Mostrando entradas con la etiqueta cheesecake. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cheesecake. Mostrar todas las entradas

lunes, 6 de julio de 2020

CHEESECAKE DE ARÁNDANOS ( SIN HORNO)


Buenas tardes galleter@s!!! Volvemos a estar aquí otro lunes más, pero esta semana nos evadimos de los helados para seguir con recetas fresquitas.  Para esta semana prepararemos un  cheesecake sin horno, como ya habeis visto en el título y en la foto.

Este cheesecake es super versátil ya que lo podeis adaptar a la fruta que más os guste, como las fresas, frambuesas, etc. La única dificultad que encontrareis en esta receta, es a la hora de prepara el molde para que las paredes del cheesecake queden lisas y perfectas, el resto es ir  agregando y mezclando. Aunque he de puntualizar que tendréis que preparar una especie de mermelada con los arándanos o la fruta escogida y esta tendrá que estar a temperatura ambiente antes de añadirla a la masa.

La próxima semana no tendréis nueva receta por aquí ya que solo publicaré con el canal de Youtube, ya que la receta que compartiré es una de las recetas que más visualizaciones ha tenido en el canal y que he repetido cada verano en casa. Si queréis saber de que receta se trata os espero la semana que viene por Youtube para descubrir de que receta se trata.

Os dejo con la lista de ingredientes y la preparación de este delicioso cheesecake sin horno.


Ingredientes molde( redondo 15cm)

·Base
150 g de galletas hojaldradas
50 g de mantequilla derretida
1/2 cuchardita de canela

·Crema
400 g queso tipo philadelphia
6-8 láminas de gelatina ( 15 g)
300 g de arándanos frescos o congelados
180 g de azúcar
200 g de crem frecher

·Decoración (opcional)
50 ml de nata para montar con el 35,1% M.G
2 cucharadas de azúcar




Preparación

Empezaremos preparando el molde. En la base colocaremos papel de horno y en las paredes las forramos con acetato, ya que esto hará que las paredes del cheesecake queden perfectas.
Luego pasaremos a elaborar la base de nuestro cheesecake. En un procesador de alimentos colocaremos las galletas y las trituraremos, esto también lo podeis realizar colocando las galletas en una bolsa zip y pasando un rodillo por encima hasta que tengáis las galletas trituradas.

Añadimos la canela y seguidamente la mantequilla derretida, mezclamos hasta que obtengamos una textura de arena mojada y que al presionar con la espátula esta se compacte.

Vertemos la mezcla en el fondo del molde y con la ayuda de una espátula compactamos la preparación en el fondo del molde. Llevamos el molde a la nevera mientras preparamos el resto de la receta.

Ahora pasmos a prepara la crema.
Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría unos minutos.
En un cazo vertemos los arándanos y el azúcar, calentamos hasta que empecemos a obtener una especie de mermelada. Agregamos la gelatina hidratada y mezclamos hasta que esta se derrita. Trituramos la preparación con un turmix y dejamos que enfrie la preparación.

 En un bol amplio colocamos el queso crema, la creem frecher y mezclamos manualmente  o con la ayuda de unas varillas. Añadimos la preparación de arándanos.,vigilad que esta esté a temperatura ambiente, hasta que obtengamos la crema homogénea.

Vertemos  la mezcla sobre la base de galleta, movemos o damos unos golpecitos al molde  para que nos quede el cheesecake nivelado en el molde y llevamos el molde a la nevera un minimo de 6 hora o como en mi caso durante toda la noche.

Al día siguiente desmoldamos el cheesecake con mucho cuidado  retirando el acetato y colocamos el cheesecake sobre el plato decorativo para acabar decorándolo con nata montada y arándanos.

Para decorar el cheesecake he montado nata para montar y que esta esté bién fría, agregamos el  azúcar poco a poco en la nata, luego colocamos la nata montada en una manga pastelera con la boquilla que más os guste, en mi caso la 2B de wilton.


Y ya tenemos nuestro postre listo, os recomiendo en la nevera hasta que lo vayáis a consumir.



Aquí os dejo la receta en formato vídeo.



Nos vemos el próximo lunes con otra nueva receta..
Millones de abrazos.

domingo, 7 de julio de 2019

CHEESECAKE DE LIMÓN (SIN HORNO)


Hola galleter@!! Esta semana os traigo otra receta fresquita pero en esta ocasión no son ni polos ni helados. La verdad que la inspiración para la receta de esta semana me las dieron unas seguidoras y también grandes reposteras (@elsecretoendulzado ) que comparten mil ricuras por instagram que no os teneis que perder.

