sábado, 2 de noviembre de 2019

SWISS MERENGUE BUTTERCREAM (PERFECTO) y TARTA MOMIA


¡¡Hola galleter@s!!
Nos ponemos en modo halloween y qué mejor manera que realizando esta sencilla tarta decorada o inspirada en  momia. En este post no solo os enseño como decorar de una manera sencilla una tarta , si no que os comparto cómo realizar un swiss merengue buttercream perfecto y también las proporciones para hacer las cantidades que necesiteis.

El bizcocho que he utilizado es uno que tenía congelado desde hace semanas, así que no recuerdo de que es, pero tanto en el blog como en el canal teneis multitud de bizcocho para utilizarlos con esta crema.
Solo tendreis que poner en el buscador del blog (parte derecha de vuestra pantalla) la palabra bizcocho y os saldrán todas la variedades de bizcochos que podéis encontrar en el blog, tanto sin lactosa, sin gluten, etc.

Para obtener una crema super sedosa las medidas o proporciones ideales para que un swiss merengue buttercream salga cremoso y perfecto, son:

1 parte de claras de huevo pasteurizadas o frescas
2 partes de azúcar
3 partes de mantequilla

Así que si hacéis más o menos cantidad podréis saber cuales son las cantidades necesarias de cada uno de los ingredientes para que siempre os salga cremoso.


Os dejo la lista de ingredientes y con la elaboración de la crema junto como hacer esta bonita decoración.

Ingredientes

150 g de claras de huevo pasteurizadas o frescas ( 4 o 5 claras)
300 g de  azúcar
450 g de mantequilla a trocitos y fría

1 bizcocho de unos 15 cm x 10 cm de alto

Mermelada de fresa ( opcional)

Colorantes: Blanco, plata, morado o negro y rojo(opcional)
Fondant blanco y negro


Preparación

Ponemos un cazo al fuego con agua y sobre el ponemos un cuenco que soporte bién el calor. Vertemos en el cuenco las claras de huevo junto con el azúcar y sin dejar de remover cocinamos hasta que alcance los 65-70ºC. Cuando al coger una pequeña cantidad de claras con los dedos no notemos los granos de azúcar , siempre que haya alcanzado dicha temperatura, estarán listas.

Vertemos la mezcla en el bol de la batidora con el accesorio globo/ varillas y montamos hasta que nos quede un merengue firme o hasta que este esté a temperatura ambiente.
Ahora cambiaremos el accesorio a pala e  iremos añadiendo poco a poco la mantequilla a velocidad media. Y los últimos segundo la subiremos a máxima velocidad.


Separamos una pequeña cantidad de crema y esta la teñiremos de color morado o negro. Cuando la tengamos coloreada la colocaremos en una manga pastelera.

El resto de la crema la teñiremos de color blanco y añadiremos un poco de colorante plata para darle un toque diferente a la crema. Colocamos en una manga pastelera.

Ahora prepararemos los ingredientes para preparar la tarta de momia.

Cortaremos el bizcocho en tres partes o en tres rodajas, en nuestra base ponemos una pequeña cantidad de crema para fijar nuestra tarta. Colocamos una de las partes o circulo de bizcocho y con la crema blanca rellenaremos la superficie, de manera opcional podéis distribuir unas cucharadas de mermelada de fresa, colocamos otro circulo de bizcocho y haremos lo mismo que antes. Por ultimo cerraremos nuestras trata con la ultima capa de bizcocho, pero esta la colocaremos boca abajo.

Intentaremos nivelar la tarta  y luego extenderemos una fina capa recoge migas. En el centro de la tarta colocaremos una capa de color morado y alisaremos con la ayuda de una espatula alisadora.
Llevamos a la nevera y mientras prepararemos la decoración de fondant.

Con el fondant blanco hacemos dos círculos de unos 3 cm, para ello amasamos el fondant, formaremos una bola y esta la extenderemos con un rodillo a unos 3mm de grosor. Con una boquilla para decorar cupcakes cortaremos dos círculos.
Haremos exactamente lo mismo con el fondant negro pero en este caso utilizaremos una boquilla o cortador más pequeño y por último haremos dos bolitas muy pequeñas de fondant para que nos haga de pupila.

Sacamos nuestra tarta de la nevera y cubriremos con la crema blanca la parte superior e inferior de la tarta, dejando la crema morada visible en el centro ya que esto hará un efecto como de que los ojos están más en un segundo plano. Colocamos los ojos y de manera opcional podemos hacer tiras de fondant blanco para colocarlas sobre la crema blanca dando un efecto de vendas.
 También para darle un toque más terrorífico podéis pintar con colorante rojo partes de la tarta.




Aquí también os dejo y comparto la ventanita para que disfruteis de la receta en formato vídeo.



Nos vemos la próxima semana con otra nueva receta.
Besos


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se publicará después de moderación.