Mostrando entradas con la etiqueta delicioso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta delicioso. Mostrar todas las entradas

lunes, 18 de junio de 2018

HELADO CREMOSO DE CEREZAS


¡¡Buenos días galleter@s!! Estamos en plena temporada de cerezas, ese fruto que te pica a no parar de comer una detrás de otra como si de pipas se trataran. Seguramente os habréis dado cuenta  que las redes se han inundado de miles de recetas de diferentes foodies, influencers o reposteros (aficionados o no) con este delicioso fruto de temporada.

Aunque esta receta hace un par de semanas que la tenia preparada, no ha sido hasta esta semana cuando he decidido compartirla con vosotr@s y no porque todo el mundo se haya puesto a compartir las recetas con cerezas. Sino, porque esta semana daremos la bienvenida oficialmente al verano (día 21) y para mí esta es la mejor manera de inaugurar esta nueva estación, con una de los frutos  más característicos.
No se si os pasará a vosotr@s, pero para mí no llega el verano hasta que las tiendas no quedan inundadas de cerezas, sandías y melones. Es como la manera de ver que la primavera se desvanece para dar paso al "temido" verano.



Pero no solo esta semana le damos la bienvenida al verano sino que también se celebra la verbena de San Juan o la noche mágica el próximo 23-24 por la noche.

Nosotros seguramente este año hagamos algo diferente, para salir de esa rutina de la que muchas veces entramos en modo de bucle y cuesta abandonar para sentir nuevamente como nos golpea un soplo de aire fresco en la cara.
También servirá para recargar pilas después del intenso semestre y dar finalmente por cerrado este semestre para centrarme en las próximas ultimas asignaturas que me quedan antes de empezar las practicas. Pero esto será a partir de Septiembre, que siempre mi mente suele correr más de lo que debería.

Ahora centremos en el tema de hoy, que es la receta. La verdad que no es complicada de preparar y desde que descubrí que los helados caseros nada tienen que ver (en sabor) con los que encontramos en supermercados me he aficionado a prepararlos de mil maneras y sobre todo a probar sabores nuevos. Este es uno de ellos, ya que nunca me ha llamado probar el helado de cereza y a partir de ahora forma parte de mi lista de favoritos junto con el de vainilla con nueces y caramelo ( que también tenéis en el blog).

Como siempre os dejo con los ingredientes y más abajo con la preparación. También tenéis al final del post la ventanita del vídeo con mi truco para deshuesar las cerezas.


Ingredientes

200 o 250 g de cerezas sin piñón o hueso
2 cucharadas de zumo de limón
150 g de miel
100 g de mascarpone
100 ml de leche entera
100 ml de nata para montar con el 35,1% M.G
1 cucharadita de vainilla



Preparación

Empezaremos lavando y quitando los huesos a nuestras cerezas ( en el vídeo os doy un truco para hacerlo más rápido).
Ponemos un cazo en el fuego y vertemos la cerezas deshuesadas, el zumo de limón y la miel. Calentaremos para preparar como una especie de almibarado, cocinaremos unos 5 minutos hasta que empiece a ligeramente espesar y las cerezas estén blanditas.
Una vez lista la preparación trituramos con un turmix y llevamos a la nevera para que enfríe mientras que prepararemos la otra parte de la receta.

Por otro lado mezclamos el mascarpone junto con la leche, la nata y la vainilla, batimos unos segundos hasta que tengamos una mezcla homogénea. Reservamos en la nevera unos 15 minutos.

Una vez que tengamos las dos preparaciones frías, las sacaremos de la nevera y las mezclaremos con movimientos envolvente para aportarle aire a nuestro helado. Esto hará que nuestro helado tenga una textura más cremosa.

Verteremos un nuestra heladera para mantecarlo unos 30 minutos ( esto dependerá del tipo de heladera que utilicéis) o en el caso que no tengamos heladera llevaremos la crema al congelador en un recipiente hermético y pasada una hora la sacaremos, batiremos con unas varillas eléctrica y llevaremos nuevamente al congelador ( esto lo realizaremos 2 veces más).



Os comparto el vídeo donde podréis ver mi truco ( que no es nada novedoso) para quitar los huesos y donde podéis ver la receta en movimiento.



 Ahora solo me queda desearos una buena y divertida verbena de San Juan, que tengáis una buena semana.....Nos vemos la próxima semana.