El otro día compartieron unos deliciosos cheesecake en vaso, que tenían una pintaza brutal  y me vino a la boca el delicioso sabor de la curd de limón que tantas veces he preparado y que hace bastante tiempo que no preparo. Así que entre la inspiración y el sabor, pensé en hacer  un cheesecake de limón sin horno y cubierto con esa deliciosa curd de limón que tanto adoro.

Como veréis o leeréis, la receta es muy sencilla de preparar y si tenéis invitados quedaréis como reyes de lo rica que llega a estar.
Si quereis podeis obviar la primera hora de nevera y colocar directamente la fina capa de curd , aunque el resultado final no quedará tan pulido pero estará igualmente rico.

La receta de la curd de limón os la compartiré por mi Instragram TV y cuando pueda también en un post rápido, aquí en el blog.

Esta receta también la tenéis disponible en el canal de Youtube, que como siempre tenéis la ventanita más abajo o mejor dicho al final del post.

Os dejo con la lista de ingredientes y con la preparación.



Ingredientes ( molde de 15 cm)

·Base
100 g de galletas tipo maria o hojaldradas
50 g de mantequilla derretida

·Crema
250 g de queso mascarpone
400 ml de nata con el 35,1% M.G (fria)
5 hojas de gelatina
60 ml de zumo limón
160 g de azúcar
ralladura de 1 limón

Para cubrir curd de limón



Preparación

Primero pondremos a hidratar las láminas de gelatina en agua fría.
Lo siguiente que haremos es forrar un molde redondo de unos 15 cm, con papel de horno en la base y acetato en las paredes ya que esto nos facilitará el desmoldado del cheesecake.

Una vez que tengamos preparado el molde, empezaremos a preparar la base de nuestro postre. Para ello en un bolsa zip colocaremos las galletas y con la ayuda de un rodillo trituramos las galletas, esto también lo podemos hacer con un procesador de alimentos.
Derretimos la mantequilla en el microondas  y mezclamos con las galletas trituradas formando una especie de arena mojada que al apretar con la espátula esta se compacte.

Vertemos la mezcla en el molde y compactamos en el molde con la ayuda de una espátula. Llevamos el molde a la nevera mientras preparamos el resto de la receta.


Ahora prepararemos la crema. En un bol mezclaremos el queso mascarpone, el azúcar, la nata fría, la ralladura de limón con la ayuda de unas varillas eléctricas hasta que tengamos una mezcla ligeramente cremosa.
Escurrimos la gelatina y la ponemos con el zumo de limón que calentamos unos segundos en el microondas para derretir la gelatina.

Añadimos esta última a la crema poco a poco y sin dejar de batir.

Sacamos el molde de la nevera y vertemos la crema en el mismo. Alisamos la superficie con ayuda de una espátula y llevamos nuevamente a la nevera 1 hora.
Por último solo nos faltará colocar una fina capa de curd de limón ( tenéis la receta en mi Instagram TV) y volvemos a llevar el molde a la nevera durante toda la noche o un mínimo de 6 horas.



Os dejo como siempre la ventanita con la receta en formato vídeo. Por cierto acordaros que también teneis disponible la receta de la curd de limón en mi Instagram @galletasdelmundo.


Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besos


domingo, 26 de mayo de 2019

CHEESECAKE DE CHOCOLATE & ALMENDRA


¡¡¡Muy buenas tardes !!!Empezamos una nueva semana y cada vez estamos más cerca del verano, pero parece que este año se resiste a venir el buen tiempo. Así que, mientras esperamos a que llegue,  qué os parece si seguimos disfrutando del calor del horno y preparamos algo rico, antes de empezar con la temporada de helados y postres fríos.

No sé cuándo empezaré a inundar el blog con todas esas recetas pero de momento esta semana os traigo un cheesecake con toques diferentes. Primero tiene un sabor a chocolate intenso que a los chocoadictos os va a encantar y segundo, la base que lleva está preparada con harina de almendra o almendra molida que le dá un punto diferente a todo el cheesecake.
Pero si estáis buscando un cheesecake completamente diferente, en sabor, textura, etc....esta es vuestra receta.


Y para darle un toque más chocolateada la cubrí con una ganaché espesa de chocolate negro, que le dió un sabor más intenso al cheesecake y le aportó más cremosidad. Pero esto es optativo, si queréis podeis obviar esta preparación.
Lo que sí que me pasó y que veréis en el vídeo, es que la parte superior del cheesecake se me quedó un poco bastante hundida y la verdad que tenía ese toque rústico que gusta a muchos, pero preferí acabar cubriendola con la ganaché porque así me daba el aspecto de receta terminada.

