Mostrando entradas con la etiqueta sin gluten. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta sin gluten. Mostrar todas las entradas

jueves, 6 de diciembre de 2018

MINI PAVLOVA


¡¡¡Muy buenos días!!! Esta semana os traigo otra nueva idea de postre para estas festividades.
La receta es muy sencilla de preparar y en esta ocasión sí que  necesitareis tener unas varillas eléctricas para hacer esta receta. NO hace falta tener una maquina super pro, con unas varillas de un turmix medianamente potente ( 700W) es suficiente para hacer las dos preparaciones.

El único pero, que tiene la receta es que el horneado es bastante largo y necesitareis un poco de paciencia / tiempo a la hora de prepararla. Os aconsejo que preparéis las bases el día o noche antes y el mismo día montéis la nata.

Esta receta es super vistosa, fresca y muy muy apetecible aunque os hayáis comido los tres platos de rigor (aperitivo, primer plato y segundo) , es más, creo que no conozco a nadie que no le haya gustado.

Las frutas las podéis adaptar al gusto de cada invitado. A mi personalmente me encanta como queda con frutos rojos pero podéis utilizar piña, melocotón......esto lo elegís vosotr@s.

En el blog tenéis otra receta de pavlova, pero en esa ocasión la hice en formato tarta, os dejo el enlace por si queréis echarle un vistado (  tarta pavlova de mora ). Esta receta también la podéis hacer en formato de tarta, simplemente tendréis que duplicar las cantidades y realizar tres círculos iguales.



  • Ahora ya os dejo con la lista de ingredientes y algunas fotos más de la receta. 


Ingredientes (10 mini pavlova)

165 g de azúcar blanco
1 cucharada de maicena
3 claras de huevo M
1 cucharadita de vinagre blanco
1/2 cucharadita de vainilla en pasta

400 ml de nata para montar con el 35,1% de M:G
4 cucharadas de azúcar glas
1 pizca de estabilizante ( opcional)

Selección de frutos rojos ( fresas, moras, arándanos, frambuesas, grosellas, etc)
Menta para decorar


Preparación

Poner a precalentar el horno a 140º.

En el bol de la batidora con el accesorio varillas montamos las claras y cuando empiece a espumar añadimos la mitad de azúcar.
La otra mitad de azúcar la mezclamos con la maicena y cuando empiecen a montar las claras lo añadimos poco a poco.
Añadimos el vinagre y por ultimo la pasta de vainilla.
Acabamos de montar hasta que obtengamos un merengue firme.

Vertemos el merengue en una manga pastelera y preparamos una bandeja de horno con papel de horno, realizamos círculos de un tamaño aproximado de 8 cm dejando una separación de unos 3 cm
entre cada circulo.
Con la ayuda de una espátula pequeña subimos las paredes para que nos sirva de retén cuando rellenemos la pavlova.

Horneamos entre 70-80 minutos, cuando las notemos secas apagamos el horno y las  dejamos 20 minutos en el horno apagado. Pasado este tiempo, las dejamos enfriar por completo sobre la misma bandeja intentando no manipularlas mucho porque es un postre muy delicado.


En el bol de la batidora montaremos la nata junto con el azúcar ( creo que no hace falta que os lo vuelva a explicar, no!!)
Metemos la nata en una manga y colocamos porciones en cada superficie de nuestras mini pavlova. Decoramos con los frutos rojos que más os gusten  (arándanos, frambuesas, fresas, grosellas,etc) y con unas hojitas de menta.

Este postre no se puede conservar en la nevera ya que el merengue se reblandecería y acabaría siendo un fiasco. Así que os recomiendo tenerlo todo preparado y montarlo unos minutos antes.
La nata dentro de la manga en la nevera, los merengues en un lugar seco, etc.



Os dejo el link directo por si os surgen dudas durante la preparación o por si la quereis ver en movimientos.


Nos vemos la próxima semana con otra receta navideña. Millones de besos.

lunes, 16 de julio de 2018

MOUSSE DE CHOCOLATE & AGUACATE (SALUDABLE)


¡¡¡Muy buenos días!!! Como ya os prometí la semana anterior, las próximas recetas no serían helados. Ya que en las ultimas tres o cuatro semanas esas han sido las recetas que os he ido compartiendo, pero probablemente alguna más de helado caerá antes de marchar de vacaciones ya que no me puedo resistir a preparar alguna receta más. ¿ Ahora que soy una helado adicta? Llamémoslo así.....jajajaja.
Me quedan dos recetas más por publicar antes de cerrar el mes de Julio y empezar mis vacaciones blogueras.

Para esta semana quería  compartiros una receta sencilla, que no tuviese muchos pasos en su preparación ( para daros un respirito) y esta receta se prepara en 2 minutos o menos. Como ya leeréis más abajo solo hay que juntar los ingredientes y triturar, así que más sencillo que eso no hay nada.


Después de prepararla no sabia que nombre ponerle, ya que su textura es cremosa como la de una mousse pero no tan aireada, ya que finalmente me recordó a la típica copa de mousse esa que venden con  la nata por encima en los super y opté por ese nombre . Esta preparación tienen un sabor potente a chocolate negro que será fabulosa para los que seáis amantes del chocolate en toda su esencia y el aguacate le da esa textura cremosa que le suele aportar la  nata a las mousses clásicas. Aunque os parezca mentira no se percibe en ningún momento el sabor del aguacate y os aseguro que nadie creerá que esta preparación lleva dicha fruta.