Besosss

lunes, 28 de mayo de 2018

HELADO DE AVELLANAS Y CHOCOLATE


¡¡Muy buenos días!! Por fin empiezan mis vacaciones estudiantiles, no os podéis imaginar lo descansada que me he quedado después de ver que me e quitado esa dichosa asignatura que me llevaba de cabeza desde hace dos semestres. ¡¡¡Uffff que descanso!!!

Cambiando de tema. El pasado miércoles o jueves os pregunté por Instagram que receta os apetecía para hoy. Os dí dos opciones, la primera una charlota y la segunda este helado, como veis ganó el helado por goleada.

Así que  por fin inauguramos  temporada de helados, sorbetes, granizados y todo tipo de recetas frías, no sé vostr@s pero yo estaba deseando y tenia unas ansias vivas de empezar con este tipo de recetas.

Os voy a contar un poco sobre la receta, esta receta esta sacada de un libro que descubrí y me auto-regalé en San Jordi el pasado mes de Abril ( en otro sitios es el día del libro) el libro es de Verónica Losada y es una de esas maravillas que uno se encuentra sin buscar, dejándote con unas ganas tremendas de ponerte a probar cada una de las recetas que componen el libro. Aunque parezca mentira me he pasado un mes esperando este momento de poderos compartir algunas recetas de este libro y esta es una de las primeras de la lista. En esta receta se junta dos ingredientes que juntos me encantan, las avellanas y el chocolate, os suena o recuerda a algo...... Os refresco la memoria, a la nocilla saludable. ¡¡¡YAASSSS!!!



Si en este momento empiezan a surgiros las dudadas típicas de....
-Vale, pero yo no tengo heladera así que como lo hago.
-Me quedará igual aunque no tenga heladera
-El chocolate tiene que ser de un porcentaje en concreto de cacao

A todas vuestras dudas os respondo en un  tris.....
-Si, no hace falta que tengáis heladera lo único que os ahorra tiempo a la hora de solidificar el helado.
-Os quedará exactamente igual siempre que sigáis los pasos al pie del dedillo (abajo en la preparación os lo explico sin heladera) Congelador 1 hora, batir con varillas eléctricas, congelador y repetir esto 2 veces más.
-No hace falta que tenga un porcentaje de cacao en concreto pero si que debe ser negro y fácil de fundir.

Aunque en esta foto no esta bién mantecado el helado, ya que le faltaban unos minutos y el ansias ( que es mala consejera) me pudo sacarla antes de tiempo de la heladera. El sabor de este helado es increíble  y cuando empiezas te cuesta la vida parar. Bueno, cuando te has comido la tarrina entera de nada más y nada menos de medio kilo.

Como seguramente estaréis deseando poneros a preparar la receta, voy a dejar de enrollarme y os voy a dejar con la lista de ingredientes.
También tenéis esta receta en formato vídeo, como siempre tenéis la ventanita en el final del post.

Ingredientes

2 yemas de huevo
90 g de avellanas tostadas
115 ml de leche entera
200 ml de nata para montar 35,1% M.G
120 g de azúcar
110 g de chocolate negro
1 pizca de sal




Preparación

En un procesador de alimentos trituramos las avellanas hasta obtener una especie de pasta.
Vertemos en un cazo la leche, la  mitad de nata (100 ml) y la pizca de sal. Llevamos al fuego hasta que empiece a hervir.
Por otro lado, mezclaremos las yemas con el azúcar hasta que estas empiecen a blanquear y aumenten de volumen.

A la mezcla que tenemos en el cazo hirviendo ( leche, nata, sal) le añadimos la pasta de avellana hasta que estén  incorporadas y seguidamente añadimos las yemas blanqueadas hasta formar una mezcla homogénea. Bajamos el fuego a medio -bajo y sin dejar de remover espesamos la mezcla.
Una vez que la tengamos ligeramente espesa, la retiramos del fuego para que enfríe.

En un bol o cuenco derretimos en el microondas el chocolate junto con la otra mitad de nata (100ml) en intervalos de 30 segundos, removiendo entre cada intervalo.
Añadimos la preparación del cazo al bol o cuenco del  chocolate y removemos hasta que estén todos los ingredientes bién integrados.