Como siempre, al final del post os comparto la receta en formato vídeo. Ahora os dejo con la lista de ingredientes.

Ingredientes

· Base
150 g de almendra molida
60 g de mantequilla
1 cucharada de cacao

400 g de queso philadelphia
250 g de chocolate 70%
3 huevos L
160 g de azúcar
190 g de nata 35,1% M.G

·Cobertura
150 g de chocolate
100 ml de nata 35,1% M.G
10 g de mantequilla
50 g de azúcar



Preparación

Precalentar el horno a 175ºC
Prepararemos un molde de unos 20 cm, forrandolo con papel de horno.
En un bol pequeño mezclamos la almendra molida junto con el cacao y seguidamente añadimos la mantequilla derretida.
Extendemos esta preparación en el molde y la compactamos con la ayuda de una espátula en el fondo del molde. Llevamos el molde al horno unos 10 minutos. Lo sacamos y dejamos reposar.

Mientras prepararemos el cheesecake.
Ponemos un cazo al fuego con la nata y el chocolate troceado, hasta que obtengamos una crema homogénea y dejamos que temple.
En el bol de la batidora batimos el queso crema con el azúcar hasta que esté cremoso, seguidamente añadimos uno a uno los huevos hasta que estos se incorporen completamente a la masa y por ultimo añadimos la crema de chocolate poco a poco ( esta debe estar a temperatura ambiente). Mezclar hasta que la masa esté homogénea.

Vertemos la crema en el molde y lo llevamos al horno uno 50- 60 minutos.Una vez que esté listo, apagamos el horno y dejamos que enfríe por completo dentro del hono. Cuando esté a temperatura ambiente lo llevamos al horno un mínimo de 6 horas.


Si le queréis dar un toque de doble chocolate podéis cubrirlo con la siguiente preparación.
En un cazo calentamos la nata junto con el azúcar y el chocolate a trocitos, hasta que obtengamos una crema homogénea y que los granitos de azúcar estén disueltos.
Apartamos el cazo del fuego y añadimos la mantequilla. Mezclamos hasta que está se derrita. Tapamos con film transparente a piel y cuando tengamos desmoldado nuestro cheesecake, vayamos o cubrimos el cheesecake con la crema de chocolate.
Decoramos al gusto con trocitos de diferentes chocolates, con fruta fresca o con lo que más os guste.


Os comparto una foto de como queda el corte, para que veais como se vé por dentro y la textura que tiene.



Aquí os dejo la ventanita para que veais la receta en formato vídeo, por si os surgen dudas durante la preparación.


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Millones de besos.

martes, 1 de enero de 2019

CHEESECAKE DE TOFFEE O CARAMELO




Buenas tardes galleter@s!!! Esta semana os traigo una receta de locura, si sois amantes o enamorados de los cheesecake este os va a encantar porque tanto la manera de hacerlo, como la textura y sobre todo lo planito que quedar  después del horneado.

Durante estos años he preparado algunos cheesecake, no tanto como los que me gustaria a  mí pero si que he puesto a prueba diferentes recetas y esta es la que ha hecho que el cheesecake quedase más plano, liso y perfecto.

·Truco 1. El horneado.

Esto es una parte fundamental para que este salga perfecto.
Durante estos años y después de probar muchas recetas, la temperatura del horneado siempre ha sido entre los 120-160º C pero cuando las horneaba en muchas ocasiones se rajaban la parte superior o una vez fría se hundían del centro. 
Como veréis y aunque os sorprenda, este cheesecake empezaremos horneándolo a 220ºC y luego lo bajamos a 120ºC. Esto ha hecho que quede super nivelado.

·Truco 2. Enfriar.

Esta parte también es super importante, aunque  puedas pensar que ya se acabará de cuejar en la nevera estás muy equicocad@.  Es muy importante que se enfríe por completo dentro del horno apagado , ya que el calor residual acabará de cocinarlo y este irá bajando poco a poco hasta quedar frío y plano. Eso si, una vez frió hay que llevarlo a la nevera unas cuantas horas para que acabe de cuajar.


También es fundamental utilizar un molde desmontable o desmoldable, ya que esto hará que no se nos rompa una vez lo queramos sacar del molde. Para esta receta he utilizado un molde de unos 17 cm, que salen unas 6 o 8 porciones.

Ahora que os he dado algunos de los trucos os comparto la receta para que hagáis vuestro propio toffee casero, pero en el caso que no tengáis ganas poder sustituirlo por dulce de leche aunque os perderéis el delicioso sabor que le da el toffee.
Es una receta sencilla y luego la podréis utilizar para decorar helados, gofres y otros dulces porque os dura en perfecto estado un par de semanas dentro de un bote de cristal hermético en la nevera.