La decoración, opté por decorarla con chocolate blanco para darle ese contraste entre  negro y  blanco, tanto en color como en el sabor.  Pero podéis decorarla con otros tipos de chocolate o con nata vegetal para seguir en la linea de postre sin lácteos.

En el caso que os estéis preguntado donde encontrar/comprar las virutas de chocolate, sea cual sea, os diré que las hice yo misma. Para hacerlas utilicé el típico rallador que todo el mundo tenemos en casa para rallar cítricos, queso, etc. Cogí un buen (grande) trozo de chocolate y lo pasé por el rallador en una sola dirección, levantándolo en cada pasada ( de arriba a bajo, levanto y otra vez de arriba a bajo).
Ahora que ya os he dicho mi truco para hacer virutas de chocolate y os he contado un poco sobre la receta os dejo con la lista de ingredientes. Como siempre, también tenéis el vídeo al final de la receta antes de despedirme.


Ingredientes ( 3 vasitos)

2 o 3 aguacates (dependiendo del tamaño)
40 g de cacao
130 g de sirope de agave
1 pizca de sal
1/2 cucharadita de pasta de vainilla
3 cucharadas de leche vegetal ( en mi caso almendras)
Virutas de chocolate blanco, negro o con leche para decorar


Preparación

En un vaso amplio trituraremos todos los ingredientes, hasta que quede una crema homogénea. Probaremos por si hay que modificar el dulzor.
Vertemos en una manga pastelera y rellenaremos nuestros vasos sin llegar al borde.
Decoramos con la virutas de chocolate y llevamos a la nevera hasta  su consumo.

Y.....¡¡LISTO!!



Os dejo aquí la ventanita para que la veáis en movimiento y también podéis visualizarla por mi canal de Instagram en mi InstragramTV. (que por cierto es mi primer vídeo y espero que pueda subir muchos más)


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Millones de besos.


lunes, 25 de junio de 2018

BATIDO DE PIÑA Y MELÓN


¡¡¡Muy buenos días!!! Después de la resaca de la noche de  San Juan y volviendo nuevamente a la rutina que algun@s nos acompañará durante estos próximos meses. Pensé en algo refrescante y ligero para que este lunes sea más positivo para grandes, pequeños y para todos los que se quieran unir.

Para que nos diese ese chute de color pensé en decorar los vasos con mucho color, valga la redundancia, así que hace muchísimo tiempo ví unos vasos de chupito decorados de una manera similar y haciendo pruebas acabé encontrando como hacerlo. Y como siempre que tengo algo interesante o al menos eso es lo que creo, os lo comparto y así nadie se queda con el ansia viva de saber el como se hizo.
Cuando más abajo leáis como se preparan seguramente diréis ¡díos, como no se me había ocurrido!, que eso es lo que me pasó a mi después de hacer tropecientas pruebas. Os sorprenderá lo extremadamente sencillo que es para lo realmente bonito que queda.

El batido es muy sencillo y la mezcla de las dos frutas hacen una combinación perfecta para desayunar o merendar, aportándole al cuerpo casi todo lo que necesita para empezar el día con buen rollo y a tope de energía.

Si queréis saber más, tanto de la decoración como del batido seguid leyendo o también podéis verla en movimiento más abajo.


Ingredientes (1 vaso grande/330ml)

3 rodajas de piña natural y congelada
2 o 3 tajadas de melón sin piel
1 vaso de leche vegetal ( en mi caso de almendras)
1 cucharada de sirope de agave (opcional)

Decoración del vaso
Sprinkles de colores
chocolate blanco
1 cucharadita de leche vegetal



Preparación

Empezaremos decorando nuestro vaso, para ello derretiremos el chocolate blanco junto con la cucharadita de leche vegetal, esto nos evitará que el chocolate se queme y se derrita más fácilmente. Lo derretiremos en golpes de 20 segundos en el microondas y a poder ser en un bol de boca amplia.
Vertemos los sprinkles en un bol de boca amplia.
Introducimos o sumergimos la boca del vaso en el chocolate blanco y con pequeños golpes quitamos el exceso. Seguidamente hacemos los mismo pero en los sprinkles y llevamos el vaso a la nevera mientras que preparamos el batido.


En un vaso para batidora pondremos todos los ingredientes y trituraremos durante un par de minutos o hasta que veamos que no quedan tropezones (toda la fruta bién triturada).

Sacamos el vaso de la nevera y vertemos el batido con mucho cuidado de mojar la decoración.

Y ya lo tenemos listo para tomar !!!


Os dejo la ventanita del vídeo que tenéis disponible en mi canal de Youtube.




Os mando millones de besos y nos vemos la semana que viene.
MUAKA...

lunes, 18 de junio de 2018

HELADO CREMOSO DE CEREZAS


¡¡Buenos días galleter@s!! Estamos en plena temporada de cerezas, ese fruto que te pica a no parar de comer una detrás de otra como si de pipas se trataran. Seguramente os habréis dado cuenta  que las redes se han inundado de miles de recetas de diferentes foodies, influencers o reposteros (aficionados o no) con este delicioso fruto de temporada.