Tapamos el bol o cuenco con film transparente a piel ( contactando con lo que será nuestro helado) y dejamos enfriar toda la noche en la nevera.

Al día siguiente vertemos la crema en nuestra heladera y mantecamos nuestro helado ( esto puede tardar unos 30 minutos dependiendo de la heladera)
Para conservarlo, vertemos el helado en un recipiente hermético y lo llevamos al congelador. A la hora de consumirlo los sacamos unos minutos antes para que el helado se ablande un poco.

En el caso que no tengamos heladera.......Vertemos la mezcla en un recipiente hermético y llevamos al congelador 1 hora, pasadas esa 1 hora sacamos el recipiente y con las varillas eléctricas batimos unos segundos para aportarle aire a la mezcla y para que el helado no se cristalice. Volvemos a llevar al congelador y realizamos lo mismo 2 veces más.



Aquí os dejo la ventanita para que la veáis también en formato vídeo.




Espero que disfrutéis de la receta y que os guste tanto como a mí. Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Millones de besos.

lunes, 12 de febrero de 2018

TARTA CUMPLE BLOG ( YA SON 4 AÑOS)



¡¡¡Buenos días!!! Esta semana el blog cumple 4 años y parece mentira que hayan pasado tan rápido estos cuatro años.
Cuando decidí abrir este blog mis conocimientos sobre redes, webs, etc era extremadamente básico por no decir zero pero con esfuerzo, trabajo, ganas de aprender, poco a poco a ido evolucionando. El diseño de lo que era a lo que és no tiene ni la sombra, diseñé un nuevo logo, reestructuré todo el blog, evolución fotográfica y muchas cosas más que seguramente  muchos de vosotros habéis ido viendo con el transcurso del tiempo. Y todo aprendiéndolo de manera autodidacta en cursos online ( los que he podido finalizar, porque muchos se han quedado a medias), investigando por Internet, etc.

¿Me gustaría que fuese mejor ? Claro que sí, soy una persona muy auto exigente conmigo misma y siempre intento buscar la perfección aunque sé que no existe, ni la encontraré. Pero sí que tengo algo muy claro, que quiero evolucionar a nivel fotográfico pero no quiero hacer las típicas fotos bodegón que últimamente invaden las redes. Sí esas con fondo oscuros, apagados..... Ojo!!  que a mi también me encantan pero no me reflejan o representan lo que soy.
Me encantaría hacer fotos con luz, que hiciesen bribar, armoniosas, apetecibles y un sin fin de cosas más. Creo que voy por el camino que quiero pero aún me queda mucho para llevar a 100.

 Hacia tiempo que no os metía la chapa...... pero quería hacer un flash back de estos 4 años sin extenderme y profundizar mucho.

Después de esta super introducción os dejo con lo que me hizo elegir esta tarta y no otra, de donde me inspiré, etc.




Cuando me puse a planear el mes de febrero y unas de mis redes sociales  (Facebook) me recordó que se cumplían cuatro años desde que empecé mi andanza bloguera, me vino a la cabeza esta tarta. Era una manera de compartir la tarta que está invadiendo las diferentes redes sociales y de que simbolizasen los 4 años de blog.

Esta tarta está considerada la tarta del 2018 y fue diseñada/inventada por una instagramer llamada adikosh123 (os enlazo para que echéis un vistazo ), así que yo he hecho mi versión de esta receta.
Como no sé exactamente como las prepara,  me  puse a bichear por su tablero y llegué a esta conclusión: tenia una base como de galleta y una crema ligera, poco pesada, fruta ( en especial fresas, fambuesas,etc) la decoraba con; merenguitos, macarons, flores,chocolatinas.....

Y después de toda esta explicación os comparto mi versión.




Por cierto también la tenéis en formato vídeo en mi canal de Youtube.




Os dejo con la receta


Ingredientes

·Para las galletas

250 g de mantequilla T.A
175 g de azúcar glas
1 cucharadita de pasta de vainilla
1 huevo y 1 yema
550 g de harina


·Para el relleno

4 claras de huevos
8 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de agua
3 láminas de gelatina y agua fría para hidratarlas
250 ml de nata para montar con el 35,1% de M.G
2 cucharaditas de extracto de vainilla

·Decoración

Fresas
frambuesas
chocolates
macarons (os enlazo receta)





Preparación

Empezaremos preparando una base de galleta, como en el blog tenéis diferentes entradas para preparar esta receta, no os la voy a volver a explicar para que no queda un post extremadamente largo, pero os enlazo a continuación  un enlace directo
(receta). Aunque sea otra receta los pasos serán los mismos, aunque las cantidades e ingredientes cambien.