Ingredientes Toffee casero
100 ml nata para montar 35,1% M.G 90 g de azúcar Ponemos un cazo al fuego y a fuego medio bajo cocinamos el azúcar hasta que empiece a tomar un color ámbar. Apartamos el cazo del fuego y vertemos la nata removiendo para intentar formar lo mínimo de grumos. Volvemos a colocar el cazo al fuego y derretimos los grumos de azúcar, removiendo constantemente hasta que obtengamos una mezcla homogénea y espesa. Esto puede tardar unos 5 o 10 minutos y lo tendremos que realizar a fuego medio-bajo.



Ingredientes (molde de 17cm)

Base

180 g de galletas maría o digestive
90 g de mantequilla
10 g de toffee


550 g de queso crema
110 g de azúcar
5 huevos L
60 g de toffee
300 ml de nata 35,1% M.G
50 g de harina
1 cucharadita de vainilla
1 pizca de sal



Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 220ºC .


Primero prepararemos la base para nuestro cheesecake. En un procesador de alimentos trituramos las galletas junto el toffee y la mantequilla hasta que tengamos las galletas trituradas.

Vertemos la mezcla en el fondo de nuestro molde y con la ayuda de una espátula presionamos hasta que se comparte. Llevamos el molde a la nevera mientras preparamos la crema.


En un bol o en el bol de la batidora, mezclamos el queso con la nata . Batimos hasta que se mezclen.
Añadimos el azúcar, el toffee, la vainilla , los huevos de uno a uno y seguimos batiendo hasta que estén incorporados.
Tamizamos la harina en el mismo bol y añadimos la pizca de sal. Mezclamos hasta que obtengamos una masa lisa y sin grumos.

Sacamos el molde de la nevera y vertemos la mezcla en el molde.

Llevamos el molde al horno y horneamos 10 minutos a esa temperatura, luego bajamos la temperatura del horno a 120º C  y seguimos horneando unos 60 minutos.

Para comprobar que esta listo nuestro cheesecake, al mover el molde el cheesecake se mueva como un flan.

Apagamos el horno y dejamos que se enfrie dentro del mismo. Pasado este tiempo llevar a la nevera un mínimo de 3 horas o toda la noche.



Aquí os dejo la ventanita para que disfrutéis de la receta en movimiento, también tenéis el enlace para hacer vuestro toffee casero de una manera fácil y sencilla.



Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Besos


lunes, 24 de septiembre de 2018

TARTA DE QUESO DE 3 INGREDIENTES


¡¡¡Muy buenos días!!! Para esta semana os propongo o mejor dicho, os traigo y aunque el título de esta receta os puede parecer un poco surrealista, una tarta de queso en la que solo necesitaremos tres ingredientes. Sí, sí solo 3 ingredientes.
Aunque las fotos de la receta no quedaron como me hubiese gustado, ya que el tiempo no acompañaba mucho y solo tenía ese día para poder hacerlas....el resultado de esta tarta es mucho más wow!! que en las fotos, pero como muchas veces me digo a mi misma ¡Chica, a todo no se llega!


Esta receta tiene diferentes pasos, que son muy importante no saltarse para que el resultado final de la tarta sea el perfecto (esponjoso, jugoso, en su punto justo vamos!).

Punto número.....

1. Una vez derretido el chocolate es importante dejar que se enfríe o que no esté muy caliente.
2. Las claras hay que montarlas bién firmes y podéis conservarlas en la nevera hasta su utilización ya que esto os facilitará que monten más rápido.
3. Los movimientos envolventes, es muy importante hacerlos porque eso hará que el pastel coja aire y eso le hará que esté esponjoso.
4.Si la decorais con mermelada, estonces será la pera limonera.
A continuación os dejo una pequeña lista con  los diferentes links para que preparareis la vuestra propia en casa y de diferentes sabores, para que elijas la que mejor os combine en vuestros gustos personales. Pero también queda de fábula con chocolate o tal cual.




-Meremelada de Granada https://www.instagram.com/tv/BnqRKrZn... -Mermelada de fresa https://galletadelmundo.blogspot.com/... -Mermelada de Naranja https://galletadelmundo.blogspot.com/... -Mermelada de Kaki https://galletadelmundo.blogspot.com/...

Ahora que ya os he dado toda la información y que tenéis todos los links para que la decoréis con mermelada casera, os dejo con la lista de ingredientes  y la preparación. Por cierto, como siempre tenéis al final del post la ventanita de la receta en movimiento.