Aunque esta receta hace un par de semanas que la tenia preparada, no ha sido hasta esta semana cuando he decidido compartirla con vosotr@s y no porque todo el mundo se haya puesto a compartir las recetas con cerezas. Sino, porque esta semana daremos la bienvenida oficialmente al verano (día 21) y para mí esta es la mejor manera de inaugurar esta nueva estación, con una de los frutos  más característicos.
No se si os pasará a vosotr@s, pero para mí no llega el verano hasta que las tiendas no quedan inundadas de cerezas, sandías y melones. Es como la manera de ver que la primavera se desvanece para dar paso al "temido" verano.



Pero no solo esta semana le damos la bienvenida al verano sino que también se celebra la verbena de San Juan o la noche mágica el próximo 23-24 por la noche.

Nosotros seguramente este año hagamos algo diferente, para salir de esa rutina de la que muchas veces entramos en modo de bucle y cuesta abandonar para sentir nuevamente como nos golpea un soplo de aire fresco en la cara.
También servirá para recargar pilas después del intenso semestre y dar finalmente por cerrado este semestre para centrarme en las próximas ultimas asignaturas que me quedan antes de empezar las practicas. Pero esto será a partir de Septiembre, que siempre mi mente suele correr más de lo que debería.

Ahora centremos en el tema de hoy, que es la receta. La verdad que no es complicada de preparar y desde que descubrí que los helados caseros nada tienen que ver (en sabor) con los que encontramos en supermercados me he aficionado a prepararlos de mil maneras y sobre todo a probar sabores nuevos. Este es uno de ellos, ya que nunca me ha llamado probar el helado de cereza y a partir de ahora forma parte de mi lista de favoritos junto con el de vainilla con nueces y caramelo ( que también tenéis en el blog).

Como siempre os dejo con los ingredientes y más abajo con la preparación. También tenéis al final del post la ventanita del vídeo con mi truco para deshuesar las cerezas.


Ingredientes

200 o 250 g de cerezas sin piñón o hueso
2 cucharadas de zumo de limón
150 g de miel
100 g de mascarpone
100 ml de leche entera
100 ml de nata para montar con el 35,1% M.G
1 cucharadita de vainilla



Preparación

Empezaremos lavando y quitando los huesos a nuestras cerezas ( en el vídeo os doy un truco para hacerlo más rápido).
Ponemos un cazo en el fuego y vertemos la cerezas deshuesadas, el zumo de limón y la miel. Calentaremos para preparar como una especie de almibarado, cocinaremos unos 5 minutos hasta que empiece a ligeramente espesar y las cerezas estén blanditas.
Una vez lista la preparación trituramos con un turmix y llevamos a la nevera para que enfríe mientras que prepararemos la otra parte de la receta.

Por otro lado mezclamos el mascarpone junto con la leche, la nata y la vainilla, batimos unos segundos hasta que tengamos una mezcla homogénea. Reservamos en la nevera unos 15 minutos.

Una vez que tengamos las dos preparaciones frías, las sacaremos de la nevera y las mezclaremos con movimientos envolvente para aportarle aire a nuestro helado. Esto hará que nuestro helado tenga una textura más cremosa.

Verteremos un nuestra heladera para mantecarlo unos 30 minutos ( esto dependerá del tipo de heladera que utilicéis) o en el caso que no tengamos heladera llevaremos la crema al congelador en un recipiente hermético y pasada una hora la sacaremos, batiremos con unas varillas eléctrica y llevaremos nuevamente al congelador ( esto lo realizaremos 2 veces más).



Os comparto el vídeo donde podréis ver mi truco ( que no es nada novedoso) para quitar los huesos y donde podéis ver la receta en movimiento.



 Ahora solo me queda desearos una buena y divertida verbena de San Juan, que tengáis una buena semana.....Nos vemos la próxima semana.

Besosss

lunes, 9 de abril de 2018

NEW YORK CHEESECAKE O TARTA DE QUESO CLÁSICA


¡¡¡Buenos días!!! Esta semana os traigo una de las mejores recetas que e probado de Cheesecake de todos los tiempos.
De esta receta obtendréis un tarta de queso de un grosor o altura de mínimo 7 centímetros, una textura super esponjosa y cremosa. Para que alucinéis más y os quedéis super hermorad@s de la receta, es que  NO se os chafará del centro y tampoco se os rajará al hornearlo.

Pero primero os voy a historiar sobre este tipo de pasteles, tartas o pies que existen.

El primer registro que consta de este tipo de tarta data el año 776 a.C en la Antigua Grecia, la cual se preparaba para dar energía a los participantes a los juegos olímpicos griegos. En aquella época se utilizaban diferentes lácteos de la leche.
Cuando Grecia fue conquistada por los romanos este tipo de tarta se convirtió en un motín de guerra.

Esta receta se fue modificando a lo largo de los años, incluyendo diferentes ingredientes como el huevo y también se empezó a probar diferentes formas de preparación como el horneado entre ladrillos caliente.

Con el paso de los años y después de la conquista de los romanos este tipo de tarta llegó a Europa rebautizándola con el nombre de libuma. Hasta que más adelante esta exquisitez cruzo el charco llegando a América.