Para poder hacer la forma de números, imprimí en una hoja de Din a4 él número en relieve con el word, lo recorte y lo coloqué sobre la masa fría y  extendida a un grosor de unos 4 cm. Ayudándome con un cuchillo afilado lo recorté en la masa, eliminé los restos y volvía llevarla a la nevera.

Consejo: Antes de cortar el número en la masa os recomiendo hacerlo colocada en la bandeja de horno con el papel de horno o tapete de galletas.

Ahora prepararemos el relleno.
Por un lado montamos las claras a punto de nieve y mientras preparamos el almíbar para preparar el merengue. Para ello pondremos en un cazo el azúcar con el agua y calentaremos hasta que alcance los 115º. Añadiremos el almíbar en forma de hilo a las claras montadas ha velocidad media hasta que tengamos el merengue en su punto ( el llamado pico loco).

Por otro lado fundimos la gelatina para tenerla liquida y en un bol empezamos a montar la nata, añadimos la vainilla (opcional) y la gelatina. Batimos hasta que tengamos la nata bién firme.

Solo nos queda juntar el merengue y la nata. En el bol de la nata iremos añadiendo poco a poco el merengue con movimientos envolventes, hasta que este homogénea la mezcla.

Vertemos en un manga pastelera con una boquilla redonda amplia.

Consejos: Podéis omitir la vainilla, lo que os aporta ese toque a dicho sabor y le dará un color avainillado a la crema. Así sí queréis una crema blanca mejor no añadirla.





Montaje

Sobre la base que vayamos a utilizar para transportarla o servir pondremos nuestra galleta y iremos haciendo bolitas de crema por toda la base. Cuando la tengamos toda rellena pondremos la siguiente galleta presionando ligeramente y decoraremos con más bolas de crema por toda la superficie.
Para terminar la decoraremos con trocitos de fresas, fresas cortadas por la mitad, frambuesas, macarons, trocitos de chocolate (lo que más os guste).

Refrigeraremos un mínimo de  3 horas en la nevera antes de servir.






Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.

Besosssss

lunes, 22 de enero de 2018

TARTA DE QUESO RÚSTICA CON FRUTOS ROJOS


¡¡¡Buenos días galleter@s!!! Para esta semana os traigo una receta que está dividida en diferentes preparaciones o elaboraciones y aunque esto os pueda hacer tiraros para atrás en un primer momentos, os aseguro que a la hora de prepararla os será o parecerá la cosa más sencilla.

¿Porque le he  puesto el adjetivo Rústica? Muy sencillo, porque esta hecha a la ligera sin mezclar en exceso y porque se puede hacer sin la necesidad de utilizar batidoras eléctricas. También por que no es la típica que cuando la tenemos lista o horneada le ponemos la decoración de mermelada de frutas o coulis de frutas, sino que todas las preparaciones  van juntas al horno y tampoco lleva una base de galleta, sino una mezcla que la hacen más de ese estilo.
En este punto tengo que hacer una breve inciso o paréntesis. 

"En el caso que tengáis la fruta fresca no hará falta hacer la preparación 3 en el fuego. Simplemente os recomiendo triturar los frutos rojos levemente con el turmix, colocar sobre la tarta de queso y colocar a trocitos la mantequilla por toda la fruta"

La textura es exactamente igual que la tradicional tarta de queso pero con menos "complicaciones", pero al hornear todas las preparaciones juntas hace que los frutos rojos se incorporen mejor a la tarta.

El único fallo que le puedo poner (que en este caso fue mio porque las ansias siempre me pueden) que lo tendría que haber dejado enfriar por completo en el horno para que no bajase de altura y acabase quedando un poco (bastante) chafado del centro.
Para la próxima, me lo recordaré en forma de mantra e intentaré controlar esa ansia viva.


Esta receta también la tenéis disponible en formato vídeo en el canal de Youtube, como siempre al final de post os pongo la ventanita con el vídeo.


