lunes, 12 de noviembre de 2018

TARTA DE MANZANA CARAMELIZADA


¡¡¡Muy buenos días precios@s !!! Para mi comienza una semana diferente, porque me he propuesto como reto implantar el ejercicio en mi vida diaria. Siempre he sido una persona a la cual le ha gustado hacer ejercicio ( yoga, baloncesto, correr, pilates, bicis, etc) o mejor dicho estar en forma. Trabajar el cuerpo y  la mente en la misma dirección, pero desde hace un par de años esa rutina ha quedado en un plano muy muy lejano.
El motivo de esta dejadez a sino la falta de energía, el tener un bebé que duerme horriblemente mal y un peque de 7 años que es un  huracán aunque duerme de fábula.
Os pongo un poco en antecedentes para que sepáis de qué hablo. La peque se despierta una media de cuatro veces cada noche y eso hizo que acabase durmiendo con nosotros para no acabar como un desecho humano en mi vida diaria, esto también provocó que priorizarse  y dosificarse mi energía para no acabar destrozada a las seis de la tarde (durmiendo por las esquinas).
Que por cierto no os lo he dicho, pero mi peque se duerme sobre las  doce la  noche y se despierta sobre las siete.

Como la cosa a cambiado un poco desde que empezó la guardería , aunque aún duerme con nosotros y mira que he intendo mil cosas, no se despierta apenar por las noche y se acuesta un poco más temprano ( 22:30 / 23:00). Esto me ha hecho hacer un clic y junto con el  vídeo de Belén de @Balamoda me han motivado a buscar mi momento, aunque tenga que levantarme a las 6:30 de la mañana todos los días.

Se dice que el cuerpo y la mente solo necesita dos semanas para implantar una rutina nueva, así que este es mi reto, implantarlo sin perrerías, sin decir que no puedo. Será duro durante estas semanas, pero espero conseguirlo.
Seguramente estaréis pensando, vale y todo esto que tiene que ver con la receta. Simplemente quería abrir este post motivando a que empecéis una rutina nueva, que os haga crecer,  os ilusione , que os motive y que os haga ser mejor en el día a día. Esta, puede ser del tipo que sea, ejercicio, leer, escuchar música,etc. El caso es darle esa chispa a nuestras vidas para ser más felices, para sonreír más y para conocernos mejor a nosotr@s mism@s.


También esta amplia entradilla del blog sobre la motivación, tiene que ver con esta receta. Porque para mi hay dos postres, perdón tres, que me alegran la vida..... La tartaletas o bandada de frutas, la tarta de queso y las tartas de manzana. Aunque esta última siempre me transporta o transmite más sentimientos, siempre me hace retornar a pequeños momentos de mi infancia. Aquí os dejo un post  con otra receta de tarta de manzana que podéis encontrar en el blog.

Antes de pasar a la lista de ingredientes os quería comentar un par de cosas sobre la receta. La primera, que es la primera vez que preparo una tarta de manzana con esta variedad de manzana, si os pasa como a mí , solo quería deciros que esta variedad de manzana le dá un toque ácido a la receta ( como a limón) así que si no os gusta ese punto os recomiendo cambiarla por otra variedad como la fuji o la golden que le aportarán más dulzor y 0% de acidez.
La segunda, aunque no es una recomendación, que el caramelo de dá un punto fabuloso a la tarta.

Ahora sí, finalmente, os dejo con la lista de ingredientes y ya os iré contando como va mi reto ;-)


Ingredientes

5 manzanas ácidas tipo Granny Smith
3 huevos L
110 g de harina
100g de azúcar moreno
Ralladura y zumo de 1 limón
una pizca de sal
1 cucharadita de levadura
100 g de mantequilla derretida

Para el caramelo
150 g de azúcar blanco
2 cucharadas de agua
1/2 cucharadita de limón


Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Empezamos pelando y laminando nuestras manzana. Para ello la partiremos en cuatro partes, quitaremos el corazón y laminamos en gajos finos.

Pondremos un cazo al fuego,  a fuego medio-bajo,  vertemos el azúcar y el agua. Dejamos que caramelice ( no remover, simplemente esperar a que se vaya como derritiendo el azúcar) y cuando coja color le añadimos la 1/2 cucharadita de limón.

Preparamos nuestro molde en mi caso he utilizado un molde redondo de unos 25 cm , el cual he engrasado previamente.
Vertemos una pequeña cantidad de caramelo por el fondo del molde, colocamos rodajas de manzana por todo el molde haciendo una especie como de roseta. Volvemos a verter otra cantidad de azúcar y acabamos de colocar el resto de rodajas de manzana. Y si nos queda aún caramelo, lo vertemos por encima de las manzanas.

Ahora prepararemos el resto de la receta. En un cuenco mezclamos los huevos junto con el azúcar, añadimos la harina junto con  la levadura y la pizca de sal.
Añadimos la ralladura de limón y el zumo. Por último la mantequilla derretida y acabamos de mezclar hasta que la masa esté homogénea.
Las rodajas de manzana que nos sobre las incorporamos a la masa.
Vertemos la misma en el molde y lo llevamos al horno durante unos 30-40 minutos, cuando veamos que la superficie esté doradita estará lista.

Sacamos del horno y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente. Esto nos hará que la tarta coja textura y consistencia, ya que si la cortamos aún caliente se nos deshará.


Aquí os dejo la ventanita para que veáis la receta en formato vídeo.



Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besosssss.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se publicará después de moderación.