En el 1872 Mr. Lawrence, un quesero norteamericano se propuso crear un tipo de queso parecido al francés neufchatel pero por un error creó un queso cremoso al cual hoy en día conocemos como que Philadelphia, el cual creo tal adicción que acabó añadiéndose a dicha receta creándose  la versión New York.

En diferentes paises el queso suele ser sustituido por otras variedades como:

-Chigago y New York con  la versión con crema agria
-Francia por el queso Neufchatel
-En Grecia por el queso feta o Mizitha
-En Italia por el queso Mascarpone, ricotta y miel


Hay diferentes tipos o preparaciones de Cheesecake, pueden estar horneadas o no.

Las versiones fría, unas de las más sencilla en su elaboración, se suele hacer de la siguiente forma:

1. Suele tener una base de galleta
2. Suele contener queso Philadelphia o Quark
3. Se le añade Nata o yogur para que tenga más cremosidad
4. Se le añade Gelatina o grenetina para que tenga consistencia.

Las versiones horneadas, como la New York o Japones, suelen hacerse de la siguiente forma:

1. Puede llevar una base de galleta , bizcocho o simplemente no llevar
2 .Suelen contener queso Philadelphia o Mascarpone
3. Habitualmente llevan huevo, que hace de levadura
4. Suelen llevar creme fraiche o crema agria que le aporta cremosidad
5. Suelen llevar fécula de maíz o maicena para que tenga mejor consistencia


Nosotros hoy prepararemos esta ultima versión, con horneado, con huevo, crema agria y maicena. Esta versión hace como una especie de levado gracias a los huevos pero si queréis hacer otras versiones, os dejo una pequeña lista (con sus enlace directos ) de algunas recetas que podréis encontrar en el blog.

-Cheesecake chocolateado
-Cheesecake de manzana
-Tarta rústica de queso con frutos rojos
-Tarta fría de limón y coco
-Pastel de queso Japonés
-Cheesecake en taza





 Os aseguro que si seguís esta receta sin saltaros ningún paso obtendréis unos de los cheesecake más gorditos del mundo mundial.

La receta requiere muchas dosis de paciencia, ya que el horneado es largo. Pero la dificultad es media-baja, ya que la única dificultad por ponerle nombre, sería preparar previamente la crema agria.
En este tipo de recetas muchas personas preparan una base previa de galletas y mantequilla, pero para mí gusto la receta acabaría siendo extremadamente dulce. Esta receta tiene el dulzor en su punto y es más tiene un toque cítrico que hace que te enganche en cada bocado.
Con deciros que a mi hijo es super crítico con este tipo de tartas y esta le mega-encantó.......Con esto lo digo todo.

Ahora os dejo con la lista de ingredientes  y la preparación, tanto de la crema agría como de la cheesecake.


Ingredientes

4 huevos L
100 g de mantequilla T.A
240 g de azúcar
340 g de crema agria (más abajo os dejo como hacer la crema y los ingredientes)
600 g de queso crema T.A
1 y 1/2  cucharadas de maicena
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharadita de zumo de limón
1 cucharadita de ralladura de limón



·Ingredientes Crema agria
340 ml de nata líquida fría
4 cucharaditas de zumo de limón
2 cucharaditas de vinagre
1 pizca de sal

·Preparación Crema Agría

Mezclamos la nata y el zumo de limón, dejamos reposar unos segundo y removemos con una varillas hasta que espese. Cunado coja consistencia añadimos el vinagre, mezclamos y añadimos la sal. Batimos hasta que espese y tenga una textura crema.
Para reducir tiempo lo podemos hacer con una batidora eléctrica con las varillas a baja velocidad.


Preparación 

Ponemos a precalentar el horno a 160º.
Forramos un molde redondo de unos 17 -18 cm que NO sea desmontable, con papel de horno. Nos podemos ayudar engrasando el molde con un poco de mantequilla y seguidamente forramos el molde tanto las paredes como el fondo con el papel, esto nos ayudará a que el papel se fije al molde.

En un bol amplio o el de la batidora pondremos la crema de queso y la mantequilla, batir hasta que quede una crema suave y esta no tenga grumos.
Añadimos la crema agria, el azúcar, la maicena el zumo de limón, la vainilla y la ralladura de limón. Batir a velocidad media-baja hasta que los ingredientes estén incorporados en la mezcla.
Iremos añadiendo uno a uno los huevos, hasta que no esté incorporado el primero no añadiremos el siguiente.

Verteremos la mezcla dentro del molde y daremos unos golpecitos a este para casar las posibles burbujas de aire. Esto hará que al hornear nos quede una superficie lisa.

Colocamos el molde dentro de una bandeja amplia para horno y llenaremos hasta la mitad la bandeja con agua caliente.
Horneamos unas 2 horas y 45 minutos (minutos arriba abajo), en el caso que la superficie empiece a dorarse y aún le quede mucho para que la tarta esté lista podemos tapar la superficie con papel de aluminio/ albal y seguimos horneando (esto evitará que la superficie se queme).
Una vez lista nuestra cheesecake (comprobaremos pinchando con un palillo y si este sale limpio estará listo), apagaremos el horno y dejaremos que se enfríe el cheesecake dentro del horno (esto puede tardar 2 o  3 horas).