Ingredientes para molde de 15 cm

*Preparación 1

180 g de harina
8 g de levadura química
100 g de azúcar
20 g de mantequilla a trozos

*Preparación 2

250 g de queso tipo philadelphia o similar
120 g de leche condensada
2 huevos
ralladura de media mandarina
1/2 sobre de azúcar avainillado

*Preparación 3

200 g de frutos rojos congelados o frescos
50 g de mantequilla
1/2 sobre de azúcar avainillado (el que nos ha sobrado en la preparación anterior)



Preparación

Pre calentamos el horno a 180 º.
Preparamos nuestro molde forrándolo con  papel de horno. Para ello engrasaremos el molde y colocaremos el papel de horno bién adherido a las precedes del mismo.

*Preparación 1

En un bol mezclamos la harina, junto con el azúcar y la levadura. Reservamos para más adelante.

*Preparación 2

En el bol de la batidora, batimos el queso junto con la leche condensada hasta que obtengamos una textura cremosa.
Añadimos la ralladura de mandarina, el azúcar avainillado y el huevo levemente batido.
Reservamos para más adelante.

*Preparación 3

En un cazo pondremos nuestros frutos rojos junto con la mantequilla y el azúcar avainillado. Calentaremos hasta que se evapore todo el agua de los frutos y empecemos a tener como una especie de coulis con tropezones.
Dejaremos enfriar o que alcance temperatura ambiente.


Ahora nos pondremos a alcance las 3 preparaciones (la de harina), junto con el molde.

En la base del molde pondremos la mitad de la preparación 1 y con la ayuda del culo de un vaso prensaremos dicha preparación.

Ahora verteremos la preparación 2 (la del queso)  ayudándonos con una espátula, para que quede homogénea en todo el molde.

Cubrimos toda la preparación 2 con el resto de la preparación 1(la otra mitad de harina), haciendo como una especie de base superior arenosa (os enlazo vídeo de la receta). Alisamos la superficie, pero sin aplastar. 
Ponemos los 20 g de mantequilla a trocitos por toda la superficie y repartimos de manera homogénea toda la preparación 3, podemos ayudarnos con una espátula para que no se mezclen las dos preparaciones.

Horneamos 50 minutos.

Dejamos enfriamos por completo dentro del horno, ya que esto nos ayudará a que nos quede una tarta más equilibrada (cosa a mi se me olvidó).

Cundo ya la tengamos a temperatura ambiente la introducimos en la nevera durante toda la noche o un mínimo de 6 horas.

Y ahora solo nos queda pegarle un buen corte y probar nuestra deliciosa tarta.






Aquí tenéis como siempre la ventana con el vídeo, por si os surge alguna duda. Pero siempre os digo que me podéis escribir para cualquier consulta o duda.


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.

Besosssss.




lunes, 15 de enero de 2018

GALLETAS DE PISTOLA O DANESAS


Buenos días, esta es la primera receta del año y no era justamente con la primera receta que quería abrir el año. Pero tampoco quería empezar el año teniendo según que noticias y por desgracia ha empezado así.

Mirad que este año me había prometido a mi misma no hacer un post de reflexión sobre el año que hemos dejado atrás y tampoco quería hacer un post con los propósitos que me gustaría alcanzar este año. Pero por circunstancias personales esta semana todo me ha soplado en la cara, como de un huracán o tsunami se tratara  y me ha hecho reflexionar de una manera que hasta el momento no lo había hecho.

Cuando uno es joven piensa en luchar, en el ahora, en criar a sus hijos....... y no piensa que la vida se te puede ir o escapar en tan solo un suspiro. Esta semana por desgracia he tenido que despedir a un amigo de la infancia con tan solo 32 años, una persona noble, de gran corazón, sano, trabajador, carismático, empático y mil adjetivos más lo podrían describir. Y me ha hecho para, respirar, ponerme frente al espejo y hacerme ver que la vida puede ser tan incontrolable, y al mismo tiempo tan corta. Que en muchas ocasiones el estrés me hace no darle valor a esas pequeñas cosas que te pasan acariciándote sutilmente y uno no se para a sentarse para sentirlas, disfrutarlas y vivirlas como únicas.

