domingo, 15 de marzo de 2020

CHEESECAKE CON NUTELLA Y OREO


Buenas y difíciles tardes!! Como ya sabréis, el mundo entero estamos sumidos en una pandèmia en la que la colaboración ciudadana es fundamental para acabar con el covid-19 y volver a una normalidad mundial.

Como ya habréis escuchado, vivido y sentido, se han tenido que aplicar unas medidas que nos guste más o menos son las que tendremos que realizar durante este confinamiento.

En este post no quiero expresar todo lo que se me mueve por dentro, pero como muchos sabéis soy parte del personal sanitario aunque en este momento no esté ejerciendo, pero sí formo parte de la bolsa de trabajo del mismo.

El propósito de este post o de esta receta era y és que descubrais  un nuevo sabor de cheesecake y así despejar la cabeza. Esta receta surge después de probar una versión muy muy parecida en una de mis cafeterías favoritas.
Hace unas semanas os compartí por instagram historie una foto de un cheesecake individual muy parecido al que veis en la foto principal, después de probarlo me dije.....este lo tienes que replicar sí o sí y sobre todo compartirlo con todos tus galleteros y galleteras. Aunque aún me falta perfeccionar la receta sobre todo para que el cheesecake no se me agriete en el horneado y eso que he probado en cocinarlo a temperatura más baja, cambiando las cantidades , etc....

Así que varias semanas después, aquí tenéis la receta para que os metáis en la cocina, disfrutéis cocinando y pensar solo en como realizar esta deliciosa receta.
Os aseguro que no os va a defraudar, ya que es una combinación de sabores espectacular.

Como siempre os dejo con la lista de ingredientes y la preparación, pero también más abajo tenéis la receta en formato vídeo por si os surgen dudas.


Ingredientes (molde de 15 cm)

- Base
100 g de galletas tipo digestive  (opcional por los 20 g de las normales sustituirlas por oreo)
50 g de nutella
20 g de mantequilla

- Cheesecake
350 g de queso philadelphia
13 g de maicena
100 g de azúcar
3 huevos L
75 g de nata para montar
75 g de nata fresca o creme fraiche
1 pizca de sal
1/2 cucharadita de pasta de vainilla
1/2 cucharadita de ralladura de limón

-Glaseado
150 g de queso philadelphia o mascarpone
100 g de nata fresca
100 g de nata para montar
75 g de azúcar glas

Nutella y oreos para decorar



Preparación

Forramos el fondo del molde con papel sulfurizado

En un procesador de alimentos trituramos las galletas (digestive y oreo) junto con la nutella. Podemos sustituir 20 g de galletas por  las de oreo. Cuando las tengamos casi trituradas añadimos la mantequilla derretida y acabamos de mezclar hasta que al presionar con una espátula se compacte.
Vertemos la mezcla en el fondo del molde y distribuimos por todo el mismo compactándola con la ayuda de una espátula.
Llevamos el molde a la nevera mientras preparamos la masa del cheesecake.

Separamos las claras de las yemas y en el bol de la batidora montamos las claras con la pizca de sal hasta llegar a punto de nieve.  El punto de nieve es aquel que al girar nuestro bol las claras no caen.
Reservamos para más adelante.

En el bol de la batidora vertemos el queso, batimos hasta que esté cremoso. Mezclamos el azúcar junto con la maicena ( esto evitará los grumos en la mezcla). Añadimos al bol y seguimos batiendo. Agregamos la nata fresca y la nata para montar. Todo esto lo iremos haciendo con el accesorio pala y a velocidad baja.
Añadimos  la ralladura de limón y la vainilla.  Agregamos una a una las yemas hasta que obtengamos una mezcla homogénea.
Por último añadimos a la masa las claras montadas, esto lo realizaremos poco a poco y con movimeintos envolventes hasta que obtengamos una mezcla homogénea.

Ponemos a Precalentar el horno a 160ºC con calor arriba y abajo, sin aire.

Sacamos el molde de la nevera, engrasamos los laterales del molde y vertemos la masa hasta llegar al filo del mismo.

Llevamos el molde al horno y horneamos unos 50-60 minutos, sabremos que esta hecho si al mover el molde del cheesecake se mueve como un flan.
Apagamos el horno y dejamos enfriar el cheesecake dentro del horno apagado.

Sacamos el molde del horno y lo llevamos a la nevera un mínimo de 6 horas.



Ahora prepararemos el glaseado.

En el bol de la batidora batimos el queso philadelphia, la nata fresca y la nata para montar hasta que empecemos a obtener una mezcla cremosa. Añadimos el azúcar glas y batimos hasta que obtengamos la crema espesa y cremosa.
Colocamos una parte de la crema en una manga pastelera. Reservamos en la nevera.

Desmoldamos el cheesecake pasando previamente un cuchillo por  los laterales, llevamos el cheesecake al plato de presentación.
Vertemos el glaseado por encima del cheesecake extendiendolo con la ayuda de una espátula, colocamos encima una generosa cantidad de nutella y acabamos decorando el cheesecake haciendo rosetones con el glaseado, colocamos galletas oreo troceadas en el centro y en cada rosetón media galleta de oreo.

Conservar en la nevera hasta que la vayamos a consumir.


Aquí os comparto la receta en formato vídeo.



Espero que más pronto que tarde volvamos a la normalidad y que todo esto paso como un mal sueño.
Mucho animo y fuerza.

Besos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se publicará después de moderación.