Pasado este tiempo llevaremos el molde a la nevera y refrigeraremos un mínimo de 6 horas ( en mi caso toda la noche)

Desmoldamos ayudándonos con un cuchillo o una espátula fina, rebordeamos todo el interior del molde con cuidado de no estropear el cheesecake y depositamos en un plato para seguidamente servir las diferentes porciones.



Solo me queda deciros que esta semana en el canal de Youtube tenéis una nueva vídeo receta. Unos deliciosos soufflés de chocolate por si sois choco-adictos.
Ahora me despido hasta la semana que viene con millones de besos y abrazos.

Hasta la semana que viene.

lunes, 27 de noviembre de 2017

NEVADITOS ( mantecados de vino)


¡¡Buenos días!! Estamos en la última semana del mes de Noviembre y a puntito de entrar en Diciembre, casi rascando ya las Navidades.

Por ese motivo a partir de ahora y durante las próximas semanas, os iré compartiendo diferentes preparaciones para daros ideas como opciones de postres para estas fiestas ¿que os parece la idea?  y así también me ayudáis a mi.
Algunas de estas recetas amenizarán  mi mesa en estas fiestas y otras estoy segura que no llegarán ni por asomo a las fechas señaladas ( de esta receta no han quedado ni las migajas).

Es la primera vez que preparo mantecados caseros, supongo que por las prisas o por costumbre siempre he comprado los mantecados pero al preparar el año pasado  los polvorones (link directo),  este año tenia que probar la otra versión de los dulces tradicionales navideños.
Bonitos lo que se dice bonitos, no han salido, pero el sabor brilla por todos sus lados. Como ya os comenté el año pasado.....Hacerlos caseros es otro mundo en sabor, ya que la materia prima utilizada siempre es superior y eso se nota muy mucho.

Para poner una nota todavía más positiva ha hacerlos caseros, es que la receta es tan extremadamente sencilla de preparar, que no os va ha entrar pereza alguna y encima si los conserváis bién tendréis con que sorprender a vuestros invitados.

Para conservarlos perfectos, os recomiendo meterlos en una lata, en un lugar fresco y seco. De este modo estarán perfectisimos para consumirlos, si es que llegan ;-)


Ingredientes (24 unidades)

200 g de manteca de cerdo
50 g de azúcar
125 ml de vino seco o de jerez ( Yo he utilizado....)
470 g de harina
Azúcar glas para decorar

Preparación

En un bol amplio pondremos la manteca, junto con la harina y el azúcar. Mezclaremos unos minutos hasta que empiece a quedar una masa arenosa.
Añadimos el vino y mezclamos con la ayuda de las manos para que todos los ingredientes queden bién adheridos.

Tapamos la masa con film transparente o con una tapa hermética y dejamos reposar la masa en la nevera entre 3 o 4 horas.

Cuando haya pasado ese tiempo ponemos a pre-calentamos el horno a 180º.

Enharinamos la superficie de trabajo y el rodillo que vayamos a utilizar. Extendemos la masa a un grosor de 1,5 cm ( un centímetro y medio) y con un cortador redondo de unos 5 cm de diámetro.

Colocamos en una bandeja de horno con papel de horno y horneamos entre 25-30 minutos. Cuando estén doradotos por arriba.

Una vez listos dejar enfriar por completo y decorar con azúcar glas.




También tenéis la  vídeo receta en mi canal de Youtube (link directo) para que podáis comprobar con vuestros propios ojos lo sencillo que és preparar estos nevaditos.


Nos vemos la próxima semana con una nueva receta navideña.
Besossss

lunes, 20 de noviembre de 2017

VASITOS SALUDABLES (fruta y yogur)


¡¡¡Buenos días galletr@s!!! Hoy mirando el calendario me he dado cuenta que nos falta muy muy poquito para que la Navidad esté aquí. No se lo que me pasa últimamente que los días, meses y años se me pasan volando, supongo cuando tienes hijos el tiempo pasa en un suspiro y como apenas tienes tiempo para tí no te dá tiempo a asimilarlo.
Supongo que cuando sean un poquito más grandes empezaré a tener tiempo para volver a retomar esas pequeñas cosas que ahora tengo aparcadas, lo bueno es que aún sigo sacando tiempo para esta pequeña parte de mi, el Blog.

Como ya os conté en la entrada anterior, rollo vena heathly,  esta semana seguimos aún en el modo comer sano y rico. Por eso motivo os e traído una manera diferente de comer fruta, semillas y lácteos, que seguramente os encantará.


Muchas veces, supongo que por pereza, solemos escoger a la hora del postre entre fruta o yogures. Pero con esta combinación lo tendréis todo y encima os aguanta durante toda la semana en la nevera, que deciros de  los peques.....le va a chiflar y no vais a tener que estar peleando para que coman fruta ( en este sentido yo soy afortunada, ya que a los míos les encanta la fruta).

Yo so he puesto estos ejemplos de frutas, pero podéis usar las que más os gusten (melocotón, pera, manzana, etc) así tendréis más combinación de colores en vuestros vasos. Como siempre yo os doy la idea vostr@s hacéis la combinación que más os guste.