Y después de la reflexión me vino esta receta a la cabeza, era como una manera de sentarme con vostr@s y como de tomarnos ese té/café/chocolate mientras mantenemos las típicas conversaciones que van fluyendo entre amigos,esas que acaban convirtiese en profundas, beneficiosas y hasta reflexivas. Es como una manera de sentarnos y hablar (podéis dejar si os apetece algunas de vuestras reflexiones en comentarios que estaré encantada de leerlas).

Estas galletas son como las típicas que se toman con el té/café/infusiones en las reuniones familiares de sobre mesa. No se si os acordareis de las típicas galletas aquellas que venían en una lata azul separadas en también las típicas cápsulas blancas de magdalenas, no recuerdo la marca pero en mi casa siempre que habían reuniones familiares, con amigos, etc acaban sobre la mesa mientras aparecían esas grandes conversaciones.


Ahora os dejo con la receta y en mi canal o más abajo podréis ver un mini vídeo de como utilizar la pistola de galletas para que os salgan perfectas. La mía la compre en Lidl y la verdad que para lo que me contó no tiene nada que envidiarle a la de grandes marcas reposteras.

Espero que disfrutéis de la receta y de buenas conversaciones en este 2018.

Ingredientes

120 g de azúcar glas
200 g de mantequilla
300 g de harina
1 huevo
1 cucharadita de vainilla
2 cucharaditas de leche



Preparación

En el bol de la batidora con el accesorio pala batimos la mantequilla hasta que quede cremosa. Incorporamos el azúcar glas y batimos a velocidad mínima para que no se forme una nube de azúcar. Añadimos el resto de ingredientes; el huevo levemente batido con la vainilla, la harina y por ultimo la leche.
Pre calentamos el horno a 175 º.

Preparamos la pistola para galletas (os pongo un mini vídeo de como utilizarla), la rellenamos y preparamos un par de bandejas de horno (las bandejas la dejamos tal cual... sin papel de horno, sin engrasar, etc).

Ponemos la pistola en  vertical y pegada a la bandeja, hacemos un clic esperamos 2 segundo y levantamos. Dejamos una separación entre galleta y galleta de un dedo.

Cuando tengamos nuestra bandeja llena de galletas la llevaos al horno unos 11 minutos.
Una vez hechas las dejamos reposar unos minutos en la bandeja, cuando estén frías las conservaremos en una lata.



Consejos:

-No hace falta refrigerar la masa.
-Para hacer la versión chacoloteada bastará con sustituir 20 g de harina por la misma de  cacao puro.
-En el caso que no tengáis una pistola de galletas podéis hacerlas con una manga pastelera junto con la boquilla 1 M de wilton. Podeis hacer los mismo que con la pistola o también podéis realizar pequeños círculos.
-Si las realizáis con la maga, la masa os quedará más gruesa así que habrá que aumentar el tempo de horneado
-En el caso de vuestros horno trabaje con temperaturas exactas, ej: 170º tendréis que aumentar los minutos de horneado.







Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besosssss.


lunes, 6 de noviembre de 2017

PASTEL DE AVENA, MANZANA Y ESPECIAS (VEGETARIANA)


¡¡¡Buenos días galleter@s!!! Esta semana os traigo una receta 100% vegetariana. Y para que os entren más ansias/ ganas de preparar la receta, os comento un poco..... Este pastel a parte de vegetariano , es super gordito, esponjoso, deliciosamente  jugoso y con una textura que os sorprenderá.

Como sé que os gustan las recetas fáciles y resultonas, me vino a la cabeza esta receta que tenia por casa. Me puse a cambiar una cosa por otra, añadir esto por lo otro, aquello por lo de más allá y acabó saliendo esta delicia de receta. Y  como siempre pensé en compartirla con vosotr@s para que también la pudieses disfrutar.

Decidí  decóralo con hojas de estilo otoñal que están realizadas con la típica receta de las galletas decoradas (más abajo os enlazo con una de las recetas que podéis encontrar en el blog), pero utilizando diferentes tonalidades y medidas. Utilicé un cortadores con expulsor ya que al ser tan pequeñas me facilitaba el trabajo.



También quería comentaros que este año me presento al concurso de Blogueros Cocineros de Canal Cocina y en mi canal de Youtube (haciendo clic encima os envía al canal) tenéis mi candidatura al mismo. Así podéis conocerme un poquito más y también podréis disfrutar de un facilísimo helado de plátano y fresa, que tan solo se necesitan 4 ingredientes.