Ingredientes (molde de 17cm)

6 huevos
250 g de queso crema
250 g de chocolate blanco



Preparación

Empezaremos separando las claras de la yemas.
Por otro lado pondremos a derretir al baño maría el chocolate y una vez que lo tengamos derretido lo dejaremos reposar para que baje un poco de temperatura.
En un bol añadiremos las yemas y el queso crema, mezclaremos levemente. Añadimos el chocolate derretido y volvemos a mezclar.

Seguidamente montaremos las claras a punto firme ( el tipico que al girar el bol estas no caen).
Añadimos las claras montadas a la mezcla anterior con movimientos envolventes, si queréis las primeras cucharadas las podéis mezclar tal cual sin movimientos envolventes pero el resto con movimientos envolventes, de abajo a  arriba.

Esto nos hará que la tarta salga esponjosa y gordita.

Precalentamos el horno a 170º con calor arriba y abajo ( sin aire)

Una vez que tengamos la masa preparada, forraremos un  molde con papel sulfurizado y verteremos la misma dentro del molde.

Colocamos el molde dentro de la bandeja de horno con agua caliente, como cuando se hace flan casero ( es como un baño maría pero en el horno).
Horneamos unos 20 minutos a esta temperatura y pasado este tiempo bajamos la temperatura del horno a 160º, horneamos unos 15-20 minutos más. Pasado este tiempo apagamos el horno y dejamos que se  enfríe por completo nuestro pastel dentro del mismo ( con  la puerta cerrada)


¿Porqué horneamos de esta manera? 
Los pasteles de queso suelen ser muy delicados y si habéis hecho alguno seguramente os haya pasado que se haya hundido del centro o que al hornearlo este no "subiese" mucho.
Pues esta es una manera para que vuestra tarta de queso quede perfecta, sin hendidura, sin quemarse, gordito, esponjoso......


Cuando nuestro pastel este a temperatura ambiente lo llevamos a la nevera un mínimo de 3 horas, para que este quede más firme y no se desmigue.



Os dejo como siempre la ventanita para que veas la receta en formato vídeo.


Nos vemos la semana que viene con otra nueva receta.
Besoss

lunes, 9 de abril de 2018

NEW YORK CHEESECAKE O TARTA DE QUESO CLÁSICA


¡¡¡Buenos días!!! Esta semana os traigo una de las mejores recetas que e probado de Cheesecake de todos los tiempos.
De esta receta obtendréis un tarta de queso de un grosor o altura de mínimo 7 centímetros, una textura super esponjosa y cremosa. Para que alucinéis más y os quedéis super hermorad@s de la receta, es que  NO se os chafará del centro y tampoco se os rajará al hornearlo.

Pero primero os voy a historiar sobre este tipo de pasteles, tartas o pies que existen.

El primer registro que consta de este tipo de tarta data el año 776 a.C en la Antigua Grecia, la cual se preparaba para dar energía a los participantes a los juegos olímpicos griegos. En aquella época se utilizaban diferentes lácteos de la leche.
Cuando Grecia fue conquistada por los romanos este tipo de tarta se convirtió en un motín de guerra.

Esta receta se fue modificando a lo largo de los años, incluyendo diferentes ingredientes como el huevo y también se empezó a probar diferentes formas de preparación como el horneado entre ladrillos caliente.

Con el paso de los años y después de la conquista de los romanos este tipo de tarta llegó a Europa rebautizándola con el nombre de libuma. Hasta que más adelante esta exquisitez cruzo el charco llegando a América.

En el 1872 Mr. Lawrence, un quesero norteamericano se propuso crear un tipo de queso parecido al francés neufchatel pero por un error creó un queso cremoso al cual hoy en día conocemos como que Philadelphia, el cual creo tal adicción que acabó añadiéndose a dicha receta creándose  la versión New York.

En diferentes paises el queso suele ser sustituido por otras variedades como:

-Chigago y New York con  la versión con crema agria
-Francia por el queso Neufchatel
-En Grecia por el queso feta o Mizitha
-En Italia por el queso Mascarpone, ricotta y miel


Hay diferentes tipos o preparaciones de Cheesecake, pueden estar horneadas o no.

Las versiones fría, unas de las más sencilla en su elaboración, se suele hacer de la siguiente forma:

1. Suele tener una base de galleta
2. Suele contener queso Philadelphia o Quark
3. Se le añade Nata o yogur para que tenga más cremosidad
4. Se le añade Gelatina o grenetina para que tenga consistencia.