No os lo he escrito en la lista de ingredientes pero podéis decorar vuestros vasos con los toppings que más os gusten, como avena, fruta a trocitos, semillas, etc.

Ahora os dejo con la lista de ingredientes y la preparación. Por cierto esta semana la receta NO viene con vídeo receta.



Ingredientes ( unos 4 vasos medianos)

100 g de fresas
1 cucharada de sirope de agave
100 g de plátanos
1 cucharada de sirope de agave
100 g de kiwis
1 cucharada de sirope de agave
3 yogures naturales
1 cucharada de semillas de chía
leche de avena para poner en remojo las semillas de chía

Preparación

La noche antes ponemos las semillas de chía en un vaso y le añadimos leche de avena, más o menos medio vaso. Dejamos que se haga una especie de pudin de chía.

En un cazo ponemos las fresas lavadas y portadas por la mitad. Añadimos el sirope y mezclamos. Cuando las fresas estén casi desechas, las apartamos y trituramos con el turmix.

Hacemos lo mismo con los plátanos y los kiwis.

En un bol pequeño mezclamos los yogures y si queremos podemos endulzar con sirope, esto va a gustos.

Nos preparamos todos los boles (fresas, kiwi, plátano,  yogures, etc) y preparamos nuestros vasos.

Empezaremos rellenando el vaso con un poco de kiwi, seguidamente pondremos el yogur (todo como por capas), seguimos con las fresas, pudin de semillas de chia, plátano, etc. Esto lo podéis hacer como os parezca pero intentar alternar colores para que el resultado final quede más vistoso.

  Finalizamos decorando con fruta a trozos y con diferentes semillas (chía, avena, etc).


Espero que disfrutéis de la receta y nos vemos la semana que viene.
Besos y abrazos.

lunes, 2 de octubre de 2017

SOUFFLÉS DE CHOCOLATE


¡¡¡Buenos días galleter@s!!!
Ahora que empieza una nueva semana ,que espero que sea más tranquila que la anterior, volvemos con las recetas chocolateadas y sobre todo a volver ha encender el horno (¡¡¡¡bién!!!!!). No os podéis imaginar lo larga que se ha hecho la espera pero por fin, por fin tengo mi nuevo horno y aunque aún estoy descubriendo como funciona mi bonito horno, para hacer mi primera cata he preparado una receta muy sencilla y rápida.
Estoy deseando preparar todas las recetas que tengo programadas para preparar para los próximos meses. Como ya sabéis, en el blog predomina mucho las recetas sencillas y rápidas, pero he pensado que no estaria mal empezar a compartiros de vez en cuando recetas un poco más complejas, con más elaboración pero no con productos extraños de encontrar.


Pero mientras me tengo que familiarizar con el horno, que espero que sea pronto, para poder preparar esas ricas recetas...........No os podéis imaginas lo espesa que estoy hoy, llevo como dos horas frente el ordenador escribiendo y borrando palabras,  me parece que la falta de sueño que llevo acumulada  me está dando la bienvenida en este momento y cuando miro el texto, no he pasado de siete lineas. ¡¡Hay dios mio!! me parece que os voy a dejar el texto así porque no me viene la inspiración y para contaros chorradas varias prefiero dejaros con las lista de ingredientes, la preparación y unos pequeños consejos sobre la receta.

Nos vemos pronto precios@s. Besos


Ingredientes (8 unidades aprox)

100 g de chocolate negro
50 g de azúcar
25 g de cacao en polvo
60 g de mantequilla
4 huevos y 1 clara



Preparación

Precalentamos el horno a 200°
Empezaremos derritiendo el chocolate con la mantequilla en un cazo a fuego medio.
Por otro lado separamos las claras de la yemas. Montamos las claras  y añadimos el azúcar, hasta que estas lleguen a  punto de nieve.
Cuando el chocolate este un poco frío, añadimos las yemas y el cacao en polvo. Mezclamos con la ayuda de unas varillas.
A continuación incorporamos un poco de claras montadas a la mezcla de chocolate, removiendo vivamente para esponjar la mezcla. Seguidamente añadimos el resto de claras montadas y con movimientos envolventes iremos mezclando los ingredientes hasta que obtengamos una mezcla homogénea.
Engrasamos los moldes que vayamos a utilizar y los ponemos en una bandeja para trasportarlos mejor.
Con la ayuda de una cuchara, rellenaremos los moldes 3/4 partes y daremos unos golpecitos a los moldes para que la masa quede bien repartida en los moldes.
Hornearemos unos 10 minutos.



Consejos:

- Es muy importante hacer movimientos envolventes para que las claras no se bajen ( de abajo hacia arriba)
- Tenemos que obtener una masa tipo mousse.
- Cuando los estéis horneando estos deben subir un tercio de su volumen, si esto no pasara es porque el horno no está lo suficientemente caliente.
-Os recomiendo tomarlos calientes, le podéis dar unos segundos de calor en el microondas.





lunes, 18 de septiembre de 2017

GELATINA DE TUTI FRUTI DE ARCO IRIS


Buenos días de Lunes!!! Parece que el tiempo a pegado un vuelco y hemos pasado de los tirantes a casi el chaquetón.
Ahora ya va apeteciendo desempolvar nuestros hornos y empezar a hornear cosas más calentitas (bizcochos, cupcakes, galletas....), que ganas. Pero como mi horno ha hecho Bye bye definitivamente (después de 14 años de servicio a "full flame") todas esas recetas tendrán que esperar un par de semanas como mínimo, así que de momentos os seguiré debutando con recetas veraniegas y si no las preparáis este año, las podéis preparar para el verano siguiente ya que las tendreis disponible en el blog indefinidamente.