Y si encima hacéis like y compartís el vídeo me haréis SUPER FELIZ.

También os podéis suscribir al canal que es GRATIS!!!

Del pastel poco cosa más que contaros, a parte de que esta super jugoso. Bueno que más abajo os compartiré el vídeo de esta receta, por si os surge alguna duda que al ver la receta en movimiento os pueda ayudar a resolverlas.

Ahora os dejo con la lista de ingredientes y con la preparación.


Ingredientes

500 g de puré de manzana a poder ser de la varidad Granny Smith
50 g de leche de avena
75 g de panela
150 g de azúcar moreno
100 g de azúcar blanco
75 g de aceite de girasol o de oliva suave
100 g de harina integral con 1/2 cucharadita de levadura
100 g de harina normal con 1/2 cucharadita de levadura
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de jengibre en polvo
1 cucharadita de canela en polvo
1/4 de cucharadita de clavo en polvo
175 g de copos de avena no muy grandes

Decoración
1 bola de unos 50 g de masa de galletas de mantequilla
colorante marrón
mini cortadores de hojas




Preparación

Pre-calentamos el horno a 180º.

En un bol amplio  vertemos el puré de manzana, añadimos los azúcares y la panela. Mezclamos.
Añadimos el resto de ingredientes de uno en uno, dejando como ultimo ingrediente los copos de avena.
Los copos de avena los integraremos con la ayuda de una espátula.

Engrasamos un molde de unos 18 cm y ponemos un trozo de papel de horno en el fondo del molde para facilitarnos el desmoldado. Vertemos la masa y alisamos la superficie dándole unos golpes al molde.

Horneamos unos 70 minutos aproximadamente.

Ahora prepararemos nuestra decoración, para ello dividiremos nuestra masa de galleta en 3 partes y teñiremos 2 partes con colorante alimentario de color marrón en dos tonalidades distintas.

Estiramos la masa con la ayuda de un rodillo a un grosor de unos 4 mm, con la ayuda de un cortador pequeño en forma de hoja iremos cortando hojas en diferentes medidas y colores.

Mientras se hornea el paste,l refrigeraremos nuestras mini galletas de hojas en la nevera.

Cuando falten unos 10 minutos para finalizar el horneado sacaremos el molde y colocaremos nuestras mini galletas de hojas por toda la superficie del mismo ( esto a vuestro gusto). Volvemos a introducir el molde en el horno y horneamos el resto de tiempo que nos falta ( los 10 minutos).

Para comprobar que el bizcocho esta listo pinchamos con un palillo y si este sale limpio será el punto perfecto.
Las mini galletitas tienen que estar ligeramente doraditas.


Ahora solo me queda despedirme de vosotr@s, que disfrutéis de la receta, del vídeo y que os paséis por mi canal a ver el vídeo a la candidatura de Canal Cocina ( like, compartir, etc)  ;-)

Aquí tenéis  la vídeo receta de esta entrada.



Espero que os gusten los vídeos y nos vemos la semana que viene con otra nueva receta, miles de besos

Muakaaaaaa.

lunes, 10 de julio de 2017

BIZCOCHO VEGANO DE JENGIBRE


¡¡¡Buenos días!!! Sé que os prometí que no volveríamos a encender el horno hasta que no empezase a venir el fresquito, pero como en muchas partes de España el calor a dado un poco de tregua (cosa que aquí en Barcelona poco fresco hemos notado). He pensado en compartiros esta receta que formará parte con otras recetas de la que publicaré la próxima semana. Os avanzo que será la bomba lironda ( véase: una explosión de sabores y texturas).
Este bizcocho empezó un poco a modo experimento, ya que en uno de los montones de libros que tengo por casa ví una receta de un bizcocho de jengibre y pensé en hacerlo vegano (ya sabéis con nada de procedencia animal, sin huevo, lácteos, etc). Como el resultado final a sido sorprendente ya que ha salido un bizcocho esponjosísimo y riquísimo de sabor, no he dudado en compartirlo con vosotr@s y así me deis también vuestra opinión sobre la receta.

La receta no tiene dificultad aunque con las calores os aconsejo que lo preparéis por la noche para que no sudéis la gota gorda en vuestra cocina.
Si os guata visualizar las recetas, esta también la tenéis disponible en mi canal de You tube conjunto con otras que he ido preparando últimamente.



