jueves, 11 de octubre de 2018

PASTEL DE CHIPS AHOY


¡¡Muy buenos días!!Seguramente estaréis pensado......Hoy es Lunes....... porque hoy no  debería tocar receta , pero el sábado pasado preparé esta receta para el cumple de un amigo de mi hijo y como muchos me preguntasteis por la tarta de oreo que publiqué por Instagram hayá por el año pasado por estas fechas. Aunque aquellas fotos quedaron espectaculares y estas por culpa del mal tiempo quedaron de aquella manera, pero lo importante era compartiros la receta para que preparéis vuestra propia versión.

La receta no tiene mucha dificultad, solo tendréis que esperar los tiempo necesarios para no acabar  con un popurrí de texturas.

El pastel lo realicé mucho más grande de las medidas que os he compartido pero he intentado adaptarla a unas proporciones más comunes. El que veis en la foto era para unas 20-30 personas y la medida del molde era de unos 28-30 centímetros, así que os podéis imaginar lo que llegaba a pesar.

Aunque cuando llegó el momento de probarlo o cortarlo, este se desmenuzaba porque no estuvo en refrigeración hasta el último momento. Pero sí que he tenido que hacer unas pequeñas modificaciones en la receta original ya que para mi gusto el bizcocho estaba un poco seco y al relleno le faltaban más galletas.
Así que nos os preocupeis ya que todos esos puntos están modificados para que os quede perfecta. También os comparto una foto de la versión oreo (ya veis como cambia tener el tiempo a tu favor) , simplemente el bizcocho será de chocolate y las chips ahoy las sustituis por oreos.




Ingredientes (para molde de unos 17 ó 20 cm)

·Bizcocho de vainilla

200 g de harina
200 g de aceite
200 g de azúcar
4 huevos
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de pasta de vainilla
50 ml de leche
100 g pepitas de chocolate

·Crema o rellenos

250 ml de nata con el 35,1% M.G bién fría
100 g de queso mascarpone
90 g de azúcar glas
1 paquete de chips ahoy


Preparación

Ponemos a precalentar el horno a 180º.
Empezaremos preparando el bizcocho, para ello verteremos en el bol de la batidora los huevos junto con el azúcar y cuando empiecen a blanquear le añadiremos el aceite sin dejar de batir.
A continuación tamizaremos la harina junto con la levadura y la añadiremos en dos veces a la mezcla anterior intercalando la leche junto con la vainilla.
Mezclaremos hasta que todos los ingredientes estén bién integrados y por último añadiremos las pepitas de chocolate.

Preparamos y engrasamos un molde redondo de unos 17-20 cm. Vertemos la masa y horneamos unos 45-50 minutos, para comprobar que el bizcocho esta listo podeis pinchar el bizcocho con un palillo largo.
Una vez horneado dejamos reposar unos minutos y desmoldamos nuestro bizcocho en una rejilla hasta que alcance la temperatura ambiente.

Ahora prepararemos lo que será nuestro relleno.
Para ello montamos la nata junto con el queso mascarpone y cuando empiece a montar le añadimos el azúcar glas, seguimos batiendo hasta que tengamos una crema firme.
En un procesador de alimentos trituramos la galletas, pero deben quedar pequeños trozos.

Las añadimos a la crema con movimientos envolventes y dejamos enfriar un par de minutos en la nevera.


Por último solo nos queda montar nuestra tarta, para ello utilizaremos un molde desmontable de la misma medida o un aro metálico extensible de la medida del bizcocho y lo forramos con acetato para no estropear la tarta ( en caso que hagáis servir un aro metálico usar la base final en la que irá el pastel).

Cortamos el bizcocho por la mitad, recortando la parte superior más abultada para que quede plana.
Colocamos un disco de bizcocho, vertemos el relleno alisando la superficie y colocamos el otro disco de bizcocho con la parte bonita para arriba.

Llevamos a la nevera un mínimo de 6 horas o lo podemos congelar para facilitarnos el desmoldado.

Pasado ese tiempo, desmoldamos nuestro pastel y lo decoramos con chips ahoy, dulce de leche, sirope de chocolate, diferentes toppings de chocolate.

Y la conservaremos en la nevera hasta que la vayamos a consumir. En el caso que esté congelada, la dejaremos descongelar en la nevera durante un par de horas, mientras coméis o cenais para que en la hora del café esté en su punto.



Espero que os haya gustado esta receta extra. Nos vemos el lunes que viene con otra nueva receta.
Besos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se publicará después de moderación.