La explicación de la receta es muy muy extensa pero realmente es muy monótona de hacer. Es preparar la misma receta en diferentes colores y sabores, aunque si solo la queréis preparar de un solo sabor o color os quitareis trabajo de encima.
A los niños les encantará porque comen más por el ojo que por la tripa (al menos los míos) y cuando ven tanto colorido les entra la curiosidad de probar.

Como ha sido la primera semana de cole ( muchas mamas me entenderéis), voy un  poco cansada y no tengo muchas ganas de escribir, así que en cuento acabe el post me voy a echar una siesta para ver si mis neuronas se recuperar y empiezan a reaccionar.

Os dejo con la lista de ingredientes.


Ingredientes ( Para unas 12-14 unidades)

1.250 ml de agua
Unas 30 láminas de gelatina
extractos o saborizantes al gusto (limón, fresa, piña,sandia,vainilla)
colorantes alimenticios (lila,rojo, verde,amarillo,azúl)
Unas 15 cucharadas Azúcar


Preparación

Por cada 250 ml de agua 6 láminas de gelatina, 3 cucharadas de azúcar ,1/2 cucharadita de extracto menos en el caso de limón que he utilizado el zumo de 1/2 limón y 1 gota de colorante.

*El color blanco lo he preparado de la siguiente manera:
Por una lado he hidratado las 6 láminas de gelatina en agua fría.
En un cazo he puesto 250 ml de agua,  3 cucharadas de leche condensada y 1/2 cucharadita de pasta de vainilla.
Cuando ha empezado a hervir he retirado el cazo del fuego y le he añadido las láminas de gelatina, hidratadas y escurridas.
Verter en una jarrita medidora y dejar que enfríe a temperatura ambiente.

Si hacemos todos los colores de esta manera nos saldrán en una gama de colores opacos . Para que salgan en una gama de colores transparente seguid leyendo.

1- Empezaremos hidratando las láminas de gelatina en agua fría (suelen estar hidratadas en 10 minutos).
2- Escogeremos el color que más nos guste para empezar, en mi caso he empezado con el color blanco (arriba tenéis como lo he preparado). Si queréis empezar con otro color,en el punto 5 os lo cuento.
3- Engrasamos un molde de silicona para chocolate con un poco de aceite.
4- Vertemos una pequeña cantidad en cada orificio del molde y lo llevamos al congelador durante unos 10 minutos, hasta que la gelatina se ponga sólida.
5- Ahora prepararemos el siguiente color; en mi caso el color rojo. Hidratamos las láminas de gelatina en agua fría y las escurrimos.
En un cazo ponemos 250 ml de agua, 3 cucharadas de azúcar, el extracto del sabor que hayamos elegido ( en mi caso sandía), una gota de colorante rojo y llevamos el cazo al fuego hasta que empiece a hervir. Retiramos el cazo del fuego y añadimos las láminas de gelatina ya hidratadas. Removemos hasta que estas se disuelvan por completo.
Vertemos en una jarrita medidora y dejamos enfriar a temperatura ambiente.
Una vez fría realizamos el paso 4 nuevamente.

Realizaremos los pasos 5 y 4 con cada color que hayamos escogido cambiando de color y de sabor. Cuando tengamos los todos huecos llenos hasta el borde, llevaremos el molde un mínimo de 6 horas a la nevera.

Para desmoldar, no será muy complicado al haber engrasado cada hueco/orificio y al ser un molde de silicona. Ir desmoldado una a una cada gelatina.


Consejos:

- Tener encuentra que hasta que no se cuaje por completo un color no añadáis el siguiente.
- Podéis alternar colores opacos y trasparente.
- Tener en cuenta de tener refrigeradas las gelatinas hasta el memento de consumir.
- Engrasar bién el molde pero sin dejar demasiados restos de aceite, ya que pueden provocar burbujas.

Me despido con millones de besos y abrazos hasta la próxima semana.Espero que con mi nuevo horno y sino es así , con otra receta sin horno.
Besossss galleter@s.

domingo, 2 de julio de 2017

POLO DE LIMA Y GROSELLAS


Buenos días y feliz entrada de mes de Julio. Madre mía, que rápido pasa el tiempo que sin darme cuenta ya ha pasado medio año. Pero de momento vamos a seguir disfrutando de los meses que calorcito que aún nos quedan por delante y de las muchísimas tardes de piscina/playa.
¡Que os traigo hoy para "defendernos" de estas calores! pues unos ricos y refrescantes polos de lima con grosellas.
La receta es hiper-sencilla de preparar y tan solo tardareis unos 3 minutos en prepararla, si ya tenéis preparado de ante mano el sirope y si no sabéis como prepararlo en la receta anterior  ( polos flash) la tenéis o al final de este post en la vídeo-receta también encontrareis la receta del sirope.