Os comparto una foto de una pequeña parte de los libros que tengo
 (en esta foto también hay libros de la biblioteca )  

Ingredientes

230 g de harina leudante
150 g de panela
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal
2 cucharadas de sirope de agave
2 cucharaditas de jengibre en polvo
1 cucharadita de canela
150 ml de agua muy muy caliente
50 ml de aceite de oliva suave o de girasol

                                    Aquí una foto de lo esponjosito que quedó

Preparación

Precalentamos el horno a 180°.
En un bol grande pondremos la harina, la panela, el bicarbonato, etc. Todos los ingredientes secos. Mezclamos un poco para juntar los ingredientes.

Ahora añadiremos los ingredientes húmedos (sirope, agua caliente y aceite), iremos añadiendo estos ingredientes de uno en uno y cuando esté incorporado el primero añadiremos el segundo,así sucesivamente.
Prepararemos un molde rectangular bajo, de unos 17 x 25 cm, los que se suelen utilizar para los brownie y lo forramos con papel de horno. Vertemos la mezcla en el molde y alisamos la superficie con la ayuda de una espátula.

Horneamos unos 35 minutos.
Una vez hecho el bizcocho lo dejamos enfriar en rejilla.


Os comparto el link para que podáis disfrutar de la vídeo receta.



Millones de besos y nos vemos pronto.


PD: Este bizcocho formará parte de otra receta, así que si podéis guardad dos trozos ;-)
Besossss





lunes, 30 de enero de 2017

MANZANAS AL HORNO A MI MANERA


¡¡¡Buenos días!!! Por fin estoy otra vez por estos mundosssss, parecía que no iba a llegar el día ¡¡Uffff!!. Después de unas semanas estudiando como una loca para poder aprobar o al menos intentar sacar unas notas decentes,  por fin se cierra este interminable semestre en el que me a costado la vida concentrarme y que mi cabeza sintetizase el temario.Cerrando este tema y ahora disfrutando unos días de "fiesta", retomamos un nuevo semestre en una semana.....

Vayamos a por la receta de hoy, pero antes os hago un pequeño inciso, en mi canal de youtube os he colgado tanto la vídeo-receta de Turrón de chocolate y de Delicias de chocolate y turrón, ya sé que las navidades se quedaron bastante atrás.
Retomamos el tema del día.....

Seguramente estaréis pensando, pero vaya receta más simple que nos trae esta semana. Lo sé, lo sé es una receta simple pero es una receta que me Super Encanta y que no podía faltar en el recetario del blog. Han sido muchísimas las veces que he desechado compartir la receta, pero finalmente me he decidido ha compartir mi versión de esta receta.
Me trae tantos recuerdos de la infancia, que cada vez que las preparo empiezan a parecer flashbacks de cada uno de esos momentos en los que estas deliciosas manzanas cerraban las comidas-cenas familiares. Creo que mi amor por las manzanas se forjó aquí, en esos sabores de manzana con saborcillo a caramelo y canela.

Comentaros que al final de la recta os comparto la cajita con la vídeo-receta. Oigan!! últimamente me estoy aficionando a esto de editar vídeos, aunque me falta tantísimo que aprender....aún estoy en modo amor odio con la cámara, así que hasta que controle como poder añadir la voz en off rondará la cosa por allá en 2020.

Ahora ya os dejo con mi manera de hacer las manzanas al horno y que espero que os guste tantísimo como en mi casa.

Ingredientes

6 manzanas Gran Smith
4 cucharadas de azúcar moreno
1 cucharada de canela en polvo (al gusto)
1 o 2 ramas de canela
3 cucharadas de brandy



Preparación

Lavamos las manzanas y las secamos con un trapo.
A continuación preparamos lo que será el relleno o aderezo. En un bol pequeño ponemos el azúcar, la canela en polvo y el brandy. Mezclamos y reservamos.
Descorazonamos las manzanas, reservando los corazones para quedarnos con la parte baja para utilizarlas de tapa para la parte de abajo.
Ponemos las manzanas encima de papel de horno.
Introducimos dentro de la manzana un trocito de canela y rellenamos con la mezcla anterior.
Horneamos a 190° unos 45-50 minutos.



Nos vemos pronto y os mando miles de besos.