Las versiones horneadas, como la New York o Japones, suelen hacerse de la siguiente forma:

1. Puede llevar una base de galleta , bizcocho o simplemente no llevar
2 .Suelen contener queso Philadelphia o Mascarpone
3. Habitualmente llevan huevo, que hace de levadura
4. Suelen llevar creme fraiche o crema agria que le aporta cremosidad
5. Suelen llevar fécula de maíz o maicena para que tenga mejor consistencia


Nosotros hoy prepararemos esta ultima versión, con horneado, con huevo, crema agria y maicena. Esta versión hace como una especie de levado gracias a los huevos pero si queréis hacer otras versiones, os dejo una pequeña lista (con sus enlace directos ) de algunas recetas que podréis encontrar en el blog.

-Cheesecake chocolateado
-Cheesecake de manzana
-Tarta rústica de queso con frutos rojos
-Tarta fría de limón y coco
-Pastel de queso Japonés
-Cheesecake en taza





 Os aseguro que si seguís esta receta sin saltaros ningún paso obtendréis unos de los cheesecake más gorditos del mundo mundial.

La receta requiere muchas dosis de paciencia, ya que el horneado es largo. Pero la dificultad es media-baja, ya que la única dificultad por ponerle nombre, sería preparar previamente la crema agria.
En este tipo de recetas muchas personas preparan una base previa de galletas y mantequilla, pero para mí gusto la receta acabaría siendo extremadamente dulce. Esta receta tiene el dulzor en su punto y es más tiene un toque cítrico que hace que te enganche en cada bocado.
Con deciros que a mi hijo es super crítico con este tipo de tartas y esta le mega-encantó.......Con esto lo digo todo.

Ahora os dejo con la lista de ingredientes  y la preparación, tanto de la crema agría como de la cheesecake.


Ingredientes

4 huevos L
100 g de mantequilla T.A
240 g de azúcar
340 g de crema agria (más abajo os dejo como hacer la crema y los ingredientes)
600 g de queso crema T.A
1 y 1/2  cucharadas de maicena
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 cucharadita de zumo de limón
1 cucharadita de ralladura de limón



·Ingredientes Crema agria
340 ml de nata líquida fría
4 cucharaditas de zumo de limón
2 cucharaditas de vinagre
1 pizca de sal

·Preparación Crema Agría

Mezclamos la nata y el zumo de limón, dejamos reposar unos segundo y removemos con una varillas hasta que espese. Cunado coja consistencia añadimos el vinagre, mezclamos y añadimos la sal. Batimos hasta que espese y tenga una textura crema.
Para reducir tiempo lo podemos hacer con una batidora eléctrica con las varillas a baja velocidad.


Preparación 

Ponemos a precalentar el horno a 160º.
Forramos un molde redondo de unos 17 -18 cm que NO sea desmontable, con papel de horno. Nos podemos ayudar engrasando el molde con un poco de mantequilla y seguidamente forramos el molde tanto las paredes como el fondo con el papel, esto nos ayudará a que el papel se fije al molde.

En un bol amplio o el de la batidora pondremos la crema de queso y la mantequilla, batir hasta que quede una crema suave y esta no tenga grumos.
Añadimos la crema agria, el azúcar, la maicena el zumo de limón, la vainilla y la ralladura de limón. Batir a velocidad media-baja hasta que los ingredientes estén incorporados en la mezcla.
Iremos añadiendo uno a uno los huevos, hasta que no esté incorporado el primero no añadiremos el siguiente.

Verteremos la mezcla dentro del molde y daremos unos golpecitos a este para casar las posibles burbujas de aire. Esto hará que al hornear nos quede una superficie lisa.

Colocamos el molde dentro de una bandeja amplia para horno y llenaremos hasta la mitad la bandeja con agua caliente.
Horneamos unas 2 horas y 45 minutos (minutos arriba abajo), en el caso que la superficie empiece a dorarse y aún le quede mucho para que la tarta esté lista podemos tapar la superficie con papel de aluminio/ albal y seguimos horneando (esto evitará que la superficie se queme).
Una vez lista nuestra cheesecake (comprobaremos pinchando con un palillo y si este sale limpio estará listo), apagaremos el horno y dejaremos que se enfríe el cheesecake dentro del horno (esto puede tardar 2 o  3 horas).

Pasado este tiempo llevaremos el molde a la nevera y refrigeraremos un mínimo de 6 horas ( en mi caso toda la noche)

Desmoldamos ayudándonos con un cuchillo o una espátula fina, rebordeamos todo el interior del molde con cuidado de no estropear el cheesecake y depositamos en un plato para seguidamente servir las diferentes porciones.



