueda aclarar cualquier duda que os surjan durante la preparación de la misma.



Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besos

lunes, 24 de septiembre de 2018

TARTA DE QUESO DE 3 INGREDIENTES


¡¡¡Muy buenos días!!! Para esta semana os propongo o mejor dicho, os traigo y aunque el título de esta receta os puede parecer un poco surrealista, una tarta de queso en la que solo necesitaremos tres ingredientes. Sí, sí solo 3 ingredientes.
Aunque las fotos de la receta no quedaron como me hubiese gustado, ya que el tiempo no acompañaba mucho y solo tenía ese día para poder hacerlas....el resultado de esta tarta es mucho más wow!! que en las fotos, pero como muchas veces me digo a mi misma ¡Chica, a todo no se llega!


Esta receta tiene diferentes pasos, que son muy importante no saltarse para que el resultado final de la tarta sea el perfecto (esponjoso, jugoso, en su punto justo vamos!).

Punto número.....

1. Una vez derretido el chocolate es importante dejar que se enfríe o que no esté muy caliente.
2. Las claras hay que montarlas bién firmes y podéis conservarlas en la nevera hasta su utilización ya que esto os facilitará que monten más rápido.
3. Los movimientos envolventes, es muy importante hacerlos porque eso hará que el pastel coja aire y eso le hará que esté esponjoso.
4.Si la decorais con mermelada, estonces será la pera limonera.
A continuación os dejo una pequeña lista con  los diferentes links para que preparareis la vuestra propia en casa y de diferentes sabores, para que elijas la que mejor os combine en vuestros gustos personales. Pero también queda de fábula con chocolate o tal cual.




-Meremelada de Granada https://www.instagram.com/tv/BnqRKrZn... -Mermelada de fresa https://galletadelmundo.blogspot.com/... -Mermelada de Naranja https://galletadelmundo.blogspot.com/... -Mermelada de Kaki https://galletadelmundo.blogspot.com/...

Ahora que ya os he dado toda la información y que tenéis todos los links para que la decoréis con mermelada casera, os dejo con la lista de ingredientes  y la preparación. Por cierto, como siempre tenéis al final del post la ventanita de la receta en movimiento.


Ingredientes (molde de 17cm)

6 huevos
250 g de queso crema
250 g de chocolate blanco



Preparación

Empezaremos separando las claras de la yemas.
Por otro lado pondremos a derretir al baño maría el chocolate y una vez que lo tengamos derretido lo dejaremos reposar para que baje un poco de temperatura.
En un bol añadiremos las yemas y el queso crema, mezclaremos levemente. Añadimos el chocolate derretido y volvemos a mezclar.

Seguidamente montaremos las claras a punto firme ( el tipico que al girar el bol estas no caen).
Añadimos las claras montadas a la mezcla anterior con movimientos envolventes, si queréis las primeras cucharadas las podéis mezclar tal cual sin movimientos envolventes pero el resto con movimientos envolventes, de abajo a  arriba.

Esto nos hará que la tarta salga esponjosa y gordita.

Precalentamos el horno a 170º con calor arriba y abajo ( sin aire)

Una vez que tengamos la masa preparada, forraremos un  molde con papel sulfurizado y verteremos la misma dentro del molde.

Colocamos el molde dentro de la bandeja de horno con agua caliente, como cuando se hace flan casero ( es como un baño maría pero en el horno).
Horneamos unos 20 minutos a esta temperatura y pasado este tiempo bajamos la temperatura del horno a 160º, horneamos unos 15-20 minutos más. Pasado este tiempo apagamos el horno y dejamos que se  enfríe por completo nuestro pastel dentro del mismo ( con  la puerta cerrada)


¿Porqué horneamos de esta manera? 
Los pasteles de queso suelen ser muy delicados y si habéis hecho alguno seguramente os haya pasado que se haya hundido del centro o que al hornearlo este no "subiese" mucho.
Pues esta es una manera para que vuestra tarta de queso quede perfecta, sin hendidura, sin quemarse, gordito, esponjoso......


Cuando nuestro pastel este a temperatura ambiente lo llevamos a la nevera un mínimo de 3 horas, para que este quede más firme y no se desmigue.



Os dejo como siempre la ventanita para que veas la receta en formato vídeo.


Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besoss

lunes, 10 de septiembre de 2018

TARTALETA DE HIGOS Y ALMENDRA


¡¡¡Muy buenos días a todos y a todas!!! Para esta semana os traigo una de las recetas que más ganas tenia de preparar ya que se juntan dos recetas en una. Primero os explicaré una manera muy sencilla de hacer masa quebrada sin huevo, para a los que os gusta experimentar en el mundo repostero y para los que no os guste el riesgo la podéis comprar en vuestro super de confianza.


