domingo, 19 de abril de 2020

DORAYAKI


Muy buenas tardes!!! A día de hoy seguimos confinados en casa  y seguimos buscando ideas para entretener nuestra mente en estos duros momentos que estamos viviendo.
En los anteriores post he intentado no hablar del tema, ya que suficiente tenemos con toda la información de la que nos inundan diariamente como para que yo os sigo dando la vara por el blog.

A los que me seguís desde hace años sabéis que soy parte del personal sanitario y no es que lo sea desde hace mucho tiempo. Mi título lo obtuve el pasado mes de Febrero y hasta el momento no había ejercido como tal ,pero dada la situación actual estoy trabajando como tal.

Este apunte lo hago para que un futuro, esto conste como parte de mi historia o de mis vida. Ya que este blog tiene mi esencia y esto forma parte de mí o de mi vida.

Ahora después de esta introducció o reseña, vamos a por la receta de hoy.




Hoy os traigo un dulce japones, hacia muchísimo tiempo que os preparar o compartir esta receta pero siempre la acababa posponiendo por diferentes motivos.
La verdad, no es que se una receta difícil o que los ingredientes sean difíciles de encontrar pero me daba respeto hacerla.
Sinceramente no me han salido super circularemos y perfectas, sobre todo las primeras, pero están buenísimos y como os podia dejar sin esta deliciosa receta aunque los dorayakis no sea perfectamente redondos o perfectos.

Como veréis es una recta sencillísima  y super rica. Un pequeño apunte para que se conserven los bizcoquitos super jugosos y esponjosos, es que humedezcáis  un paño limpio y los conservéis dentro hasta que los vayas a rellenar o consumir.


Ahora sí , vamos a por la lista de ingredientes.

Ingredientes ( 6 unidades)

4 huevos L
140 g de azúcar
2 cucharadas de miel
160 g de harina
1 cucharadita de polvo de hornear
1 o 2 cucharadas de agua




Preparación

En un bol amplio mezclar los huevos junto con el azúcar y la miel.
Tamizar en el bol la harina junto con la levadura. Mezclar hasta que obtengamos una mezcla homogénea.
Llevamos el bol a la nevera durante unos 15 minutos.
Sacamos de la nevera y  le añadimos a la masa  las cucharadas de agua, mezclamos. Nos tiene que quedar una masa ligera o fluida.

Calentamos una sartén y la engrasamos con aceite vegetal, retirando el exceso de aceite.

Preparamos un plato con un paño húmedo, ya que será la mejor manera de conservarlos antes de rellenarlos.

Vertemos 2 cucharadas de masa, para que nos quede un diametro de unos 8 cm. Cocinamos por esa cara hasta que empiece a burbujear la masa y volteamos para cocinar por la otra cara un par de minutos.

Colocamos sobre el paño húmedo y cerramos para que se conserven.

Ahora solo nos queda rellenarlos. Cogemos un bizcochito, untamos con nutella y tapamos con otro bizcochito.



Aquí os comparto la receta en formato vídeo.


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Millones de besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se publicará después de moderación.