Solo me queda deciros que esta semana en el canal de Youtube tenéis una nueva vídeo receta. Unos deliciosos soufflés de chocolate por si sois choco-adictos.
Ahora me despido hasta la semana que viene con millones de besos y abrazos.

Hasta la semana que viene.

lunes, 22 de enero de 2018

TARTA DE QUESO RÚSTICA CON FRUTOS ROJOS


¡¡¡Buenos días galleter@s!!! Para esta semana os traigo una receta que está dividida en diferentes preparaciones o elaboraciones y aunque esto os pueda hacer tiraros para atrás en un primer momentos, os aseguro que a la hora de prepararla os será o parecerá la cosa más sencilla.

¿Porque le he  puesto el adjetivo Rústica? Muy sencillo, porque esta hecha a la ligera sin mezclar en exceso y porque se puede hacer sin la necesidad de utilizar batidoras eléctricas. También por que no es la típica que cuando la tenemos lista o horneada le ponemos la decoración de mermelada de frutas o coulis de frutas, sino que todas las preparaciones  van juntas al horno y tampoco lleva una base de galleta, sino una mezcla que la hacen más de ese estilo.
En este punto tengo que hacer una breve inciso o paréntesis. 

"En el caso que tengáis la fruta fresca no hará falta hacer la preparación 3 en el fuego. Simplemente os recomiendo triturar los frutos rojos levemente con el turmix, colocar sobre la tarta de queso y colocar a trocitos la mantequilla por toda la fruta"

La textura es exactamente igual que la tradicional tarta de queso pero con menos "complicaciones", pero al hornear todas las preparaciones juntas hace que los frutos rojos se incorporen mejor a la tarta.

El único fallo que le puedo poner (que en este caso fue mio porque las ansias siempre me pueden) que lo tendría que haber dejado enfriar por completo en el horno para que no bajase de altura y acabase quedando un poco (bastante) chafado del centro.
Para la próxima, me lo recordaré en forma de mantra e intentaré controlar esa ansia viva.


Esta receta también la tenéis disponible en formato vídeo en el canal de Youtube, como siempre al final de post os pongo la ventanita con el vídeo.


Ingredientes para molde de 15 cm

*Preparación 1

180 g de harina
8 g de levadura química
100 g de azúcar
20 g de mantequilla a trozos

*Preparación 2

250 g de queso tipo philadelphia o similar
120 g de leche condensada
2 huevos
ralladura de media mandarina
1/2 sobre de azúcar avainillado

*Preparación 3

200 g de frutos rojos congelados o frescos
50 g de mantequilla
1/2 sobre de azúcar avainillado (el que nos ha sobrado en la preparación anterior)



Preparación

Pre calentamos el horno a 180 º.
Preparamos nuestro molde forrándolo con  papel de horno. Para ello engrasaremos el molde y colocaremos el papel de horno bién adherido a las precedes del mismo.

*Preparación 1

En un bol mezclamos la harina, junto con el azúcar y la levadura. Reservamos para más adelante.

*Preparación 2

En el bol de la batidora, batimos el queso junto con la leche condensada hasta que obtengamos una textura cremosa.
Añadimos la ralladura de mandarina, el azúcar avainillado y el huevo levemente batido.
Reservamos para más adelante.

*Preparación 3

En un cazo pondremos nuestros frutos rojos junto con la mantequilla y el azúcar avainillado. Calentaremos hasta que se evapore todo el agua de los frutos y empecemos a tener como una especie de coulis con tropezones.
Dejaremos enfriar o que alcance temperatura ambiente.


Ahora nos pondremos a alcance las 3 preparaciones (la de harina), junto con el molde.

En la base del molde pondremos la mitad de la preparación 1 y con la ayuda del culo de un vaso prensaremos dicha preparación.

Ahora verteremos la preparación 2 (la del queso)  ayudándonos con una espátula, para que quede homogénea en todo el molde.

Cubrimos toda la preparación 2 con el resto de la preparación 1(la otra mitad de harina), haciendo como una especie de base superior arenosa (os enlazo vídeo de la receta). Alisamos la superficie, pero sin aplastar. 
Ponemos los 20 g de mantequilla a trocitos por toda la superficie y repartimos de manera homogénea toda la preparación 3, podemos ayudarnos con una espátula para que no se mezclen las dos preparaciones.

Horneamos 50 minutos.

Dejamos enfriamos por completo dentro del horno, ya que esto nos ayudará a que nos quede una tarta más equilibrada (cosa a mi se me olvidó).