La receta la podéis preparar de tres formas diferentes: en la versión bocado cogiendo pequeñas porciones de masa y colocándolas en la típica bandeja de tartaletas, la versión que tenéis en la foto de portada (tartaletas de unos 13 cm) y la versión tarta grande cubriendo un molde con toda la masa.
Vosotr@s podéis escoger la versión que más os guste, pero si queréis hacer la versión bocado os recomiendo hacer solo la mitad de la receta, ya que si hacéis la receta entera os saldrán muchísimas mini tartaletas (por lo menos 40, esta cantidad la he puesto a voleo ).

No sé si alguna vez os lo he comentado pero una de las razones que me hizo hacer esta receta, es que me encantan los higos pero no sé porqué motivo en el blog no hay ni una sola receta con higos y eso me dejó ojiplática. Como puede ser que una enamorada de este fruto no tenga ni una sola receta y para más inrri, teniendo mis suegros dos higueras repletas de higos todos los años....Supongo que como la temporada de higos me coge con los peques rondado las 24 horas por casa,  simplemente  me dedico a hincharme de higos y no pensar en nada más que disfrutar de ellos.
Pero como este año me he organizado super mega bién ( eso es lo que al menos  creo o espero) no me he dedicado como una cola a hincharme de higos sino que se me ha ocurrido hacer algunas recetas con ellos, entre ellas esta.

Como aún estamos en temporada de Higos/brevas y como hasta finales de mes los encontrareis por las fruterías o donde compréis vuestra fruta/verdura  podéis aprovechar y preparar esta receta.
Seguramente por instagram os comparta alguna receta más con el fruto, así que os invito a que me sigáis también por alli.

Ahora os dejo una foto de como quedaría el modo bocado y finalmente os dejo con la lista de ingredientes.



Ingredientes ( 4 tartaletas o 1 tarta grande de 28 cm)

Masa quebrada
250 g de harina
150 g de mantequilla
2 o 3 cucharadas de agua helada
50 g de azúcar
1 pizca de sal

Tarta
50 g de azúcar glas
1 huevo
300 ml de nata para montar 35,1% M.G
70 g de almendras molidas
1 cucharadita de maicena
50 g de mantequilla derretida
1 cucharadita de pasta de vainilla
6 o 8 higos



Preparación

Empezamos preparando la masa quebrada. Para ello pondremos la harina en nuestra superficie de trabajo y haremos una especie de volcán, incorporamos la mantequilla cortada a trocitos y mezclamos los ingredientes con la punta de los dedos hasta obtener una pasta arenosa.

Hacemos nuevamente un orificio en el centro y añadimos el resto de ingredientes ( agua helada, el azúcar y la sal) mezclamos los ingredientes sin trabajar demasiado ( ya que la masa quedaria muy elastica). Hacemos una bola , aplastamos levemente con la palma de la mano y tapamos con film trasparente.
Llevamos a la nevera un mínimo de 1 hora.

·Ahora prepararemos la tarta.

Precalentar el horno a 190ºC.

Empezaremos forrando nuestros moldes o molde con la masa quebrada. En mi caso partí la masa en 4 trozos, estiré cada porción de masa con el rodillo entre dos papeles de horno y la coloqué acomodándola bién por todo el molde.

Llevamos al horno y horneamos unos 15-20 minutos.

Mientras prepararemos el relleno y prepararemos los higos.
Tamizamos las almendras junto el azúcar glas y la maicena. Incorporamos el huevo, la mantequilla derretida mezclamos y añadimos la nata junto con la vainilla, acabamos de mezclar hasta que obtengamos una mezcla homogénea.

Por otro lado lavamos los higos, le cortamos el rabito y los partimos por la mitad.

Bajamos la tempera del horno a 160ºC.

Una vez que tengamos la masa quebrada horneada, vertemos el relleno y colocamos los higos formando un circulo.

Horneamos unos 15-20 minutos o hasta que tome un color doradito la tarta.



Os dejo la ventanita para la receta en formato vídeo.



Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besosss.

lunes, 4 de junio de 2018

CHARLOTA DE MASCARPONE Y NECTARINAS


¡¡Muy buenos días de lunes!! Estrenamos la primera semana de Junio y parece mentira que hace nada empezábamos un nuevo año frío, con lluvia y nieve. Y ahora ya nos hemos comido la mitad de este 2018, no sé si os pasa lo mismo a vosotr@s pero desde que tengo hijos la vida, mi vida pasa a velocidad rayo....como si todo el día estuviese volando entre nubes sin tiempo de poner los pies en el suelo para notar su frío, humedad o calor. Si os pasa lo mismo me encantaría que lo compartierais.