Como no hay nada mejor que probar las cosas para saber si algo está bueno o no, os dejo con la lista de ingredientes de la receta, la preparación y al final del post la vídeo- receta,  para que los preparéis y me digáis que os han parecido.

Ingredientes

La ralladura de 2 limas
El zumo de 2 limas
250 ml de sirope o azúcar invertido
Agua de coco hasta llegar a los 250 ml
Grosellas frescas





Preparación

Lavamos y rallamos la piel de dos limas. Las mismas limas que hemos rallado les extraemos el zumo.
En una jarra medidora grande, ponemos el zumo de las dos limas y hasta llegar a los 250 ml añadimos agua de coco. ( la cantidad de agua de coco dependerá de la cantidad de zumo de lima que saquemos de ellas)
En esa misma jarra añadimos la ralladura de lima, el sirope y unas cuantas grosellas. Mezclamos.
En un molde para helados ponemos unas pocas de grosellas y vertemos la mezcla para los polos.
Le ponemos los palos o las tapitas que lleve el molde.
Llevamos el molde al congelador y dejamos que congelen hasta el día siguiente.


Consejos:

-Si vais a utilizar palos de polo, os recomiendo que los mojéis un poco en agua para que estos que peguen más al polo y no acabemos con el palo en la mano.
-Si no tenéis agua de coco podéis utilizar agua normal.
-Podéis añadir unas hojas de menta para darle un toque diferente.


Aquí os dejo la vídeo-receta. Es la primera vez que pongo voz en off en un vídeo (ufff que nervios) ya me diréis que os parece.



Nos vemos en unos días. Besosssss

martes, 27 de junio de 2017

POLOS FLASH O POLINES CASEROS



¡¡¡¡Buenos y calurosos días!!!
¿Que tal ha ido la verbena? ¿ Y los calores? Por aquí la primera parte bién, pero la segunda así asá☺.... Pero no os preocupéis  porque para luchar contra el calor  hoy os traigo una receta super refrescante, llena de colores y sabores.
Os acordáis de los polos flash, esos que iban y van en una especie de funda de plástico ( no se si se llamaran así es todos los sitios),  puesssss hoy os traigo una versión muchisimo más saludable e igual o podría decir que mejor.
Habitualmente en estos tipos de polos (la versión original) utilizan un sirope con sabor y agua, pero en esta receta utilizaremos fruta natural, la que más nos guste. De este modo podremos preparar sabores que no existen en la versión tienda y sobre todo sabremos lo que estan comiendo nuestros hij@s, que es algo que a los padres/madres nos preocupa mucho.

Yo os he propuesto tres sabores con diferentes frutas de temporada (bueno naranjas solemos tener todo el año), el resto de combinaciones o sabores os lo dejo en vuestras manos. Se suele poner la misma cantidad de fruta que de sirope y podéis aumentar la cantidad de polos, siempre que pongáis las mismas proporciones de ambos.
En este caso os saldrán 4 polos de cada sabor y la capacidad aproximada de cada funda es de 70 ml ( os enlazo donde poder comprarlas clicando encima de la imagen).


Vale, vale!!!! Estaries pensando.... Y el sirope ese como se hace? Pues ahora os lo explico y para que no tengáis ninguna duda os compartiré en YouTube la vídeo receta.
Ya que  finalmente os dejé sin receta la semana pasada he pensado en compensaros con adjuntaros la vídeo receta de esta y de las próximas recetas.

Vamos al lío que esta calor no me deja coordinar bién y me ralentiza el ritmo.

Ingredientes para el sirope

500 g de azúcar blanco
500 ml de agua

Preparación
En un cazo ponemos el azúcar y el agua.
Llevamos el cazo al fuego y lo dejamos hasta que la mezcla empiece a hervir. Controlando que el azúcar esté bién disuelto.
Cuando empiece a burbujear lo dejamos así un par de minutos y lo retiramos del fuego.
Dejamos enfriar por completo y lo conservamos en un bote hermético de cristal en la nevera.

Os recomiendo preparar el sirope el día antes, pero de todas maneras se conserva perfecto en la nevera durante 1 semana.





Ingredientes

·Sabor a melocotón
200 g de melocotón
200 ml de sirope o azúcar invertido
3 cucharadas de zumo de limón


·Sabor a kiwi
200 g de kiwis ( en mi caso e utilizado los de color amarillo)
200 ml de sirope o azúcar invertido
3 cucharadas de zumo de limón

·Sabor a naranja
200 ml de zumo de naranja
200 ml de sirope o azúcar invertido
2 cucharadas de zumo de limón

Preparación

En una batidora de vaso o con una batidora de mano, pondremos la fruta troceada, el sirope y el zumo de limón.
Batimos / trituramos hasta que obtengamos una "crema" fina.
Pasamos la mezcla a una jarra medidora para que nos sea más fácil rellenar las fundas de polo.
Abrimos la parte superior de las fundas y vertemos la mezcla hasta la linea que marca la funda. Cerramos las fundas y las llevamos al congelador toda la noche.

Ya tenemos nuestros polos flash listos para comer.

Os comparto el link para que podáis ver la vídeo receta. Nos vemos en unos días con otra refrescante receta.

Besossss.