Cundo ya la tengamos a temperatura ambiente la introducimos en la nevera durante toda la noche o un mínimo de 6 horas.

Y ahora solo nos queda pegarle un buen corte y probar nuestra deliciosa tarta.






Aquí tenéis como siempre la ventana con el vídeo, por si os surge alguna duda. Pero siempre os digo que me podéis escribir para cualquier consulta o duda.


Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.

Besosssss.




lunes, 10 de octubre de 2016

PASTEL DE QUESO "JAPONÉS"


¡¡Buenos días precios@s!! Como ya os comenté la semana pasada, esta semana NO habría chocolate por ningún sitio, bueno un poco de cacao para decorar pero poco más.

Esta receta la tenía pendiente de preparar desde..... (uffff!!! ni me acuerdo). Más que nada porque me recordaba a las típicas tartas de queso que venden en los supermercados, esas que estan en la sección de yogures, esas que tienen un tamaño mini o pequeña y que a mi de pequeña me pirraba, admito que aún me siguen encantado.
Estuvieron muy de "moda"  a primeros de año, todo el mundo preparaba este tipo de pastel, se veían en tropecientos blogs de reposteria, videos en youtube, etc.  Y supongo que acabé saturada de tanto verla que acabó la receta  en el fondo del cajón durante un montón de meses, hasta que hace unas semanas ordenando todo el menaje, libros y cosas para el blog, en unos de los libros que estaba colocando ví que sobresalía un gran trozo de papel y al abrir el libro por dicha hoja ví la receta, así que me entraron las ganas locas de prepararla.
Como también acompañaba el tiempo ya que había bajado la temperatura unos cuantos grados, encendí mi
precioso horno de 12 años que tiene un buen trote encima ( digamos en funcionamiento), cogí la receta del libro de Postres y otras dulcerías de Pamela Rodríguez  (bloguer de Uno de dos) y me metí en mi cocina para ver si salía o no la receta. Y como podéis comprobar a salido (aplausossssssss!!!).



He realizado algunos cambios en la receta, la cantidad de huevos, la cantidad de azúcar y le he añadido un poco de canela para darle mi toque personal a la receta (como sabéis amo el saborcito de la canela) y poco más.
Al finalizar la receta tenéis algunos consejos que os recomiendo que leais antes de prepararla. Ahora ya no enrollo y os dejo con los ingredientes.


Ingredientes

55 g de mantequilla
170 g de azúcar
450 g de queso tipo Philadelphia
5 huevos L
Ralladura de 1 limón
100 g de leche
60 g de harina
20 g de maicena
1/2 cucharadita de cremor tártaro
1 pizca de sal
1/2 cucharadita de canela


Preparación
En un cazo calentamos la leche con la mantequilla y el azúcar. Dejamos templar unos minutos.
Vertemos esta mezcla sobre el queso crema, removiendo con unas varillas hasta crear una mezcla homogénea.

Por otro lado separamos las yemas de las claras.
Añadimos las yemas a la mezcla anterior (queso crema, leche, etc), junto con la harina, la maicena, la canela  y la ralladura del limón. Aparte, montamos las claras a punto de nieve con el cremor tártaro ( si no tenemos se puede sustituir por unas gotas de zumo de limón) y la pizca de sal.


Incorporaremos las claras a la mezcla anterior, poco a poco y con movimientos envolventes de abajo a arriba.
Engrasar un molde redondo de unos 20 cm forrado con papel sulfatado (el típico papel de horno) y que sobresalga de la parte superior para cuando el pastel suba no se desborde.

Precalentamos el horno a 150°
Hornear al baño maría (como cuando hacemos un flan casero) con calor arriba y abajo, durante más o menos 1 hora y 15 minutos. Una vez que lo tengamos hecho , apagamos el horno y dejamos el pastel dentro hasta que se enfríe por completo .


Consejos:
- Utilizar un molde de esos que son de aluminio de uso profesional, como de una sola pieza para que lo le entre agua a la masa (Que levante la mano quien no lo hizo? YOOOOO, pero lo pude solventar a tiempo).
- Si no os gusta la parte superior del pastel muy dorada (como en mi caso)  cuando queden 15 minutos, tapamos la parte superior con papel de aluminio.
- Para desmoldar primero dejarlo a temperatura ambiente.
- Refrigerar un mínimo de 6 horas
- Podéis decorar la superficie del pastel con la ayuda de un stencil y cacao en polvo o con azúcar glas.

(Receta del Blog Uno de Dos)

Espero que disfruteis de la recta y nos vemos como siempre......BESOSSSSSSS