La semana pasada fue una de esas en las que haces algunas cosas por primera vez....me hice mi primer tatuaje (después de 15 años pensando que hacerme), la primera vez que me subí en un car y corrí / volé quitándome miedos, ansiedades y temores que muchas veces me guardo para hacerme la fuerte.
Y sabéis que, fue liberador pensar que los miedos se van afrontándolos de cara y con dos pares de ..... El miedo solo es algo que nos paraliza y no nos deja avanzar hacia delante.


Porque todo esto, por que seguramente much@s de vosotr@s al ver la receta de esta semana os habrá entrado "miedo" o habréis obviado la receta  y habréis pensado....... buafff esta receta es muy chunga de hacer!!! pero nada es lo que parece y si yo pude, tu también la podrás hacer.
Que vas a necesitar para hacerla.....saber esperar, para que la crema de mascarpone y más tarde la gelée cuajen lo necesario o suficiente.
Los ingredientes lo podéis encontrar en cualquier supermercado, hasta las nectarinas que estamos en plena temporada pero en el caso que no os guste su sabor lo podéis cambiar por melocotones, paraguayos aunque los tendréis que pelar. Pero las nectarinas le da ese toque entre dulce y un pelin ácido, que junto con la crema de mascarpone le da ese perfecto equilibrio.

Si os surgen dudas durante la preparación también podéis verla en formato vídeo en la ventanita que tenéis más abajo al final del post, también podéis dejar un comentario para que os pueda resolver cualquier duda.

Ahora os dejo con la lista de ingredientes, la preparación y alguna fotito más de la receta.

Ingredientes

350 g de queso mascarpone
180 g de leche condensada
15 bizcochos de soletilla
3 nectarinas pequeñas
150 ml de agua
100 g de azúcar blanco
2 láminas de gelatina


Preparación

Lavamos las nectarinas y las cortamos a gajos finos.
En un cazo ponemos a calentar el azúcar junto con el agua y cuando esté completamente disuelto el azúcar añadimos las nectarinas, bajamos el fuego y cocinamos unos 20 minutos a fuego bajo ( será como una especie de almíbar).
Por otro lado batimos con las varillas el mascarpone con la leche condensada hasta que obtengamos una consistencia cremosa y aireada.
Cuando ya tengamos las nectarinas listas ( será cuando estás estén translúcidas) las escurrimos  (reservándolas para más adelante ) y reservando el almíbar para remojar los bizcochos de soletilla.

Preparamos un aro metálico de unos 15 cm encima de una plato plano o una base de tartas, esto nos servirá como guía o para que nuestra charlota nos quede perfecta.

Cortamos una de las puntas de nuestros bizcochos de soletilla, intentando que todos tengan la misma longitud,  para que estos se puedan quedar de pié uno al lado del otro. Las puntas NO las tiramos, sino que las reservamos para ponerlas como base de nuestro postre.


Vamos remojando los bizcochos dentro del almíbar, retirando el exceso y los vamos colocando dentro de nuestro aro metálico formando un circulo. Cuando ya tengamos todos los bizcochos colocados será el momento de hacer lo mismo con las puntas, pero estas las colocaremos en el fondo a modo de base.
Rellenamos con la crema de mascarpone nuestra charlota, esta la rellenaremos un poco más de la mitad, con cuidado de no manchar los bizcochos, nos podemos ayudar de una manga pastelera. Alisamos la superficie con una espátula y la llevamos a la nevera unos 30 minutos.

Mientras que se enfría la charlota prepararemos la gelée. Hidrataremos las láminas de gelatina con agua fría y pondremos a calentar el almíbar al fuego. Añadimos las láminas de gelatina ya hidratadas y removemos hasta que estas se disuelvan. Trituramos las nectarinas junto el almíbar y dejamos que se enfríe hasta que esté a temperatura ambiente.

Después de 30 minutos sacamos la charlota de la nevera y ayudándonos de una cuchara verteremos  por encima la gelée de manera uniforme por toda la superficie.
Llevamos al congelador un mínimo de 3 horas (para tener una versión de semifrio) y la sacamos 30 minutos antes de consumir del congelador.





Aquí os dejo la ventanita de la receta en formato vídeo para que la disfrutéis en movimiento.



Espero que os haya gustado y nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.