lunes, 22 de octubre de 2018

PASTEL IMPOSIBLE o CHOCOFLAN



¡¡¡Muy buenos días!!! Para esta semana os traigo una de las recetas que más famosa se hizo  hace un par de años por las diferentes redes sociales y blogs de repostería.
Por si es la primera vez que sabéis o veis este postre os cuento un poco.

Este postre consiste de una parte de bizcocho y otra de flan , que se juntan en el mismo molde en dos capas distintas y durante el horneado, el cual se hace en el baño maría dentro del horno, estas se invierten formando este postre tan curioso. Por cierto, también lo podéis conocer por el nombre de  chocoflan.

Así que una que las modas las sigue a su manera  o mejor dicho con unos cuantos años de retraso, he acabado haciendo mi versión de este tan famoso postre.
Mi propuesta. Un flan de dulce de leche junto con un bizcocho de vainilla y todo esto recubierto de una ganache de chocolate con leche.

¿Que  os parece? Un bombazo de postre, eh!



  • Dificultades que me he encontrado durante la receta.


- Me a costado la vida desmoldarlo sin que se rompa o que acabase siendo una papilla.
- Lo he tenido que cubrir con la ganache un par de veces porque se acaba escurriendo casi toda del pastel.
- Intentar que las dos preparaciones no se mezclaran al verterlas en el molde.


  • Pero afortunadamente todas las he podido solventar de mejor o de peor manera, pero las solvente así que os puedo dar algunas pautas que apliqué para poder solucionarlas.


- El molde lo pase por agua caliente durante unos minutos teniendo mucho cuidado de que la preparación no se mojase.
- Me ayudé con una espàtula pequeña mojada en agua caliente y bordee todo el molde para despegarlo de las paredes del mismo
- Engrasar bién el molde sin dejar ni un recoveco.
- Para cuando lo vayáis a cubrir; mantener el pastel refrigerado hasta que el chocolate esté tirando a frío para que se adhiera mejor
- Para evitar que las dos masa se junten, a la hora de verter el flan sobre la masa de bizcocho utilizar una espàtula de plástico haciendo caer la mezcla sobre ella antes de que toque la masa de bizcocho.

Y creo que no me dejo nada en el tintero sobre esta receta, así os dejo con la lista de ingredientes y durante la semana os compartiré el vídeo porque no me ha dado tiempo a prepararlo.

Ingredientes

·Bizcocho
150 g de harina
150 g de mantequilla
150 g de azúcar
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de pasta de vainilla
3 huevos L
4 cucharadas de leche (unos 60-70 ml)


·Flan
400 ml de leche
400 g de dulce de leche
200 g de queso crema
4 huevos L

·Cobertura
200 ml de nata para montar ( 35,1% M.G)
300 g de chocolate con leche
30 g de mantequilla




Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 160º e introducimos una bandeja con agua caliento ( esto nos hará hacer un baño maría).

Empezaremos preparando el bizcocho, para ello batiremos la mantequilla hasta que tenga un  aspecto cremoso (que no os pase como a mí que se me olvidó y luego la añadí medio derretida para facilitar que se integrase a la mezcla), añadimos los huevos y el azúcar , mezclamos hasta que se integren. Seguidamente tamizamos dentro del bol la harina junto con la levadura , mezclamos y por último añadimos la vainilla y la leche.

Preparamos el molde que vayamos a utilizar engrasandolo ligeramente.Vertemos la masa de bizcocho y reservamos el molde para dentro de unos minutillos.

Ahora nos pondremos a preparar nuestro flan de dulce de leche.
Para ello vertemos en un bol todos los ingredientes que lo componen y mezclamos con la ayuda de unas varillas eléctricas hasta que tengamos una mezcla homogénea.
Seguidamente vertemos lo que será el flan, en el molde en el cual anteriormente habíamos vertido la masa de bizcocho.
Tapamos el molde con papel de aluminio ( en el caso que utilices un molde de bundt cake, perforar el agujero de la chimenea del mismo).

Llevamos el molde al horno y horneamos aproximadamente 1 hora. Cuando haya pasado este tiempo sacamos el molde del horno y dejamos enfriar por completo (temperatura ambiente). Por ultimo lo llevaremos a la nevera un mínimo de 4 horas.

Ahora solo nos queda cubrir nuestro pastel.
Para ello desmoldamos el pastel  y ponemos a calentar la nata sin que llegue a hervir y añadimos el chocolate troceado. Mezclamos hasta que no queden trozos de chocolate  por derretir.
Vertemos el chocolate cubriendo por completo nuestro pastel (nos podemos ayudar poniéndolo en una rejilla y este encima de un plato).
Mantenemos en la nevera hasta que la vayamos a consumir.



Aquí os dejo la ventanita con la receta en formato vídeo, para que la disfruteis en movimiento y de mi afonía (jajajaja)



Nos vemos la seman que viene con una nueva receta.
Chao.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se publicará después de moderación.