domingo, 5 de abril de 2020

CROISSANTS CASEROS (Masa y Formado)


Muy buenas tardes galleter@s!!! Lo más probable cuando vosotros o vosotras estéis disfrutando de esta receta o del vídeo, yo probablemente estaré trabajando o ayudando a todas esas personas que esta maldita pandèmia les está poniendo a prueba. También puede ser que este ya en casa después de muchos momentos de tensión, de momentos a flor de piel .....

Pero como cada domingo, no os podia dejar sin receta y sobre todo con esta maravilla de receta. La receta la he preparado en estos últimos meses infinidad de veces, uno de los motivos de repetirla tantas veces era que os resultase sencillo realizar el formado de los mismo porque aunque en principio parece sencillo luego en la practica no es tanto, sobre todo si queremos que queden bonitos y la otra es que están tan ricos que no paraban de pedirlos en casa.

Finalmente conseguí hacer el formado y que los croissants quedaran preciosos.

Un truco para que os queden perfectos es que no hay que apretar sinó dejar que rueden por la superfície y que la punta nos quede debajo del croissant, para que no se convierta en una especie de trompa.
En mi caso no los rellené aunque en una de las pruebas si lo hice, así que os recomiendo poner una cantidad pequeña para que no se salga del croissant.

Ahora ya os dejo con la receta para que disfrutéis de ella y ya veréis que deliciosos estan.


Ingredientes

250 g de harina normal
250 g de harina de fuerza
40 g de azúcar
10 g de sal
25 g de levadura prensada panadera
250 ml de leche o agua
280 g de mantequilla



Preparación

Empezaremos diluyendo la levadura en la leche o agua.
En un bol amplio colocamos las harinas, el azúcar, la sal e iremos añadiendo poco a poco la leche con la levadura. Mezclaremos todos los ingredientes.  Amasaremos durante unos 15 minutos, haciendo pequeños reposos para que la masa quede fina y que acabe quedando una masa lisa.

Colocamos la masa en el bol y tapamos con film transparente. Dejamos reposar la masa entre 10-15 minutos.

Enharinamos la superficie de trabajo y extendemos la masa formando un rectángulo.

Entre dos papeles y con la ayuda de un rodillo extendemos la mantequilla formando una lámina que ocupe  la mitad del rectángulo.

Colocamos la lámina de mantequilla en el centro de la masa  y doblamos la mitad, nuevamente la otra mitad y sellamos las juntas.

Extendemos la masa con el rodillo de la mitad  hacia fuera, primero horizontal y luego vertical. Doblamos una mitad hacia el centro y luego la otra mitad hacia el centro, giramos 1/3 y volvemos a plegar ( esto lo realizaremos dos veces más). En el caso que la masa se empiece a pegarse en nuestra superficie refrigeraremos en la nevera la masa, para luego seguir estirando y plegando.


Llevamos la masa a la nevera y refrigeremos unos 10 minutos.



Ahora iremos al formado de los croissants.

Estiramos la masa de la mitad hacia fuera, primero en horizontal y luego en vertical.
Nos tiene que quedar una masa o hojaldre de 1,2 cm de grosor. Cortamos los laterales de la masa formando un rectángulo y luego la dividimos por la mitad en horizontal con la ayuda de un cuchillo o rasqueta.
Por ultimo cortaremos triángulos de la misma medida.

Estiramos el triangulo y estiramos la punta. Hacemos un pequeño corte en la parte ancha del triangulo, abrimos el corte y enrollamos la masa sobre si misma quedando la punta hacia abajo.

Colocamos cada croissant en la bandeja, tapamos con un paño limpio y dejamos fermentar durante 1 hora. Pincelamos los croissants con huevo batido.

Ponemos a precalentar el horno a 175º C y llevamos la bandeja al horno. Horneamos unos 17 minutos.




Aquí os dejo la ventanita para que veáis la receta en formato vídeo, ya que en él podréis ver como se hace de manera detallada el formado de los croissants.


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Millones de besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se publicará después de moderación.